Te lo aclaro

5 años del Brexit, ¿ha sido tan malo para España?

Cameron durante una cumbre europea.

David Cameron, primer ministro del Reino Unido en 2017, decidió dar luz verde a un referéndum sobre la Unión Europea, convencido de que lo ganaría. Si el anterior referéndum, el órdago de la independencia de Escocia, le había salido bien, con una nueva votación podría acallar a los euroescépticos de su propio partido, el Conservador. Además, aunque los británicos no habían formado parte del núcleo inicial, que era más una cuestión del Eje francoalemán y del Benelux; luego, en 1973, habían insistido con fuerza para entrar en la Unión. La opción 'exit' sonaba tan descabellada que nada había que temer, pensaron en Downing Street. Y la propia configuración de la UE permitía —y permite— que un país abandone voluntariamente el proyecto comunitario, por lo que no estaban haciendo nada del todo extraño. Se fue a las urnas.

Cameron convocó el referéndum creyendo que la opción 'remain' sería ganadora. De ahí su inmediata dimisión tras el sorprendente resultado. Acto seguido, Teresa May fue la encargada de negociar con la UE una salida con la que ella íntimamente tampoco estaba de acuerdo. Solo con la llegada de Boris Johnson el proceso encontró un abanderado identificado con la causa.

Sea como fuere, la Historia de Gran Bretaña y de la Unión Europea dio un giro radical. Pero ¿cómo ha afectado el Brexit a las relaciones del Reino Unido con España?

Francisco Joaquín Cortes, Profesor en la Facultad de Empresa y Comunicación de la UNIR, contesta que “realmente ha sido en enero de 2021 cuando la decisión del Brexit ha comenzado a resultar efectiva, tras toda la negociación de salida, que ha durado años, y que ha supuesto un cambio espectacular. En principio, los datos que ofrece tanto el Reino Unido como la Unión Europea es que la balanza comercial sale desfavorecida para los británicos”.

Todavía hay que esperar 

El Profesor Cortés ilustra la bajada de las relaciones comerciales con un dato: en el primer trimestre de 2021 los intercambios comerciales entre Gran Bretaña y la Unión han descendido en algo más de un 40%. En el caso concreto de España, el académico considera que nuestro país resulta especialmente afectado, dado que esta ruptura de vínculos toca a sectores como el farmacéutico, la producción de automóviles o el agroalimentario, donde nuestro país es especialmente fuerte. “En el caso de los mercados financieros, prosigue Cortes, desde luego que se ha notado, tanto en los índices Eurostoxx 50 como en el FTSE100. En este sentido, los ingleses sufrirán más, debido a la inevitable depreciación de la Libra.”

El Profesor de la UNIR, para abarcar todos los factores en juego, señala uno más: el efecto de la pandemia, que por su propia excepcionalidad ha distorsionado los indicadores económicos. “En cualquier caso, las balanzas comerciales y las balanzas de pagos han notado el retroceso de los intercambios que señalaba antes”, indica Cortés.

Por volver al caso concreto de España, el turismo es un sector donde resulta evidente que el Brexit impactará con fuerza. “Pero aquí, de nuevo, reflexiona el Profesor, la pandemia ha alterado todo el mercado turístico a nivel mundial. Hasta 2022-2023, cuando la normalidad en sentido pleno haya regresado, no podremos realizar mediciones precisas. Ahora bien, el efecto Brexit, en cualquier caso, no será positivo. La cuestión es que hay que esperar para calcular el balance de daños al turismo.”

Así pues, solo cuando las relaciones bilaterales hayan sido reconstruidas, y el continente haya regresado a la normalidad sanitaria, podrá realizarse un cálculo definitivo. Ahora bien, el Profesor no duda que la Unión Europea será la vencedora de este proceso, entre otros factores porque su Plan de Recuperación post pandemia tiene, a su juicio, mucho más recorrido que el británico. "Ya se están reconfigurando las relaciones entre los dos bloques, pero a corto-medio plazo ya sabemos que el plan de la UE funcionará mucho mejor; tiene mayor cohesión política y solvencia económica. Si de todo este proceso hubiera que señalar un ganador y un perdedor, el ganador sería la Unión Europea, y el perdedor, el Reino Unido.”

 

Tom Holland y Mark Wahlberg protagonizan Uncharted

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?