Seguridad

Se arrestó a su compañero de piso

Así se produjo el anuncio de la falsa detención del hijo de ‘Josu Ternera’

'Josu Ternera' y su hijo Egoitz.
photo_camera'Josu Ternera' y su hijo Egoitz.

Se llama Egoitz Urritikoetxea, es el hijo de ‘Josu Ternera’ y en su haber destaca haber escapado ya de varias operaciones policiales. Es uno de los miembros de ETA en la clandestinidad más ‘escurridizos’. El sábado, el Ministerio del Interior anunció su detención, pero luego resultó no ser él. Así se produjo el falso arresto.

El Confidencial Digital ha podido conocer cómo se produjo la detención y qué falló a la hora de identificar al sospechoso. Esta fue la sucesión de hechos:

Las Policías francesa y española tenían cercada la vivienda donde vivía Urrutikoetxea junto a su compañero de piso en la localidad de Berrogains Laruns. Los agentes que custodiaban el objetivo confirmaron a sus superiores que ‘Ternera hijo’, de 38 años, había sido avistado por allí.

En una vigilancia del sábado por la mañana, los policías vieron salir a un hombre de la casa y le detuvieron de inmediato. En un primer momento, no tuvieron ninguna duda: era Egoitz Urritikoetxea.

La cadena de mando tanto francesa como española confirmó que, efectivamente, se trataba de él una vez visto su aspecto físico. Se trataba de una ‘presa’ muy buscada, ya que se encuentra encuadrado, junto a su padre, en el ‘aparato político’. Sobre él pesa, además, una orden de detención de la justicia gala. Hubo, incluso, un ambiente de gran satisfacción en la Policía Nacional y en el propio ministerio por la operación llevaba a cabo.

El detenido, además, reconoció ser ‘Ternera hijo’, por lo que prácticamente no había ninguna duda de que el detenido era él.

El arrestado fue trasladado a las dependencias policiales francesas, un lugar donde los agentes españoles no pueden pasar. Es ahí donde se procedió a identificarle dactilar y genéticamente.

Incluso una vez en comisaría, la policía francesa volvió a confirmar a sus colegas españoles que el detenido era Egoitz Urritikoetxea. Esta segunda ratificación llegó hasta el comisario general de Información y a toda la cadena de mando del Cuerpo Nacional de Policía.

Es entonces cuando en el Ministerio del Interior, en vista de que se ha trasladado esa información al más alto nivel, elabora una nota de prensa y la difunde a los medios de comunicación.

Las fuentes consultadas por ECD explican que el error de la Policía española fue fiarse de la palabra de los mandos franceses y no esperar a que procedieran al análisis de las huellas. Creyeron que lo habían hecho ya que fueron los mandos franceses quienes ratificaron la identidad de Urritikoetxea.

Pero se trataba de un error. El detenido no era Egoitz Urritikoetxea, sino su compañero de piso, tal y como quedó demostrado por sus huellas dactilares. El arrestado tuvo que ser puesto en libertad.

Oficialmente, las Policías española y francesa continúan buscando en suelo galo al hijo de Josu Ternera.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?