Seguridad

Vigilancia Aduanera no se la juega con las pistolas tras los fallos de las ‘Ramon’ de la Guardia Civil

Va a adquirir 300 armas cortas HK USP Compact 9 mm. El modelo israelí que compró el Instituto Armado están dando problemas con el sistema de extracción de las vainas disparadas

Un agente del Servicio de Vigilancia Aduanera, en el centro, armado con una pistola (Foto: Marta Vázquez Rodríguez / Europa Press).
photo_camera Un agente del Servicio de Vigilancia Aduanera, en el centro, armado con una pistola (Foto: Marta Vázquez Rodríguez / Europa Press).

No sólo la Policía Nacional, la Guardia Civil y los cuerpos autonómicos y locales luchan contra los delitos de contrabando, tráfico de drogas, blanqueo de capitales y similares. El Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Estatal de Administración Tributaria cuenta con el Servicio de Vigilancia Aduanera, cuyos miembros tienen carácter de agentes de la autoridad como policía judicial y policía fiscal, y por eso pueden portar armas de fuego.

Confidencial Digital ha podido comprobar que el Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales necesita adquirir 300 armas cortas para dotar a nuevos agentes de Vigilancia Aduanera. Por ello ha abierto una licitación pública en la que deja claro que va a comprar el mismo modelo de pistola que actualmente ya utilizan sus miembros.

“En la actualidad, el Departamento de Aduanas e II.EE. cuenta con 1469 pistolas, de las cuales, unas están asignadas a funcionarios operativos y otras forman parte de la dotación del armamento portátil de los patrulleros del Departamento”, detalla el departamento en un documento.

El problema es que “en la actualidad queda solo un remanente de 85 armas para cubrir las necesidades de las Dependencias Regionales”, y se van a incorporar a la plantilla136 funcionarios de la convocatoria de 2020 y la previsión de incorporación de otros 246 de la convocatoria de 2021”, lo que obliga a adquirir nuevas armas cortas para estos funcionarios.

HK USP Compact 9 mm

“Se requiere que los funcionarios cuenten con un arma de suficiente fiabilidad que incorpore las mayores garantías en cuanto a su seguridad de uso y en cuanto a la propia protección”, establece Aduanas en los pliegos del contrato.

Indica este departamento de la Agencia Tributaria que el modelo de pistola oficial adoptado por el Servicio de Vigilancia Aduanera “es la pistola de la firma Heckler & Koch modelo USP COMPACT calibre 9 mm”, de la que como ya se ha dicho hay 1.469 unidades en el cuerpo.

La última compra de armas fue en 2021, se compraron también 300 unidades.

La pistola HK USP Compact 9 mm se adoptó como “pistola oficial” del Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales en el año 2002: “Desde esa fecha los funcionarios de Vigilancia Aduanera han sido adiestrados en el uso y mantenimiento de esta arma a través de una formación específica y reglada”.

Una vez los funcionarios superan la oposición al Servicio de Vigilancia Aduanera hacen un curso de formación inicial con este arma, de seis semanas, en la Escuela Nacional de Policía, en Ávila.

Además, “una vez incorporados a sus destinos, reciben periódicamente formación teórica y práctica sobre normas de seguridad en el uso y manipulación del arma, sobre su mantenimiento y también realizan prácticas de tiro en las galerías de tiro de la Policía Nacional y en la mar a bordo de los patrulleros, todo ello con el fin de mejorar el adiestramiento y la seguridad de los funcionarios en sus actuaciones”.

En la academia de Ávila también se forman funcionarios de Vigilancia Aduanera como especialistas en armamento, siendo éstos quienes se encargan después de la revista, de la inspección y del mantenimiento de las armas oficiales.

 

“Como es sabido, la pistola tiene un carácter disuasorio primordial en la lucha contra la delincuencia y es un equipo de seguridad esencial para los funcionarios operativos de Vigilancia Aduanera y por ello, la formación y el adiestramiento en el uso y manejo del arma también es primordial para su seguridad”, añade Aduanas.

“Contraproducente”, seguridad mermada...

Toda esta justificación le lleva a concluir que “sería contraproducente adquirir otro tipo de pistola diferente a la elegida como oficial, ya que, por un lado, se vería mermada la seguridad de las actuaciones al tener armas de diferentes características técnicas, con diferentes mecanismos de seguridad, etc.., y por otro, obligaría a redoblar la formación de todos los funcionarios incrementando el coste económico de su formación”.

Así que en los pliegos del contrato se indica que “se requiere que las 300 nuevas armas se adquieran del mismo modelo”.

El Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales va a adquirir 300 pistolas semiautomáticas compactas modelo HK USP Compact 9mm. Además de dejarlo por escrito, en las características exigidas describe las condiciones de ese modelo de arma, en cuanto a medidas, peso, mecanismo de disparo, cargadores con capacidad para 13 cartuchos...

De esta forma, se cierra la puerta a que se pueda adjudicar el contrato a una empresa que ofrezca otro modelo de pistola.

Cambio de pistola en la Guardia Civil

No hay que perder de vista lo que ha ocurrido en la Guardia Civil con la última gran compra de armas cortas.

Tal y como se contó en estas páginas, en 2019 la Dirección General de la Guardia Civil abrió un proceso para adquirir 12.000 pistolas. Comunicó a las asociaciones profesionales que se iba a cambiar de modelo: el grueso de los agentes estaban equipado hasta entonces con pistolas Beretta, italianas, pero se había decidido buscar otro modelo en las próximas adquisiciones.

En la Guardia Civil se daba por hecho que se comprarían pistolas de la empresa alemana Heckler & Koch, concretamente el modelo HK USP Compact. Algunas unidades de la Guardia Civil -la unidad de intervención GAR, los antidisturbios del GRS, agentes que van de paisano como los de Información...- ya usaban HK, como también la Policía Nacional, unidades de las Fuerzas Armadas, alrededor de 500 cuerpos de policía local de España, así como los Mossos d’Esquadra, donde ‘conviven’ la HK y la Walther P-99.

Sin embargo, el concurso que licitó la Dirección General de la Guardia Civil para adquirir 6.000 pistolas lo ganó la empresa israelí Emtan, con el modelo de pistola ‘Ramon’.

Las pistolas fueron llegando a las comandancias de toda España, y de hecho la Dirección General amplió la compra de 6.000 a 9.000 unidades.

Pero esta renovación parcial de armas cortas de los guardias civiles ha tenido sus pegas. A las asociaciones profesionales les empezaron a llegar quejas de agentes que habían probado las nuevas pistolas ‘Ramon’, sobre todo en galerías de tiro, y que habían detectado algunos problemas: por ejemplo, que en ocasiones, después de hacer cierto número de disparos, se encasquillan.

La Dirección General de la Guardia Civil contactó con la empresa fabricante, que mandó piezas para sustituir ciertos componentes. Pero las asociaciones profesionales y no pocos agentes del cuerpo denuncian que se optara por un modelo de pistola por ser la oferta más barata, y que ahora se estén revelando algunos defectos.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?