Seguridad

La Policía Nacional busca 115 agentes para conducir coches de escolta y vigilancia en la Cumbre de la OTAN

Irán vestidos de paisano y se integrarán en los equipos de protección dinámica de personalidades y delegaciones

Cumbre de la OTAN en Londres.
photo_camera Cumbre de la OTAN en Londres.

El evento de mayor seguridad en España de los últimos años, la cumbre de la OTAN que se celebrará en Madrid el 29 y 30 de junio, necesita de la disposición “voluntaria” de 115 policías para la conducción de los vehículos de las Cápsulas de Seguridad.

Así lo destaca un oficio, consultado por Confidencial Digital, que ha sido recientemente remitido por la Unidad Técnica-Área de Automoción de la División Económica y Técnica de la Dirección General de la Policía.

Dicho oficio se ha enviado a la División de Personal, para que se difunda a nivel territorial entre las distintas unidades de la Policía Nacional por toda España

Las instrucciones dadas por el comisario general de Seguridad Ciudadana y a su vez coordinador del dispositivo de seguridad de la Cumbre OTAN, el comisario Juan Carlos Castro Estévez, señalan la necesidad de sumar al menos a 115 policías voluntarios para realizar tareas de “conductor operativo”.

Según el oficio los policías que se apunten como voluntarios trabajarán desde el 22 de junio al 1 de julio. Estas fechas comprenden una semana antes de la cumbre, cuando estarán llegando a España las delegaciones extranjeros y también ya se producirán manifestaciones en Madrid contra la OTAN.

Los policías que se incorporen de forma voluntaria como conductores operativos pasarán a formar parte del dispositivo como “integrantes de los equipos de protección dinámica de las distintas personalidades y delegaciones”.

Los 115 agentes voluntarios serán parte de los 270 efectivos que la Policía Nacional ha calculado que necesita “para la conducción de los vehículos de las 48 Cápsulas de Seguridad que integran el dispositivo, de los cuales 166 pertenecen al Área de Automoción”.

Esas cápsulas de seguridad se desplegarán en los lugares donde se desarrollarán la mayoría de los servicios de escolta y vigilancia policial: el eje de Castellana, la ubicación de los hoteles donde se alojan las delegaciones, el recinto ferial de Ifema (donde se celebran las sesiones de la cumbre), el Aeropuerto Madrid-Barajas Adolfo Suárez y en la Base Aérea de Torrejón.

El oficio fija los requisitos que deben cumplir los policías interesados: deberán “conocer la ciudad de Madrid”, tendrán que mostrar experiencia en la conducción de vehículos policiales y poseer vestimenta adecuada, acorde a las reglas de protocolo y formalidad que exige el servicio que se va a realizar.

 

Los elegidos pasarán a forma parte del despliegue especial en comisión de servicio, con indemnizaciones por razón de servicio de alojamiento y manutención, entre el 22 de junio y el 1 de julio.

Un despliegue policial no visto desde hace décadas

El dispositivo de seguridad que rodea la cumbre de la Alianza Atlántica contará con más de 25.000 efectivos entre personal de Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Municipal de Madrid y militares para velar por el normal transcurso de la cita internacional.

Se prevé la presencia de más de 30 jefes de Estado y de Gobierno que forman parte de la OTAN más la representación de seis países de la Unión Europea y ocho de otros estados.

El FBI registra la mansión de Donald Trump de Mar-a-Lago

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable