Seguridad

Nueva polémica en la prueba de ortografía de la Guardia Civil: ahora, con la expresión “treinta y un”

Los opositores tenían que marcar si el término estaba bien escrito, cuando hay académicos de la RAE que indican que hay hasta cinco formas válidas

Imagen de archivo de unas oposiciones de ingreso a la Guardia Civil.
photo_camera Imagen de archivo de unas oposiciones de ingreso a la Guardia Civil.

Ni la polémica del año pasado, con impugnaciones y recursos judiciales, ni la novedad de incluir de varias preguntas de reserva ha impedido que surjan polémicas en la prueba de ortografía de la oposición de acceso a la Escala de Cabos y Guardias de la Guardia Civil.

Los opositores fueron convocados este pasado fin de semana para realizar la prueba de conocimientos, la prueba de idiomas y la prueba de ortografía. Como en años anteriores, las pruebas de dividieron en dos días, pero este año con mayor número de sedes para así reducir la concentración de personas como medida para evitar contagios de coronavirus.

Confidencial Digital ha podido saber que de nuevo este año han surgido protestas de algunos opositores, por las mismas razones que el año pasado aunque en esta ocasión parece que el movimiento es menos numeroso.

Las quejas se centran de nuevo en que había palabras que se prestaban a la confusión, y que la dificultad fue notablemente mayor en el examen del sábado 24 que en el que hicieron los opositores que fueron convocados el domingo 25.

“Treinta y un”

“Treinta y un” y “veintiuno”: uno de los puntos de conflicto en esta ocasión hacen referencia a estos términos, que aparecían en una misma frase. Estaban subrayados, marcados junto a “dige” y “trajesen”, para que los opositores señalaban si esas palabras estaban escritas correctamente o no, y en caso negativo, que la escribiesen bien.

La plantilla de respuestas de la Jefatura de Enseñanza de la Guardia Civil indicó posteriormente que en “treinta y un” la contestación correcta era que estaba bien escrito, y por lo tanto no cabía corregirla.

El problema es que algunos opositores la marcaron como que estaba mal, y la corrigieron, poniendo “treintaiún” o “treintaiuno”. Consideraban que era la forma más correcta para que tuviese concordancia con “veintiuno”, que aparecía más adelante en la misma frase.

Sin embargo, poner que estaba mal escrito “treinta y un” y escribirlo de otra forma en principio va a ser considerado un fallo por la Jefatura de Enseñanza. Aunque en algunos foros y en conversaciones entre opositores algunos se plantean reclamar para que se anule esa palabra.

Se da la circunstancia de que hay un buen número de opositores que están justo al límite de los fallos máximos que se permiten, por lo que dar o no por buenas estas respuestas podría suponer la diferencia entre el “apto” y el “no apto”.

El vídeo del día

Endesa lanza un 'megaplan' inversor de 25.000 millones a 2030.

Eso está provocando consultas, preguntas y comentarios entre opositores y personal de las academias de preparación, tanto en foros especializados por en Twitter, sobre si caso que este año ocurra como en 2019, cuando la Jefatura de Enseñanza de la Guardia Civil anuló la pregunta de “javaque” ante las quejas de cientos de opositores que empezaron a recoger firmas por la dificultad de muchas de las palabras incluidas en la prueba de ortografía.

Preguntas a la RAE

ECD ha podido saber que algunos opositores que marcaron como error “treinta y un” y la corrigieron han realizado consultas a la Real Academia Española para tratar de fundamentar sus quejas.

En algunos casos, lo han hecho a través de Twitter, ya que el perfil oficial de la RAE (@RAEinforma) mantiene el servicio #RAEconsultas, que con bastante agilidad resuelve dudas de los usuarios sobre cuestiones ortográficas, gramaticales y de otro tipo relacionadas con la lengua castellana.

Pero, además, algunos han llegado incluso a consultar con catedráticos y con académicos de la RAE para constatar si en castellano la forma “treinta y un”, en una frase donde también se utiliza “veintiuno”, es la más adecuada.

“La RAE admite hasta cinco formas de escribirlo”, es decir, no sólo “treinta y un”, como se preguntaba en el examen, sino también “treintaiún”, “treintaiuno”..., explican opositores consultados.

Incluso aseguran que algunos académicos, en consultas personales, les han indicado que no se cumple la concordancia entre “treinta y un” y “veintiuno”, por lo que sería correcto corregir la primera expresión.

Algunos de los aspirantes a ingresar en la Guardia Civil que se han visto afectados por este problema están recopilando información, jurisprudencia, textos oficiales en los que se utilizan términos similares, con previsión de impugnar esa palabra. Incluso formas de cómo se escriben números en la Constitución de 1978.

Por cierto, que algunos apuntan que no es nada habitual que entre las palabras a corregir en esta prueba se incluyan numerales.

Se prevé que este viernes 30 de octubre la Jefatura de Enseñanza de la Guardia Civil publique las notas provisionales de las pruebas de este fin de semana. Entonces se abrirá un plazo de tres días para presentar impugnaciones.

El año pasado se anuló “javaque” a iniciativa de la propia Jefatura, que admitió esa queja, pero no otras preguntas. En este caso, si se anulara “treinta y un”, se valoraría una de las cuatro palabras de reserva.

Diferencias de dificultad

También hay opositores que, como en 2019, critican diferencias notables de dificultad entre el examen del sábado 24 y el del domingo 25. Del sábado, cuando se incluyó “treinta y uno”, subrayan que había términos menos de uso menos común (“jerifaltes”) que el domingo.

Pese a ello, por el momento no se ha producido un movimiento masivo de quejas como el año pasado, por palabras como “javaque”, que se anuló, pero también “halodio”, “frange”, “brial”... términos que sorprendieron a los opositores, que provocaron las quejas y que, de hecho, motivaron que el 43% de los examinados suspendieran por la prueba de ortografía.

Además, hubo diferencias destacadas entre los suspensos de una y otra prueba: suspendieron el 57% de quienes hicieron el test de ortografía el sábado, y el 31% el domingo. Eso avaló las quejas de que hubo un examen mucho más difícil que el otro.

Problemas en el psicotécnico

Además, este año se han producido también problemas en la prueba psicotécnica. En este caso se impugnó una pregunta en el examen del sábado, porque ninguna respuesta era válida, mientras que en el del domingo se espera que se invalide una pregunta por estar repetida.

De esta forma, si se anularan ambas, los dos turnos quedarían con 79 y no 80 preguntas, así que se les podría valorar en igualdad.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable