Seguridad

“Si quiere volver, lo sabremos al minuto”

Los secretos de la vigilancia policial a Puigdemont en Bruselas

La Comisaría General de Información cuenta con un oficial de enlace en la capital belga. Dirige al equipo de agentes que siguen los movimientos del ex president

Carles Puigdemont durante la rueda de prensa en Bruselas
photo_cameraCarles Puigdemont durante la rueda de prensa en Bruselas

Carles Puigdemont parece haberse rendido ante la “estrategia de Moncloa”, tal y como él mismo confesó por mensaje a Toni Comín. El ex president, no obstante, amagó hasta el martes con un regreso a Cataluña para someterse al debate de investidura en el Parlament. En la Policía Nacional, no obstante, y a pesar del fuerte despliegue en los alrededores de la Cámara, sabían que no iba a volver.

 Según explican a El Confidencial Digital mandos policiales próximos a la Comisaría General de Información, la vigilancia a Puigdemont en Bruselas, realizada por miembros del Cuerpo Nacional, se intensificó desde el fin de semana pasado, ante la posibilidad de que el ex president decidiera intentar su regreso a España de forma oculta.

El seguimiento, añaden estas fuentes, fue de “24 horas”. Por tanto, a primera hora del martes, día en el que estaba previsto el pleno de investidura, la conclusión era clara: “Antes de que Roger Torrent suspendiera el debate, nosotros ya sabíamos que no se iba a producir porque Puigdemont no se había movido de Bruselas”.

Un hombre clave para la Policía en Bruselas

Esta labor de vigilancia tiene como máximo responsable a un policía, de la máxima confianza de la Dirección General, que trabaja sobre el terreno, en la capital belga, controlando todos los pasos que da Carles Puigdemont.

Su puesto, explican desde el Cuerpo Nacional, es el de “oficial de enlace en Bélgica”, y sus funciones son claras. Dirige a los agentes que informan de cualquier “movimiento sospechoso” del ex president, pero también identifican a las personas con las que se reúne, los coches que utiliza... y establecen patrones de comportamiento y horarios.

Con toda esa información, recogida en las últimas semanas, en la cúpula de la Policía Nacional tienen claro que Puigdemont no se planteó volver a España en ningún momento: “No cambió en nada su día a día en Bruselas. No planificó viajes, ni rutas de entrada, ni se reunió con nadie sospechoso”, concluyen.

El dispositivo “era necesario”

El oficial encargado de seguir los pasos de Puigdemont reportó directamente a la Comisaría General de Información, que a su vez informó a la Dirección General. Y, pese a los datos venidos desde Bruselas, se decidió organizar un gran dispositivo en fronteras, puertos, aeropuertos, y en las inmediaciones del Parlament.

Ese espectacular despliegue se realizó en los días previos al pleno de investidura y, según las fuentes consultadas, era “absolutamente necesario”, a pesar de que si Puigdemont hubiera intentado salir de Bruselas “lo sabríamos al minuto” y sería detenido al “poner un pie en España”.

Las fuentes consultadas explican, en este sentido, que el ex president “tenía la opción de coger un avión en la misma mañana del martes” y, por tanto, había que “extremar las precauciones”, a pesar de que lo lógico es que, de haber actuado así, hubiese sido interceptado en el aeropuerto, donde hay agentes desplegados.

Además, recuerdan, Puigdemont ya cambió de coche, en mitad de un túnel, en su viaje a Bruselas pasando por Francia, por lo que no se descartaba que el ex president buscara una maniobra de este tipo. En ese sentido, concluyen, el despliegue también como objetivo provocar un “efecto disuasorio” en el todavía hoy candidato a la investidura.

Trabajo “en paralelo” al del CNI

El trabajo que realiza en Bruselas el oficial de enlace de la Policía en la capital belga es “paralelo” e “independiente” al que está realizando el CNI también sobre el terreno.

Tal y como se informó en estas páginas, el Centro tiene movilizados en Bruselas a agentes de información, que también siguen todos los pasos que da Puigdemont. De hecho, alertaron de los planes del equipo de seguridad del ex president para intentar regresar a España utilizando un doble. Una propuesta que finalmente fue descartada por el líder de JxCAT.

El oficial enviado por la Policía Nacional, explican las fuentes consultadas, “no compite” con el CNI, pero tanto él como los agentes que dirige actúan de forma totalmente autónoma: “No pueden depender del Centro porque eso implicaría una mayor burocracia y, por tanto, más lentitud a la hora de transmitir los diferentes avisos a España”.

Por tanto, añaden desde el Cuerpo Nacional, si el enlace de la Policía tiene constancia de cualquier plan de Puigdemont para regresar a Cataluña, “la comunicación con nosotros será instantánea”, aunque después se avise al resto de fuerzas del Estado.


Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo