Seguridad

Dos mujeres terminan el curso para ser antidisturbios de la Policía Nacional

Lo empezaron cuatro agentes del cuerpo nacional, junto a 136 hombres. También asistió una voluntaria de la Policía Foral de Navarra

Policías nacionales antidisturbios, en una protesta por la entrada en prisión de Pablo Hasél (Foto: Ricardo Rubio / Europa Press).
photo_camera Policías nacionales antidisturbios, en una protesta por la entrada en prisión de Pablo Hasél (Foto: Ricardo Rubio / Europa Press).

Las Unidades de Intervención Policial (UIP), los antidisturbios de la Policía Nacional, cuentan con dos nuevas agentes mujeres. Han conseguido terminar el curso de acceso a las UIP que se ha desarrollado en el Centro de Prácticas Operativas de La Enira (en Linares, Jaén) durante cuatro semanas, y que terminó hace unos días.

Fuentes policiales consultadas por Confidencial Digital revelan algunos datos de este curso en el que los agentes se forman para convertirse en especialistas en intervenciones frente a alteraciones del orden público.

El curso que acaba de terminar tenía 180 plazas, pero sólo se cubrieron 141. De esos 141 alumnos, lograron terminarlo con éxito 89 agentes, que en su mayor parte se van a incorporar a los grupos operativos de las distintas UIP que la Policía Nacional tiene repartidas por distintos puntos de España.

Entre los 141 alumnos que empezaron el curso había cinco mujeres. Cuatro de ellas pertenecen a la Policía Nacional, y la quinta era una agente de la Policía Foral de Navarra, que había sido invitada a participar en este curso de especialización como policía antidisturbios.

De las cuatro mujeres policías nacionales, dos causaron baja durante el curso, y otras dos sí lograron completarlo y por ello podrán ingresar en las Unidades de Intervención Policial. Además, lo terminaron 87 hombres.

Policías veteranos explican a ECD que las unidades antidisturbios cuentan actualmente con un porcentaje bajo de mujeres. Son pocas las que se presentan al curso del Centro de Prácticas Operativas de La Enira, y pocas también las que lo superan y pueden acceder a las unidades especializadas en actuar frente a disturbios y altercados callejeros.

El ingreso de mujeres es por ahora a cuentagotas, en cifras similares a las de este último curso que han superado dos mujeres policías nacionales.

Medidas especiales por el coronavirus

Agentes conocedores del curso aseguran que el curso de especialización para las Unidades de Intervención Policial es exactamente igual para hombres y mujeres, sin que haya ninguna distinción por sexos ni en las pruebas de acceso ni en la dureza y dificultad del curso.

De media suelen abandonar a lo largo del curso entre el 35% y el 40% de quienes empiezan. En esta ocasión las cifras cuadran: completaron la formación el 63% de los policías que lo empezaron.

 

Este curso en la Enira ha esta marcado por las medidas contra el coronavirus. El empeño de los mandos era evitar un brote, que hubiera obligado a interrumpir el curso y confinar a los alumnos o enviarlos a casa.

Las semanas transcurrieron y el curso terminó sin un solo contagio. Una de las medidas que se adoptaron fue impartir todas las clases al aire libre: en vez de meter a los alumnos en clases, las sesiones formativas se celebraban en el patio del Centro de Prácticas Operativas, al aire libre, con los policías de pie.

Eso por lo que respecta a la formación teórica, ya que la práctica ofrecía mayores dificultades: obligaba a un contacto más estrecho entre alumnos. Se crearon unos equipos, que practicaban siempre entre ellos, de forma que sólo contactaran entre los miembros de cada “burbuja” y un posible contagiado no obligara a confinar a todos los alumnos, sino tan sólo a los de su equipo.

Almudena Grandes, medalla de oro en Bellas Artes a título póstumo

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable