Seguridad

Interior advierte del riesgo de las calles desprotegidas

Los 20.000 policías locales ‘jubilables’ avisan al Gobierno: nos retiramos en marzo

Ultimátum por carta al ministro Montoro: exigen una aplicación inmediata y con un decreto ley este mismo mes de enero

Los 20.000 policías locales ‘jubilables’ todavía no conocen cuándo podrán acogerse a la retirada anticipada que el Gobierno lleva anunciando desde hace dos años. Había prometido que los agentes que cumplieran los requisitos podrían dejar sus puestos en julio pasado. Acaban de advertir al Ejecutivo de que no van a ceder más allá de marzo.


El calendario trazado por el Ejecutivo preveía que el decreto ley estuviera aprobado el pasado julio. Sin embargo, según contó entonces ECD, el texto ni siquiera había salido en aquel momento del Ministerio de Empleo.

El proceso legislativo exige el dictamen favorable del Consejo de Estado, el máximo órgano consultivo del Ejecutivo, antes de ser aprobado por el Consejo de Ministros.

Dos meses sin respuesta de Hacienda

Los representantes de los agentes conocen que la Secretaría General Técnica de la Secretaría de Estado de Seguridad Social concluyó, en la segunda quincena del pasado mes de octubre, el informe para continuar con la aprobación del real decreto que establece el coeficiente reductor de la edad de jubilación en favor de los policías locales.

En aquel momento, Empleo solicitó al Ministerio de Hacienda la pertinente autorización como paso previo para la remisión del expediente al Consejo de Estado que debe elaborar el informe preceptivo antes de su aprobación definitiva por el Consejo de Ministros. Pero los agentes no han sido informados de más detalles.

Según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes de sindicatos policiales de toda España, tras dos meses de espera los efectivos de la mayoría de grandes ciudades del país que se encuentran al borde de la jubilación se han organizado y acaban de remitir una carta al ministro Cristóbal Montoro.

La estrategia pretende evitar que el Gobierno imponga, en el último momento, el plan de retirada gradual en tres años que ellos llevan tiempo rechazando.

Ultimátum por carta al ministro Montoro

Por ello, según las fuentes consultadas, los sindicatos policiales han solicitado por carta al ministro de Hacienda que les confirme que el real decreto se aprobará en el mes de enero, de forma que ya en marzo se puedan acoger a la medida, de forma voluntaria, todos los agentes que lo deseen y cumplan los requisitos legales exigidos.

Consideran que Montoro es quien puede lograr el procedimiento se desatasque, avance en su penúltimo trámite y pueda culminar con su definitiva aprobación. El mensaje que le han trasladado es claro: aplicación inmediata, de una sola vez, y en una fecha límite, el próximo mes de marzo. No están dispuestos a ceder de nuevo.

Hay que tener en cuenta que la norma no entrará en vigor hasta el primer día del mes siguiente de ser aprobada por el Consejo de Ministros.

20.000 policías están pendientes del decreto

Se calcula que alrededor de 20.000 policías locales se encuentran en ese situación, aproximadamente el 10% de la plantilla de toda España.

Ahora, un policía local puede retirarse a los 60 años con tal de que haya cotizado durante 35. El decreto contemplará que puedan beneficiarse de un coeficiente de bonificación de 0,20 puntos al llegar esa edad y retirarse cobrando la pensión completa.

Es una fórmula similar a la que desde 2010 ya se aplica a los 8.000 agentes de la Ertzaintza.

Riesgo de que las calles queden desprotegidas

Según las fuentes consultadas, el Gobierno ha trasladado también un mensaje de prudencia a los agentes a la hora de solicitar estas jubilaciones de forma inmediata y masiva.

Les ha transmitido que existe el riesgo de que las plantillas se vean excesivamente mermadas a partir del próximo verano, en caso de que no se llegue a tiempo para que ese personal pueda ser reemplazado en número suficiente.

Los policías municipales coinciden con el Ejecutivo en que, con la jubilación inminente de un gran número de efectivos o, en otros casos, su paso a una segunda actividad ajena al servicio y vigilancia de las calles, algunas capitales de provincia quedarán sin apenas plantilla.

En un momento en el que el país se encuentra en nivel 4 de alerta terrorista por la amenaza yihadista, la Policía Municipal de Madrid por ejemplo perderá de golpe 1.500 integrantes.

En la capital de España, el 40% del cuerpo de la Policía Municipal no será operativo en cinco años si no se produce esa renovación. Esto pondría en graves dificultades poder llevar a cabo tanto los servicios ordinarios, como los extraordinarios, derivados  de la amenaza yihadista.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo