Seguridad

La pareja del preso fugado de El Dueso “se irá de rositas”

Según el Código Penal, no puede ser condenada por ayuda a la evasión ni por encubrimiento. La Policía investiga si cometió delito de robo o de falsificación de pasaporte

Guillermo Fernandez Bueno.
photo_cameraGuillermo Fernandez Bueno.

Guillermo Fernández Bueno, el asesino y violador que se fugó aprovechando un permiso penitenciario de la cárcel de El Dueso, fue detenido el pasado lunes, acompañado por su pareja, en Senegal. La Policía tiene claro que su acompañante, Elena Ruiz, ha participado de forma activa en la huida, pero asume que “saldrá de rositas”.

Así lo reconocen al Confidencial Digital  mandos policiales conocedores de la investigación, que advierten de la dificultad de procesar a la novia del preso detenido: “Con el Código Penal en la mano, es difícil que se le pueda imputar cualquiera de los dos delitos de los que se la está acusando”.

En concreto, medios de comunicación y analistas apuntan que Ruiz ayudó a escapar a Fernández Bueno y, además, ocultó sus planes de huida. Por ese motivo, según sus propias tesis, podría ser procesada por un delito de ayuda a la evasión y otro por encubrimiento. No obstante, afirman desde el Cuerpo Nacional, “esas acusaciones son imposibles”.

Así, en el artículo 470 se especifica que solo será condenable de seis meses de prisión a un año, y una multa de doce a veinticuatro meses un particular que “proporcionare la evasión a un preso o detenido, bien del lugar en que esté recluido, bien durante su conducción” a la cárcel. Dos situaciones que no se produjeron en la huida de su pareja.

Sobre el delito de encubrimiento, el Código Penal establece, en su artículo 454, que “están exentos de las penas impuestas a los encubridores los que lo sean de su cónyuge o de persona a quien se hallen ligados de forma estable por análoga relación de afectividad”, una relación existente entre Fernández Bueno y su pareja, Elena Ruiz.

El pasaporte usado por el preso, clave

Así las cosas, en la Policía Nacional temen que la educadora social “se vaya de rositas” pese a haber ayudado a su pareja a huir hasta llegar a Senegal, donde ambos fueron detenidos. De hecho, no descartan que la mujer, que llevaba tiempo accediendo a la cárcel como voluntaria, se hubiese informado previamente para saber cómo salir indemne.

Pese a todo, los investigadores se han centrado ahora en conocer el origen del pasaporte empleado por Fernández Bueno durante su viaje, para determinar si se trata de una falsificación o de un documento real robado a otro ciudadano: “Una vez que sepamos eso, veremos si existe implicación de Ruiz en ello”.

De confirmarse que la mujer obtuvo ese documento, “sí se le podría juzgar, aunque fuera por un delito menor en el que, incluso, podría eludir la cárcel”.

La UDYCO actuó muy rápido

Sea como fuere, las fuentes consultadas afirman que la detención de la mujer, junto al fugado, “es totalmente legal”, al existir “indicios reales de delito”. Por tanto, destacan el papel jugado por los investigadores, por las fuerzas y cuerpos de seguridad extranjeras y, por encima de todos, el de la Unidad de Fugitivos perteneciente a la UDYCO (Unidad de Drogas y Crimen Organizado)

Compañeros de esta unidad recuerdan que los huidos “llevaban días de ventaja” y, por tanto, la investigación fue a contrarreloj. Fue determinante, apuntan, “lograr difusión internacional” y movilizar a los agentes de enlace.

Además, se realizó una labor de seguimiento tanto en Marruecos con Mauritania, con la colaboración de ambos países, y en la detención existió gran cooperación con las autoridades de Senegal. Ahora, la Policía Nacional espera que la extradición se produzca en el menor tiempo posibles.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?