Seguridad

Policías y guardias civiles, defraudados: no cobrarán la equiparación salarial hasta el otoño

El Gobierno no lo aprobará por decreto ley, esperará a que haya presupuestos, y el tercer tramo de subida se abonará después del verano

Guardia Civil y Mossos d'Esquadra.
photo_cameraGuardia Civil y Mossos d'Esquadra.

El bloqueo en la investidura del presidente del Gobierno va a retrasar la aplicación del tercer y último tramo de la equiparación salarial que el Ministerio del Interior firmó para igualar los sueldos de los policías nacionales y los guardias civiles con los policías autonómicos, principalmente con los mossos d’Esquadra.

Así lo cuentan a Confidencial Digital distintas asociaciones de guardias civiles, que en las reuniones del último tramo del año 2019 han preguntado insistentemente cómo se aprobaría el tercer tramo de la equiparación para 2020.

Las respuestas recibidas no han sido muy concretas, y en algún caso el director general de la Guardia Civil ha contestado que en enero se reunirá la Comisión Técnica del Acuerdo por la Equiparación Salarial.

En cualquier caso, todos coinciden en que los guardias civiles y los policías nacionales van a empezar el año 2020 percibiendo en la nómina de enero la cantidad, no del tercer tramo, que es el que correspondería, sino tan sólo el segundo, el que han cobrado en 2019.

Retrasos de otros años

“Ahora mismo no hay fecha para nada, todo es incertidumbre”, señalan fuentes de la Asociación Pro Guardia Civil (Aprogc), que destacan que a los policías y guardias civiles les está perjudicando la inestabilidad política de los últimos años, porque no es la primera vez que esto les ocurre.

Mientras que, antes, lo normal era que el Gobierno de España consiguiera aprobar en las Cortes los Presupuestos Generales del Estado antes de que empezara el año, es decir, en diciembre del anterior, en los últimos tiempos eso ya no ocurre.

El primer tramo de la equiparación lo percibieron los guardias civiles y policías nacionales a finales de octubre de 2018. Les llegó una nómina con todos los aumentos que habrían correspondido al incremento contemplado en ese primer tramo desde enero de 2018.

Se hizo así, con carácter retroactivo, porque hasta mayo de 2018 el Gobierno de Mariano Rajoy no consiguió que las Cortes aprobaran los Presupuestos de ese año. En ellos presupuestos se incluyeron las primeras cantidades de la equiparación salarial.

El final de 2018 llegó sin que el Ejecutivo de Pedro Sánchez, que sustituyó a Rajoy mediante la moción de censura, aprobara unos nuevos presupuestos. Se prorrogaron los de 2018 para 2019, hasta finales de marzo de 2019 cuando el Consejo de Ministros no aprobó por decreto el segundo tramo de la equiparación salarial, que los agentes percibieron justo antes de las elecciones del 28 de abril.

De nuevo, se les pagó con efecto retroactivo a 1 de enero de 2019.

No habrá decreto: se esperará a los presupuestos

Para 2020, Interior tendrá que hacer lo mismo. Fuentes de Aprogc indican que la Dirección General de la Guardia Civil les ha explicado que en esta ocasión no se prevé aprobarlo por decreto, como se hizo en 2019.

Lo mismo apuntan desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC). Explican que en reuniones recientes se les ha indicado que la intención del Ejecutivo socialista es aprobar el tercer tramo de la equiparación salarial en los Presupuestos Generales del Estado de 2020, que se elaborarían, tramitarían y aprobarían después de que se formara un nuevo Gobierno.

La expectativa que les han ido trasladando los mandos políticos de Interior en las últimas semanas es que la investidura se celebraría a principios de 2020, por lo que no sería necesario recurrir al decreto.

Sin embargo, aún en ese escenario el proceso se extendería, ya que el debate y tramitación de los Presupuestos es complejo y dura meses.

Octubre o noviembre

Desde la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) apuntan que los miembros del cuerpo no esperan recibir el dinero del tercer tramo de la equiparación hasta el otoño, en los meses de octubre o noviembre.

Lo calculan por lo que puede tardarse en formar Gobierno, el tiempo que pasará hasta que presente el proyecto de Presupuestos, y por los meses de tramitación.

Una vez que se aprueben, si se contempla en ellos el tercer tramo, el Ministerio de Hacienda tiene que aplicar ciertas modificaciones en las nóminas de los policías nacionales y guardias civiles, lo que también lleva tiempo.

De ahí que no vean factible cobrar hasta después del verano, por lo menos. En todo caso, cuando entre en vigor ese tercer tramo, Interior les abonará acumulado el aumento que tendrían que haber recibido desde el 1 de enero de 2020.

Negociación interna

También se tiene en cuenta que el reparto del dinero del tercer tramo -son algo más de 200 millones de euros, del total de 807 que se destinó para tres años- de la equiparación supone un complejo proceso interno de negociación.

En anteriores ocasiones, se fue informando a los sindicatos y asociaciones profesionales de ambos cuerpos en reuniones de órganos como la Comisión de Seguimiento del Acuerdo de Equiparación Salarial, de la Secretaría de Estado de Seguridad, y las comisiones técnicas de cada dirección general, de la Policía y de la Guardia Civil.

Aunque, como se ha indicado, el director general de la Guardia Civil Félix Azón apuntó que en su caso dicha comisión se reuniría este mes de enero, algunas asociaciones lo condicionan todo a que se forme Gobierno.

En ello coinciden las asociaciones antes citadas: aunque el actual Gobierno del PSOE y el equipo de Fernando Grande-Marlaska les han reiterado su compromiso para culminar la equiparación en 2020, prevén que no se darán pasos concretos hasta que se confirmen los cambios (o la ausencia de cambios) en el Ministerio del Interior, en la Secretaría de Estado de Seguridad y en las direcciones generales, para que tomen las decisiones quienes esté claro que van a continuar trabajando en esos puestos los próximos años.

Los guardias civiles y el 1,7% que se fue a la Policía

Por el momento, a los representantes de los agentes no han llegado -como sí ha ocurrido en otras ocasiones- datos del primer reparto de la cantidad global, esos más de 200 millones de euros, entre la Policía Nacional y la Guardia Civil.

El acuerdo firmado establecía un reparto proporcional del 51% para la Guardia Civil, por tener una plantilla más numerosa, y del 49% para la Policía Nacional. Pero en marzo de 2019 la Policía consiguió ‘arañar’ un 1,7% de más, lo que soliviantó a los guardias civiles.

Por eso, asociaciones de guardias civiles como Aprogc están decididas a presentar batalla para que en el tercer tramo de la equiparación se vuelva al reparto acordado en su día, y les "devuelvan" ese 1,7%.

Los complementos

Por otro lado, el tercer tramo parece especialmente complejo de concretar. Estaba previsto que en esta última fase se equipararan, no sólo los sueldos base, sino también el Complemento Específico Singular (CES) que perciben los guardias civiles con un complemento de los Mossos que es homologable.

El problema es, según explican desde la Asociación Española de Guardias Civiles, que la Guardia Civil tiene hasta 22 especialidades con distintos CES, mientras que en Mossos sólo hay cuatro. Por eso, se tiene que llevar a cabo un trabajo de cálculo para equiparar los complementos.

Más allá de ello, algunas asociaciones de guardias civiles firmantes del acuerdo con Interior -acuerdo que provocó el rechazo de Jusapol, por considerarlo insuficiente- critican los incumplimientos del acuerdo que se están consolidando: “Se acordó que, si no bastaban los 807 millones, se aumentarían, pero, pese al informe de la consultora E&Y, no se ha aumentado la cantidad total; se acordó que se aprobaría una Ley de Equiparación Salarial entre cuerpos policiales para evitar diferencias en el futuro, y no se ha hecho; y los guardias civiles nos tememos que con el tercer tramo no van a llegar a cobrar ni siquiera como los policías nacionales”.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes