Seguridad

La oposición en la Guardia Civil del ‘javaque’ y el ‘halodio’ llega a los tribunales

Decenas de opositores han presentado recursos contencioso-administrativos ante los TSJ de Madrid y Andalucía

Imagen de archivo de unas oposiciones de ingreso a la Guardia Civil.
photo_camera Oposiciones de ingreso a la Guardia Civil.

La prueba de ortografía de las oposiciones de acceso a la Escala de Cabos y Guardias de la Guardia Civil celebrada el pasado mes de julio será analizada por los tribunales. Al menos dos tribunales superiores de justicia, los de Andalucía y la Comunidad de Madrid, han recibido recursos de opositores que se consideran perjudicados por la diferencia de dificultad en los distintos exámenes celebrados en dos días sucesivos.

Confidencial Digital ha podido saber, por un lado, que casi medio centenar de opositores se han unido en un recurso contencioso administrativo presentado recientemente ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), bajo la dirección letrada del despacho Legal Oposiciones.

Este recurso fue presentado recientemente y se espera que en breve sea admitido a trámite para que el TSJM empiece a investigar el asunto. Además, fuentes consultadas por ECD apuntan que en el mismo tribunal hay ya otros dos recursos presentados por el mismo motivo contra la prueba de ortografía de la oposición de la Guardia Civil.

A eso se añade que también en el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía se ha recibido, al menos, un recurso de una opositora que fue declarada no apta en las oposiciones a guardia civil por la prueba de ortografía.

Javaque, frange, halodio

Tal y como se contó en estas páginas a mediados de julio, miles de opositores reaccionaron indignados al ver que en la prueba de ortografía aparecían palabras en total desuso en el castellano actual: javaque, halodio, frange, brial...

Muchos de los afectados protestaron, firmaron una petición de impugnación, y la Jefatura de Enseñanza de la Guardia Civil aceptó anular una palabra: "Javaque". Pero no fue suficiente para algunos de los opositores; sobre todo, entre aquellos que se examinaron el sábado 13 de julio, ya que consideraban que las palabras a las que ellos se habían tenido que enfrentar para ver si tenían faltas de ortografía eran mucho más difíciles que las que la Guardia Civil puso en el examen del domingo 14. La prueba se dividió en dos días por el alto número de aspirantes a entrar en el cuerpo.

Una vez que la Jefatura de Enseñanza se negó a revisar el examen, repetirlo, anularlo... decenas de opositores presentaron alegaciones ante el tribunal de selección. Una vez que éste desestimó dichas alegaciones, interpusieron recursos de alzada contra la resolución del tribunal de selección que proclamó los resultados oficiales de la prueba.

La Guardia Civil niega desigualdad

Confidencial Digital ha podido saber que en torno a los meses de octubre, noviembre y diciembre comenzaron a llegar las respuestas a esos recursos de alzada. Todas fueron negativas: el general jefe de la Jefatura de Enseñanza de la Guardia Civil desestimó todos los recursos.

En una de esas resoluciones, el general aseguró que todas las palabras incluidas en las pruebas de ortografía están reconocidas en el diccionario de la Real Academia Española (RAE), y además "forman parte del acervo común", que se pueden encontrar en libros de texto, recortes de prensa, artículos de revistas, ensayos y obras de literatura en general.

Junto a ello, negó que se produjera desigualdad entre los opositores que se examinaron un día u otro, pese a admitir que si cada día se examinaron unas 11.500 personas, el domingo 14 aprobaron 7.996 y el sábado 13 fueron 5.019. Señaló que no era una desigualdad excesiva.

Es caso es que una vez que este responsable de la Dirección General de la Guardia Civil desestimó los recursos de alzada contra la resolución del tribunal de selección, decenas de opositores decidieron recurrir a los tribunales, por la vía contencioso-administrativa.

El autor de la prueba

En el recurso presentado por al menos 48 opositores ante el TSJ de Madrid, desde Legal Oposiciones explican que su argumento es la desigualdad en la dificultad de la prueba de un día comparado con el otro.

De ahí que vayan a presentar como prueba de su recurso el informe que elaboró un perito filólogo para ver si había base para denunciar que la excesiva dificultad de la prueba de ortografía se había distribuido de forma desigual entre los dos exámenes de los dos días.

La conclusión de dicho perito, en un amplio informe, confirmaba las quejas de esos opositores, al haber palabras en el examen del sábado que no tienen una frecuencia de uno ni de uno por un millón.

Los abogados de este recurso colectivo de casi 50 opositores esgrimirá este informe. Además, pedirá que comparezca el responsable de la elaboración de las pruebas de ortografía de la Guardia Civil: se trata de un oficial licenciado en Filosofía y Ciencias de la Educación, "con una amplia experiencia en pruebas de selección".

Si el TSJM admitiese ese prueba, los abogados tratarían de preguntarle por los criterios que utilizó para escoger las palabras de ambos exámenes. También es posible que fuera llamado a declarar el perito que redactó el informe antes citado.

En todo caso, si el tribunal admite a trámite el recurso, el Ministerio del Interior o la Dirección General de la Guardia Civil tendrán que remitir todo el expediente administrativo de esas oposiciones de acceso a la Escala de Cabos y Guardias.

Las previsiones son que pueda haber sentencia sobre el caso en diez o doce meses.

Terremoto de cerca de 6 grados golpea Creta

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?