Seguridad

Tráfico colocará “espías” en semáforos y gasolineras para descubrir cuántos conductores usan el móvil al volante

Una empresa privada se encargará del trabajo de campo para un estudio de la DGT que tiene por objetivo evaluar la efectividad de las campañas de concienciación. También medirá el uso del cinturón de seguridad

Carretera M-40 de Madrid
photo_camera Carretera M-40 de Madrid

“No hay nada más importante que llegar con vida. Todo lo demás puede esperar. Tú también”. Ese fue el lema de la campaña publicitaria que la Dirección General de Tráfico puso en marcha en 2019 para concienciar a los conductores del peligro de usar el móvil mientras conducen. Un hombre en silla de ruedas contaba cómo unos mensajes de WhatsApp provocaron el accidente que le dejó discapacitado. El anuncio se emitió en televisión y en cines.

En los últimos años, la DGT ha lanzado campañas muy impactantes, con imágenes muy crudas de accidentes de tráfico, con testimonios de heridos graves y de familiares de fallecidos. Su objetivo es intentar que calen mensajes sobre la necesidad de respetar los límites de velocidad, no conducir bajo los efectos del alcohol o de las drogas, evitar las distracciones como el uso del móvil, y cumplir las medidas de seguridad (cinturón, casco...).

¿Son efectivas estas campañas? Confidencial Digital ha podido saber que eso es lo que quiere medir ahora la Dirección General de Tráfico. Con esa idea ha abierto un proceso de contratación para contratar una empresa que se encargue del “trabajo de campo para la elaboración de indicadores de uso de equipamientos de seguridad”.

Observaciones de conductores

La empresa que gane el concurso se encargará de llevar a cabo el trabajo de campo de ese estudio sobre el uso de equipamientos de seguridad en los vehículos que circulan por las carreteras y calles de España.

El personal que despliegue esa empresa realizará “encuestas no participativas”, es decir, sin interacción entre encuestador y encuestado. Se situarán en determinados puntos de las vías urbanas e interurbanas para observar a los conductores de los vehículos y, de esa forma, evaluar tres aspectos:

-- Uso del cinturón de seguridad y sistemas de retención infantil (SRI) por parte de los ocupantes de plazas delanteras y traseras en turismos.

-- Uso de casco por parte de conductores y pasajeros en motocicletas, ciclomotores, bicicletas y vehículos de movilidad personal.

-- Uso de dispositivos móviles por parte del conductor en turismos, vehículos ligeros (camiones hasta 3.500 kg y furgonetas) y autobuses (también mini-autobuses).

65 tramos urbanos y 65 en carreteras

La DGT facilitará a la empresa una lista de 65 tramos de vías interurbanas de todo tipo (carreteras convencionales, autopistas y autovías), y de 44 municipios de diverso tamaño de población, en los que se fijarán otros 65 puntos.

 

En total, la adjudicataria deberá realizar observaciones en 130 puntos distribuidos por la Península, Baleares y Canarias.

Dentro de las ubicaciones señaladas por Tráfico, la empresa elegirá la ubicación concreta de los puntos de observación a partir de varios criterios: el acceso a pie debe ser seguro; estar de pie en el punto de observación debe ser seguro; en el caso de vías interurbanas, la observación también puede realizarse desde vehículos estacionados en lugares seguros, recomendándose la medición desde vehículos con asientos de la mayor altura posible, para posibilitar la mejor observación de los conductores; la visibilidad debe ser buena; y el volumen de tráfico debe ser adecuado (mínimo 25 vehículos/hora).

En un semáforo, lejos de un control

En el caso de las vías urbanas, los “espías” que despliegue la empresa deberán situarse en calles que sean “representativas del tráfico de dicho municipio”.

Para poder observar sin problemas si el conductor y los pasajeros de un coche llevan el cinturón, o si algún conductor va usando el móvil, la DGT recomienda que elijan como punto de observación “un semáforo (y aprovechar los ciclos en rojo), señal de ‘stop’, ‘ceda el paso’ u otro factor que obligue a que los vehículos paren o transiten a baja velocidad”.

Con la idea de conocer cómo actúan de forma habitual quienes circulan por las vías urbanas, la DGT establece que las personas que harán el trabajo de campo tendrán que situarse en puntos donde no haya cerca controles de tráfico (mediante cámaras o con controles de agentes de policía), ni tampoco comisarías de policía o cuarteles de la Guardia Civil. Se entiende que los conductores pueden variar su conducta habitual en esas zonas, para evitar las multas.

Gasolineras y peajes

La vigilancia en las carreteras tendrá otros condicionantes. Tráfico recomienda que los “espías” se coloquen discretamente en un área de descanso, una gasolinera, cerca de una cabina de peaje de autopista o algún punto similar.

La explicación es que ahí la velocidad de los vehículos es suficientemente baja para que se pueda comprobar y anotar el uso del cinturón y los sistemas de retención infantil por parte de los ocupantes, y el uso de dispositivos móviles por parte del conductor.

En la documentación del contrato se precisa, eso sí, que “la observación se realizará en un lugar en el que el vehículo está reduciendo su velocidad pero antes de que el conductor y/o pasajeros se quiten el cinturón de seguridad o el SRI”.

El uso del casco y otros equipos de protección en motoristas y ciclistas sí se efectuará desde un punto donde se vea bien la carretera, para revisar a todos lo que circulen y no sólo a aquellos que entren en la gasolinera o vía de servicio.

Apuntarán si es hombre o mujer

El personal de la empresa encargada del trabajo de campo deberá ir rellenando unas fichas con las observaciones que haga en los puntos seleccionados. Serán observaciones de entre 30 y 45 minutos, cada una dedicada a unos aspectos a analizar (uso del cinturón, uso del móvil...), hasta sumar unas dos horas en cada punto.

Por ejemplo, en el caso del estudio sobre el uso del cinturón de seguridad, tendrá que recopilar los siguientes datos:

-- Sexo del conductor (hombre, mujer, desconocido).

-- Uso del cinturón por parte del conductor: correcto/incorrecto/no usa.

-- Uso del cinturón o SRI por parte del resto de ocupantes. Identificando, para cada pasajero: 1) Lugar del asiento ocupado: delantero / asiento trasero (2ª fila) /asiento trasero (3ª fila); 2) Se registrará si el ocupante es un adulto (personas que no necesitan emplear sistemas de retención infantil, es decir superan 1,35 metros de altura) o un niño (menor de edad de estatura hasta 1,35 cm, por lo que necesita sistema de retención infantil).

Móvil, tablet o GPS

Acerca del uso del teléfono móvil al volante, a la DGT le interesa conocer:

-- Tipo de vehículo: distinguiéndose entre turismo, vehículo ligero (camiones de hasta 3.500 kg y furgonetas) y autobús.

-- Sexo del conductor (hombre, mujer, desconocido).

-- Uso/no de dispositivo móvil por parte del conductor (el uso aplica cuando el dispositivo móvil está sujeto en la mano del conductor: bien a la altura del volante, o pegado a la oreja o en cualquier otra parte; el resto de casos se considerará no uso).

-- En el caso de uso de algún dispositivo móvil por parte del conductor, indicar si es un teléfono móvil, una tablet, un sistema de navegación (a bordo o no del vehículo), u otro.

-- Presencia de pasajeros o no.

-- Vehículo de uso privado o profesional (ejemplo: taxi, transportista de pasajeros o mercancías, etc.).

Dónde y quién no usa casco

Por último, en las observaciones sobre las medidas de seguridad motocicleta, ciclomotor, bicicleta y vehículo de movilidad personal interesa que quede registrado:

-- Tipo de vehículo.

-- Tipo de vehículo según su propiedad: privado, sharing, o sistema público de alquiler.

-- Uso/no uso del casco por parte del conductor.

-- Motivo de desplazamiento: reparto, otro.

-- Sexo del conductor (hombre, mujer, desconocido).

-- En caso de haberlo, uso/no uso del casco por parte del pasajero.

-- Uso de equipamiento de protección por parte de conductores y pasajero de motocicletas: uso/no uso de guantes, uso/no uso de chaqueta o chaleco.

-- En el caso de las bicicletas y los vehículos de movilidad personal, estimación de la edad del ciclista (hasta 16 años, más de 16 años).

Evaluará la efectividad de las campañas

La recogida de datos en 130 puntos de toda España durará 60 días. Con la información recopilada la empresa contratada por la Dirección General de Tráfico tendrá que elaborar una base de datos, “con información sobre cada vehículo y persona sobre la que se ha realizado la observación de los factores mencionados previamente (cinturón, SRI, casco, equipamiento de protección, teléfono móvil)”.

Esa base de datos la utilizará la Jefatura Central de Tráfico y, en concreto, el Observatorio Nacional de Seguridad Vial, “para obtener indicadores medios sobre los factores analizados, así como para realizar estudios, análisis e investigaciones en materia de seguridad vial”

Explica Tráfico en la documentación del contrato que los objetivos del estudio son tres:

1) Evaluar la efectividad de las políticas relativas al uso del cinturón, casco y móvil, como campañas de concienciación, instalación de cámaras de control del uso del cinturón o casco, o la política de vigilancia y de gestión del permiso por puntos.

2) Analizar las variaciones en el uso del cinturón de seguridad/sistemas de retención infantil, uso del casco y uso del móvil en función de factores como el tipo de vía, el tipo de vehículo o el día de la semana.

3) Construir indicadores que permitan realizar una gestión estratégica vial por objetivos.

Cuatro elementos para reducir los accidentes

Para el estudio ha elegido los tres aspectos señalados (cinturón y silla infantil, casco y uso del móvil) por que son elementos clave para reducir la siniestralidad en las carreteras. Lo justifica con cuatro argumentos:

-- “El cinturón de seguridad es un elemento básico y fundamental de la seguridad vial, y reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente”.

-- “El uso adecuado de los sistemas de retención infantil ayuda a reducir hasta en un 75% las lesiones en caso de accidente”.

-- “El riesgo de lesiones graves en la cabeza disminuye aproximadamente un 69% cuando se usa casco”.

-- “El uso del teléfono móvil durante la conducción multiplica por cuatro el riesgo de sufrir un accidente”.

Tom Holland y Mark Wahlberg protagonizan Uncharted

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?