Seguridad

“Todos los imanes en España tienen el teléfono pinchado por el CNI”

Los servicios de información confirman que los responsables de las mezquitas se encuentran vigilados y que algunos actúan como confidentes

Mezquita.
photo_cameraMezquita.

La vinculación con el CNI de Abdelbaki Es Satty, el imán de Ripoll que lideró la célula yihadista autora de los atentados de Barcelona y Cambrils, ha vuelto a ser motivo de debate esta semana, después de que la noticia fuese replicada por Público. Desde los servicios de información no entienden la polémica generada.

Al “ruido” creado en los últimos días han contribuido políticos como Pablo Iglesias, Gabriel Rufián y Quim Torra, que han calificado el caso como un “escándalo” y han pedido “explicaciones al Estado”, por tener “relación con un terrorista”. Mientras, el CNI guarda silencio.

Lo contó Sanz Roldán

Como se ha contado en ECD, el director del Centro cuando se produjeron los atentados, Félix Sanz Roldán, ya dio las explicaciones en el Congreso en marzo de 2018, donde confirmó que Es Satty había sido confidente del CNI. Algo que escuchó, en persona, Irene Montero, aunque ahora desde Podemos se acuse a PP, PSOE y Ciudadanos de haber ocultado esa información.

En los servicios de inteligencia españoles están “tranquilos” frente a la polémica generada, que consideran más “artificial” y “política” que otra cosa. “Todos, incluidos los políticos, saben cómo funciona esto”, señalan.

Todos los imanes, controlados

Los imanes que operan en España están controlados. Así lo aseguran al Confidencial Digital agentes de información de la Policía Nacional que han colaborado para el CNI, y que, por tanto, conocen a la perfección cómo trabajan en “La Casa” contra el terrorismo yihadista.

Preguntados sobre el debate generado estos días a cuenta de la colaboración de Es Satty con el Centro, aseguran que no es, ni mucho menos, algo extraordinario: “Muchísimos informadores tienen antecedentes penales. Y por eso precisamente prefieren convertirse en confidentes”.

Es Satty, además, es “uno más” de una larga lista de imanes que han colaborado, o colaboran, con el CNI: “Los hay por toda España”.

Por último, y sobre el control del CNI al propio imán de Ripoll y a los autores de los atentados de Barcelona y Cambrils, las fuentes consultadas se muestran contundentes: “Todos los imanes en España tienen el teléfono pinchado por el CNI”.

Lucha contra el salafismo en las mezquitas

Esta forma de actuar de los servicios de inteligencia españoles tiene un objetivo: combatir y evitar que, en las mezquitas de todo el país, se transmitan mensajes de salafismo yihadista que radicalicen a jóvenes islamistas con el objetivo de que cometan atentados.

En ese sentido, “en las mezquitas se tienen infiltrados, y se vigila a cualquier imán o líder religioso que aproveche las reuniones de oración para reclutar a posibles radicales con fines delictivos”.

Los atentados del 11-M en Madrid, añaden, significaron un “punto de inflexión”, y, desde entonces “todas las mezquitas de España están bajo control y vigilancia”.

No obstante, antes de la masacre “también se pinchaban teléfonos” a líderes islamistas. Y recuerdan que, hace ya tres lustros, cuando se iniciaron las investigaciones de la masacre de Atocha, se descubrió que las fuerzas de seguridad del Estado tenían confidentes implicados en los ataques.

Así, durante el juicio del 11-M salió el nombre del marroquí Rafá Zouhier, que hizo de enlace para lograr la Goma 2, que “trabajaba para la Guardia Civil”, y el de Emilio Suárez Trashorras, que cambió los 200 kilos de explosivos por hachís, que era informante de la Policía Nacional.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?