Seguridad

La Policía retira de Cataluña los refuerzos de antidisturbios que mantenía desde hace años

Anulados los envíos de efectivos desde otros puntos de España que estaban programados quincenalmente hasta diciembre

La Jefatura de las Unidades de Intervención Policial ha comunicado a todas las UIP, las unidades antidisturbios de la Policía Nacional, la anulación de todos los relevos que estaban previstos en los próximos meses para reforzar la presencia policial en Cataluña.

Así lo ha podido confirmar ECD por distintas fuentes policiales. A las distintas Unidades de Intervención Policial ha llegado esa instrucción desde Madrid, para cancelar las comisiones de servicio que ya se habían programado hasta final de año. La orden tiene efectos para todo 2022.

Desde hace bastantes años se había fijado un refuerzo de grupos operativos de distintos puntos del resto de España, que en períodos de 15 días permanecían en Cataluña.

Tensión callejera

El objetivo era reforzar la presencia de la Policía Nacional en esta comunidad autónoma, principalmente con dos objetivos. Uno era de carácter antiterrorista: los antidisturbios realizaban vigilancias en los pasos fronterizos con Francia, para controlar posibles movimientos transfronterizos de yihadistas.

El segundo motivo era la tensión callejera que el proceso independentista trajo consigo. Si bien en situaciones excepcionales se aumentaba el despliegue, hasta organizar dispositivos de miles de agentes (como en otoño de 2017, en torno al 1-O, y en otoño de 2019 por la sentencia del Tribunal Supremo), de forma permanente había un refuerzo de fuera de Cataluña del que no se prescindía del todo.

De tres grupos a uno solo

De forma permanente se estableció un sistema de relevos por el que se mantenían en Cataluña tres grupos operativos de otras UIP del resto de España.

Esos tres grupos se redujeron posteriormente a dos: uno se desplazaba a La Junquera (Gerona), punto fronterizo con Francia, para labores de vigilancia antiterrorista, y otro se quedaba en las cercanías de Barcelona, y sus agentes se integraban en los dispositivos ordinarios.

Eso incluye, por ejemplo, la protección de la Delegación del Gobierno en Cataluña, en la barcelonesa calle de Mallorca, y de la Jefatura Superior de Policía de Cataluña, en Vía Layetana. Son dos puntos donde con cierta frecuencia acuden a manifestarse grupos independentistas, en ocasiones con lanzamientos de objetos, pintura y otras muestras de violencia.

También se refuerza la vigilancia del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE), en la Zona Franca de Barcelona.

En los últimos tiempos sólo se enviaba no tres ni dos, sino sólo un grupo operativo, que permanecía 15 días en Cataluña y se volvía a su base.

Refuerzos en distintos puntos de España

Las UIP tienen bases en Madrid (donde está la jefatura, la Iª UIP y la Unidad Central de Intervención, UCI), Barcelona (IIª), Valencia (IIIª), Sevilla (IVª), Granada y Málaga (Vª), Bilbao y Pamplona (VIª), Valladolid (VIIª), La Coruña y Vigo (VIIIª), Oviedo (IXª), Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife (Xª) y Zaragoza (XIª).

Desde las UIP con base en la Península se organizan de forma casi permanente traslados para reforzar la presencia en distintos lugares. Se mandan agentes a Madrid, que por ser la capital consume un buen número de efectivos, por la situación de nivel 4 de alerta antiterrorista; a Ceuta y Melilla, por la presión migratoria; a Cataluña, por la frontera con Francia y la agitación callejera; y a otros eventos, manifestaciones, altercados que requieran la intervención de los antidisturbios de la Policía Nacional en distintos lugares de España: huelga del metal en Cádiz, erupción del volcán de La Palma...

 

En Barcelona tiene su base la IIª UIP, formada por dos grupos operativos. En teoría un grupo operativo de las Unidades de Intervención Policial está formado por 50 agentes, por lo que dos grupos serían un centenar de efectivos. Sin embargo, casi todos los grupos tienen algunas plazas vacantes, por lo que suelen contar con entre 40 y 45 agentes.

Como se ha indicado, desde hace muchos años, primero para vigilar la frontera y después para tener un retén mayor ante posibles manifestaciones y altercados frutos del procés, la IIª UIP de Barcelona ha sido reforzada de forma permanente con grupos operativos.

Vigilancia de edificios del Estado

El mantenimiento del orden público en Cataluña es competencia de los Mossos d’Esquadra, que tienen sus unidades especializadas: la Brigada Móvil (Brimo) y las Áreas Regionales de Recursos Operativos (ARRO).

Eso no impide que la Policía Nacional, en primer lugar, despliegue antidisturbios para proteger edificios de instituciones del Estado, como la Delegación del Gobierno, en Barcelona, las subdelegaciones en Gerona, Lérida y Tarragona, las sedes del Banco de España y la Agencia Tributaria en Barcelona, entre otras.

También se mantienen antidisturbios de la Policía Nacional, así como de la Guardia Civil, por si son necesarios para reforzar a los Mossos, algo que ha ocurrido en ocasiones, como fue el caso del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017, y en las protestas violentas de octubre de 2019 y en los meses sucesivos, por las elecciones generales y por el Barça-Madrid amenazado por ‘Tsunami Democrátic’.

Aunque bajara la efervescencia de las movilizaciones independentistas, los relevos de dos grupos operativos de otros puntos de España se han mantenido siempre.

Orden “de arriba”

Ahora, sin embargo, la orden que ha traslado la Jefatura de las Unidades de Intervención Policial es anular todas las comisiones de servicio de policías de las UIP del resto de España que tenían ya previsto trasladarse a Cataluña en relevos de 15 días, para reforzar a los policías nacionales de esta comunidad.

Las fuentes consultadas apuntan que la decisión no la ha tomado la Jefatura de las Unidades de Intervención Policial, cuyo jefe es el comisario principal Francisco López Gordo, sino que es una orden de más arriba.

Por encima de la jefatura de las UIP ya se encuentran la Dirección Adjunta Operativa (DAO), que manda el comisario principal José Ángel Jiménez González, y la Dirección General de la Policía, con Francisco Pardo Piqueras al frente.

Frontera con Francia

¿A qué obedece este cambio en el despliegue policial en Cataluña? Como ya se ha dicho, el refuerzo se había ido reduciendo de tres grupos operativos, a dos, y más recientemente a uno. Algunas fuentes aventuran que quizás la Comisaría General de Información, encargada de vigilar grupos radicales y violentos del independentismo, ha detectado que la amenaza de altercados en Cataluña ya no es tan intensa, por lo que los dos grupos operativos de la IIª UIP de Barcelona son suficientes para asumir los servicios que se requieren en la comunidad autónoma.

Además, dichas fuentes explican que también se ha ido desmontando el despliegue de UIP que se mantenía desde hacía años en la frontera con Francia. De un grupo operativo en La Junquera se pasó a dejar sólo un subgrupo, y finalmente ya hace tiempo que no hay un dispositivo especial de antidisturbios en la frontera.

Eso no impide que sí haya agentes de otras unidades que siguen actuando en las vías que comunican España y Francia por Cataluña, tanto por carretera como por tren: efectivos de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras, así como también de la Comisaría General de Información, por la amenaza yihadista.

Dentro de la Policía se desliza que el coste de pagar las dietas a 40 policías enviados en comisión de servicio por 15 días a Barcelona, constantemente, también puede haber pesado en la decisión de acabar con el refuerzo permanente en Cataluña.

Huelga de camioneros

Actualmente hay otros servicios que están obligando a las Unidades de Intervención Policial a desplazar grupos por distintos puntos de España.

Es el caso de la huelga en el sector del transporte por carretera. Las manifestaciones, marchas lentas y piquetes de camioneros provocan que las Fuerzas de Seguridad desplieguen efectivos: en muchos casos son cuerpos de policía local, para regular el tráfico, así como la Guardia Civil en zonas de su demarcación y en carreteras.

Pero también la Policía Nacional está teniendo que actuar. En algunos puntos y en determinados momentos se requieren agentes especializados en orden público, y en aquellos lugares donde no hay bases de las UIP ni tampoco una Unidad de Prevención y Reacción (un escalón por debajo de los antidisturbios, pero también utilizados en concentraciones de masas y altercados), se está reforzando con grupos operativos de otros puntos de España.

Refuerzos puntuales en Cataluña

Las fuentes consultadas por ECD explican que el fin de los relevos permanentes en Cataluña no significa que no se vaya a reforzar de forma puntual la presencia en esta comunidad autónoma.

Es decir, en momentos especialmente señalados -un ejemplo sería la Diada del 11 de septiembre-, o si comienza una escalada de movilizaciones en las calles por algún motivo, se pueden mandar con cierta agilidad y rapidez refuerzos, sobre todo desde Zaragoza y Valencia, las otras bases de las UIP más cercanas a Cataluña. Así se ha hecho en momentos puntuales, como algunos incidentes en el Parlament y el Palau de la Generalitat, y la inhabilitación de Quim Torra.

Sobre la desmovilización del sector más radical del independentismo, cabe recordar lo sucedido hace unos meses. En verano de 2021 algunos grupos secesionistas amenazaron con “tomar las calles”, como ocurrió a partir del 14 de octubre de 2019, pero en esa ocasión en una serie de movilizaciones entre la Diada del 11 de septiembre y el 1 de octubre, aniversario del referéndum independentista de 2017.

A pocos días del 11 de septiembre, se rebajó la alerta, pero se esperaban concentraciones y disturbios en torno a la fecha mítica del 1-O. Sin embargo, finalmente tampoco por el 1 de octubre se produjeron altercados, y de hecho la Policía Nacional no llegó a planificar un dispositivo especial, más allá de tener un retén por si sucedía algo inesperado que pudiera desbordar a los Mossos d’Esquadra.

Marruecos 0-0 (3-0) España
                Copa Mundial de la FIFA Catar 2022                

Busquets dió la charla y la cara Luis Enrique fue de puro bajón
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes