Te lo aclaro

¿Servirá la cumbre de Washington verdaderamente para ‘refundar el capitalismo’?

Las declaraciones políticas realizadas en torno a la 'refundación del capitalismo', a juicio de los expertos, adolecen en parte de claridad de propósito y de la viabilidad de constituir un auténtico cambio de rumbo.

-          La cumbre convocada en Estados Unidos para repensar la economía mundial es un foro donde, desde el principio, van a encontrarse opiniones muy distintas: EEUU apostará por la ortodoxia, se hará oír la voz de los países emergentes, Rusia busca acabar con el predominio del dólar en las transacciones internacionales, China se hará sentir como el país con las mayores reservas de divisas y Japón ha de proponer el aumento de los créditos a países e instituciones en dificultades.

-          Los titulares periodísticos de los últimos tiempos llevan a pensar en una nueva ideología anticapitalista a la que España sería muy sensible: “Muerte del capitalismo”, “El fin de los mercados”, “La muerte de la economía de mercado”; “Derrumbe de la superioridad económica USA”, “Colapso del modelo del libre mercado”, “Se acabó el capitalismo”, “Fin de la prosperidad”, “Aparece una nueva era”, “Capitalismo de libre mercado RIP”.

-          La derecha europea no ha hecho oír su voz en el debate salvo para optar por medidas intervencionistas. Sarkozy ha declarado que ‘el laissez faire ha acabado’ y clamó contra ‘la dictadura del mercado’, al tiempo que implanta medidas proteccionistas en su país.

-           Zapatero se ha de alinear con Gordon Brown y con un Lula da Silva que ha definido la crisis como ‘la crisis de Bush’. La vicepresidenta de la Vega afirma que hay que establecer ‘un nuevo contrato social’. Téngase en cuenta, pese a todo, que España no recibió el apoyo de la Alemania de Merkel para conseguir un asiento en la reunión.

-          Aun así, el consenso entre los críticos del sistema capitalista afecta exclusivamente a líderes europeos y a algunos líderes sudamericanos: fundamentalmente, además de mayor regulación y transparencia en los mercados financieros, se postula que el ‘Bretton Woods II’ sea el momento de implantar una ‘tercera revolución industrial’ con un impulso irreversible de las energías alternativas a fin de luchar contra el cambio climático como gran riesgo mundial. Asimismo se opta por incrementar las ayudas directas a los países del Tercer Mundo y por ayudarles también directamente con sus infraestructuras, al margen de impulsar la liberalización del comercio internacional.

-          Con todo, y según se ha hecho notar, no se están previendo las recetas clásicas de la socialdemocracia, ante todo el aumento de la tasa de impuestos.

-          Curiosamente, el nuevo auge de las ideas de la izquierda económica llega pocos meses después de que esta entrara en crisis: casi vacía de poder en Europa, Newsweek habló de ‘izquierda coja’ y Le Nouvel Observateur se refirió a 2008 como ‘el año cero de la izquierda europea’, en tanto líderes socialistas europeos como el holandés Bos hablaban de la globalización como ‘perspectiva de prosperidad para los pobres’. Las críticas al capitalismo conocen un nuevo rebrotar tras su última floración con los movimientos altermondialistas.

-          En cualquier caso, la intervención estatal en la economía se ha de recrudecer, como se está viendo estos días en Francia. En parte, estos movimientos políticos vienen a calmar a una opinión pública que, especialmente en Europa, pide actividad política aunque implique gasto.

-          La intervención pública, sin embargo, y conforme se ha señalado en distintos ámbitos, corre el riesgo de ejercer la ‘compra de voluntades’ por dinero. En el caso español, se critican ya los ‘premios’ presupuestarios de Cataluña y Andalucía por oposición a la situación de Madrid. Asimismo, en nuestro país se está exigiendo mayor severidad en el control de las cajas de ahorros como ‘banca pública oculta’.

 

-          Entre medias de derecha e izquierda está cobrando cada vez más fuerza la opción de la ‘economía social de mercado’, en buena parte alineada con las prácticas alemanas según el economista Röpke y con las enseñanzas tradicionales de la Doctrina Social de la Iglesia.

-          Se trataría, por tanto, de ‘una rectificación de derrotero’ en el capitalismo, no de una refundación; se trataría ‘no de regular más, sino de regular mejor’, a la vista de la experiencia: han sido las entidades más reguladas, y no las menos, las más afectadas por la crisis.

-          A modo de previsión, se recuerda que el presidente Obama está rodeado de los asesores económicos del presidente Clinton, en cuya época se empezaron a levantar las regulaciones que favorecieron la aparición de los ‘créditos ninja’ y, por último, de las subprimes.

-          La visión de los observadores internacionales coincide en señalar un distintivo importante de esta crisis: su repercusión moral. Esta repercusión moral actúa en dos direcciones:

-          A) Pérdida de la cultura del ahorro y del esfuerzo, sentimiento general de que ‘vivir por encima de las posibilidades’ no se paga, relativización del significado del crédito y la deuda; en definitiva, un problema de moral pública general.

-          B) Indignación contra las entidades bancarias por tener sus objetivos de preferencia en jóvenes y en gentes desprovistas de educación financiera o asesoría fiscal. Acusaciones de opacidad y de inejemplaridad por los altos sueldos de los ejecutivos de banca.

-          C) Al mismo tiempo, en Europa no se ha hecho oír la crítica al gasto incontrolado de los poderes públicos, incluso tras prácticas tan dudosas como la publicidad institucional o tras los recientes escándalos (Benach, etc.) de abuso del dinero público. Tampoco se han oído críticas contra el aprovechamiento de la crisis financiera para lavar la imagen de los políticos (Sarkozy, Brown, Zapatero).

Gales 0-3 Inglaterra
                Copa Mundial de la FIFA Catar 2022                

Gales eliminada y Bale lesionado
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?