Seguridad

El tráfico ilegal de vacunas de Covid, objetivo prioritario de la Policía española

Ha puesto en marcha la operación ‘Eslabón II’, que incluye el intercambio de información con Europol, Interpol y la Oficina Europea contra el Fraude. Analizados 16.000 sitios web

Agente de la Policía Nacional.
photo_camera Agente de la Policía Nacional.

La Policía Nacional ha puesto en marcha, desde el pasado 10 de febrero, la operación ‘Eslabón II’, que tiene entre sus objetivos prioritarios acabar con el tráfico ilegal de vacunas contra el coronavirus, una actividad delictiva que ha ido a más aprovechando el clima generado por la situación de crisis e incertidumbre.

El operativo persigue desarticular redes internacionales de comercialización ilegal de productos sanitarios que se han hecho indispensables para garantizar la salud pública, y especialmente el tráfico de vacunas y material sanitario.

En diciembre de 2020, la Interpol lanzó una alerta mundial en la que pidió “estar vigilantes ante las redes de delincuencia organizada interesada en sacar partido de las vacunas”.

El vídeo del día

Llegada de Sánchez a Dakar (Senegal)

Redes criminales a nivel mundial

Participan en la operación las policías de los países de América latina, Interpol, Europol y la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF), y el objetivo es ubicar e identificar las redes criminales, a nivel mundial, que planean el contrabando, la falsificación y el tráfico de las dosis.

En el mes de octubre se firmó el primer instrumento de colaboración para que las policías puedan compartir información de manera segura y a tiempo real.

Para ello, se ha impulsado el uso de un sistema de comunicaciones seguras, cifradas y encriptadas a través de un canal denominado ‘SIPA’, que ya evoluciona hacia el ‘SIPA II’.

La operación transnacional se articula mediante bloques regionales de seguridad, agencias gubernamentales e instituciones policiales de Europa y América.

Amenaza del tráfico de vacunas

Desde el pasado año, la OLAF y la Comunidad de Policías de América (Ameripol) luchan contra la falsificación del material sanitario con la colaboración del proyecto ‘El PAcCTO: apoyo a Ameripol’.

El proyecto de cooperación internacional, gestionado por la Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas (FIIAPP), financiado por la Unión Europea y liderado por la Policía Nacional de España y la Secretaría de Estado de Seguridad, ha colaborado en la ‘Operación Eslabón’ contra el tráfico de productos sanitarios.

En la reunión de mayo, el proyecto europeo y Ameripol detectaron la amenaza que supondría el negocio ilícito de vacunas, así como el problema que ya suponía el comercio ilegal de productos farmacéuticos y médicos.

La primera ‘Operación Eslabón’

Fuentes del proyecto han informado a Confidencial Digital de que, una vez detectada la amenaza, tuvieron que adelantarse policialmente para tejer una red de cooperación y contactos operativos entre América y Europa.

Concluyeron que sería de vital importancia el intercambio de información entre Ameripol, Europol y OLAF a tiempo real, para actuar “con premura, sigilo, pero con contundencia a la hora de golpear a estas redes”.

Por esta razón, las policías europeas y americanas lanzaron la operación ‘Eslabón I’, entre el 25 de septiembre y el 15 de octubre.

Denuncias confidenciales

ECD ha podido saber que se detectaron redes que traficaban con medicamentos falsos, equipos sanitarios y productos farmacéuticos vinculados con el coronavirus.

Esta operación es fruto de varias videoconferencias entre los representantes de las distintas organizaciones policiales de las distintas partes del globo; por España, participa la Policía Nacional.

Las videoconferencias se han mantenido, y en la última se ha propuesto desde el proyecto europeo la creación de una red preventiva donde los ciudadanos puedan denunciar de forma confidencial situaciones ilícitas o irregulares relacionadas con la Covid-19.

Dos mil sitios web

Interpol puso en marcha en marzo de 2020 la operación ‘Pangea XIII’, en la que se incautaron 34.000 mascarillas falsificadas y 4,4 millones de unidades de fármacos, por un valor de 14 millones de dólares.

Además, identificaron dos mil sitios web que ofrecían productos que afirmaban que podían curar el coronavirus y desactivaron 37 grupos delictivos organizados.

La Red de Autoridades en Medicamentos de Iberoamérica, en la que participan 22 países de la región, tiene activado el sistema ‘Falfra’. Sin embargo, no ha resultado totalmente efectivo ya que las actuaciones nacionales que se llevan a cabo no son suficientes al tratarse de un problema global que requiere de cooperación internacional.

416 test no autorizados

La agencia norteamericana ‘Homeland Security Investigations’ puso en marcha la operación ‘Stolen Promise’, que ha incautado 416 test no autorizados, medicamentos y mascarillas falsificadas, y ha analizado más de 16.000 web relacionadas con la Covid-19.

El 19 de marzo, la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude abrió una investigación sobre el comercio ilícito de productos sanitarios. Casi dos meses después, comenzó a asociarse con las autoridades aduaneras y policiales de todo el mundo para evitar que las falsificaciones ingresaran en Europa.

La OLAF identificó hasta mayo más de 340 empresas que actúan como intermediarias o comerciantes de productos falsificados o de menos calidad vinculados a la pandemia.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?