Seguridad

La ‘otra’ Operación Estrecho: impedir que entren en España yihadistas llegados de Siria

CNI, Guardia Civil y Policía se desplegarán en Cádiz, Málaga y Alicante para interceptar combatientes que han comprado documentos a inmigrantes que no vuelven a Europa

Operación Paso del Estrecho
photo_cameraOperación Paso del Estrecho

Es una de las citas marcadas en el calendario de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Todos los años, millones de personas atraviesan España rumbo a África para pasar las vacaciones en sus países de origen, en lo que se denomina ‘Operación Paso del Estrecho’. La ‘OPE’, como se designa operativamente en Interior.

Se desarrolla entre el 15 de junio y el 15 de septiembre, pero las dos últimas semanas de julio y las dos primeras de agosto son las más intensas. En total, cerca de un millón de vehículos cruzan el Mediterráneo en ferry desde Algeciras, Málaga o Alicante, y en menor medida en Valencia, Almería, Motril y Tarifa.

Preocupa la fase de retorno

Este año los servicios de información han puesto su mirada en la fase de retorno de la ‘OPE’. Es decir, en el control del flujo migratorio que, al final del verano, atravesará España de vuelta a los países europeos de procedencia.

Se trata de una operación mucho menos masiva que la de venida, ya que los inmigrantes suelen retornar de forma escalonada y no se forman grandes aglomeraciones en las terminales de ferry.

Sin embargo, de unos años a esta parte, las fuerzas de seguridad se han volcado en la vigilancia de los trayectos de vuelta.

El motivo: se sospecha que yihadistas que han estado combatiendo en Siria y en otros frentes recurran a estos flujos migratorios para camuflarse y colarse de vuelta en Europa. Ya durante los últimos veranos Interior puso en marcha un importante despliegue para evitar que estos ‘retornados’ se cuelen en la Unión Europea haciéndose pasar por ciudadanos con permiso de residencia.

Compra de pasaportes y permisos de residencia

La vigilancia se centra en el análisis de la documentación que portan los migrantes. Años atrás, se ponía mucho énfasis en la detección de pasaportes y permisos de residencia falsificados o robados. Se contaba, para ello, con la ayuda de Interpol y su amplia base de datos para así evitar la entrada de documentos robados.

Con la introducción de tecnologías mucho más eficaces en el control de pasaportes, el número de incautaciones de pasaportes falsos pasó de 2.000 casos anuales a apenas 150. El refuerzo de la vigilancia hizo que muchos de quienes optaban por ‘colarse’ con estos métodos desistieran de intentarlo.

Venta de documentos legales

Sin embargo, hecha la ley, hecha la trampa. En los últimos años se ha detectado una nueva tendencia que provoca inquietud en los servicios de inteligencia antiterrorista: ciudadanos que tienen los papeles en regla que llegan de vacaciones a sus países y no quieren regresar a Europa. Es decir, aquellos que, tras pasar años fuera, han decidido reinstalarse en su país indefinidamente.

Fuentes policiales especializadas consultadas por Confidencia Digital revelan que existen una serie de mafias que se dedican a la compra de documentos legales a los inmigrantes que no tienen intención de regresar. Estos son a su vez vendidos a inmigrantes en situación ilegal para que entrar en la Unión Europea haciéndose pasar por el verdadero titular de los documentos.

El problema es que hay sospechas en la inteligencia española de que este método ha sido elegido por organizaciones terroristas para introducir en Europa a individuos reclutados o ex combatientes. Algo que también vigila de cerca la inteligencia de otros países.

Nuevo y estricto Código de Fronteras Schengen

De hecho, es una de las prácticas contra las que trata de luchar el nuevo Código de Fronteras Schengen, aprobado por la UE en 2017. Se quiere evitar que los combatientes que han estado luchando en Siria e Irak, y en otros escenarios donde se ha vivido el auge del islamismo radical, puedan regresar a Europa.

El nuevo reglamento obliga a los Estados a comprobar si el nombre aparece en listados de documentos desaparecidos, el Sistema de Información de Schengen (SIS) o en otras bases de datos relevantes (como la de Interpol).

Efectivos sobre el terreno

El Gobierno e Interior van a desplegar en los puntos más calientes de la OPE a miembros de los servicios de información de Policía Nacional y Guardia Civil, así como a agentes del Centro Nacional de Inteligencia.

Tal y como admiten fuentes próximas a la operación, ya se está diseñando el plan inmediato de actuación para los agentes que serán movilizados con la misión de evitar que se cuelen sospechosos de yihadismo camuflados entre migrantes legales.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?