Seguridad

Sin experiencia profesional

800 policías nacionales recién salidos de la academia marcharán a Cataluña

Es un destino forzoso. Cubrirán las vacantes pendientes y sustituirán a agentes veteranos que están deseando irse

Agentes de la Policía Nacional.
photo_cameraAgentes de la Policía Nacional.

Los recortes presupuestarios han reducido en los últimos años la tasa de reposición de los funcionarios, lo que ha afectado también a las plantillas de la Policía Nacional. Este cuerpo sufre un déficit importantes de agentes, que en el caso de Cataluña se va a tratar de paliar dentro de unos meses.

Tal y como se contó en estas páginas hace unos días, una parte importante de los policías nacionales de Cataluña ven con recelo la idea de la equiparación salarial, porque ellos reclaman cobrar en esta comunidad autónoma un complemento de territorialidad mayor, para así compensar el coste de la vida y la presión social, pero también para conseguir retener a los agentes.

Y es que policías veteranos lamentan la excesiva rotación que sufre la plantilla del Cuerpo Nacional en esa comunidad autónoma: llegan agentes que a los pocos años piden el traslado a otras partes de España, por lo que no se llegan a asentar en Cataluña.

Excesivos traslados

Es habitual que muchos policías nacionales destinado en Cataluña participen en concursos de traslado para marcharse. Este fenómeno, y el hecho de que los concursos para completar plazas en Cataluña no se suelen llenarse, provoca un notable déficit de personal: el catálogo de puestos de trabajo fija unos 3.800 policías nacionales, pero en realidad falta un millar para llegar a esa cifra.

El Confidencial Digital ha podido saber que este año está previsto que lleguen a las distintas unidades con base en Cataluña alrededor de 800 nuevos policías nacionales. Se trata de efectivos recién salidos de la Escuela Nacional de Policía, la academia situada en Ávila en la que se forman los alumnos para convertirse en miembros de la Policía Nacional.

Nada más salir de la academia, los nuevos policías, aún sin experiencia, son destinados allí donde la Dirección General considera que son necesarios. No pueden elegir plaza, y hasta que pasan dos años no tienen posibilidad de optar a concursos de traslados. También es la Dirección General la que directamente los asigna a las unidades con vacantes, algo que antes correspondía a cada Jefatura Provincial.

Las fuentes consultadas por ECD explican que, aunque ya está previsto el envío de esos 800 policías, realmente no llegarán hasta el verano. El número es importante, y bastaría para cubrir prácticamente el déficit de mil agentes de Policía Nacional en Cataluña. El problema es que, justo antes, se celebrará un concurso de méritos, y un número elevado de policías veteranos que están ahora en Cataluña se marcharán a otras comunidades autónomas.

Las unidades más afectadas por el déficit de agentes

Policías nacionales en Cataluña señalan que la situación de falta de personal afecta sobre todo a algunas unidades: por ejemplo, “en la Unidad de Seguridad Privada [encargada de registrar y monitorizar a las empresas de vigilantes privados] debería haber cincuenta agentes, y como sólo hay seis, parte del trabajo lo terminan haciendo los Mossos d’Esquadra sin tener esa competencia”.

También hay déficit en la plantilla del aeropuerto de El Prat -se encargan de la vigilancia interior y del control de pasaportes y documentación de los viajeros-, en las unidades de Policía Judicial, y en unidades tan sensibles como las Brigadas Provinciales de Información.

Diezmadas las Brigadas de Información

Las Brigadas de Información, destinadas a la lucha antiterrorista pero también a controlar los planes ilegales para la secesión de Cataluña, se encuentran “diezmadas”, aseguran fuentes internas: “Tienen un 40% a 50% menos de los agentes que deberían, y encima algunos de ellos están destinados a vigilar el Centro de Internamiento de Extranjeros de Barcelona porque faltan efectivos de otras unidades”.

De hecho, en momentos de mayor tensión fueron enviados a Cataluña agentes de Información de refuerzo, para trabajar sobre el terreno en la operación para tratar de desmontar el referéndum ilegal del 1 de octubre y otras actuaciones para la independencia. Pero aún así, faltaban efectivos, y ahora algunos policías se lamentan de estas carencias: “Por algo pasó que se nos colaran las urnas del 1-O”, concluyen.


Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo