Te lo aclaro

Terremotos en Levante, ¿consecuencia del ‘fracking’?

En el último mes se han registrado cerca de 400 seísmos en Levante relacionados con el almacén de gas Castor. La plataforma, situada frente a Vinarós y el Delta del Ebro, fue paralizada el pasado 16 de septiembre por estos incidentes. Pero, ¿son consecuencia del 'fracking'?

El ministerio de Industria ya estudia los movimientos sísmicos producidos en la costa de Vinarós, tal y como confirmaron a El Confidencial Digital. La plataforma Castor, propiedad de la empresa Escal-UGS (cuyo socio mayoritario es la constructora ACS de Florentino Pérez), está situada 22 kilómetros mar adentro.

Aunque se ha hablado mucho de ‘fracking’ en los últimos días, en el proyecto Castor aún no ha realizado este tipo de actividad. La plataforma hasta el momento tan solo ha inyectado gas en un antiguo yacimiento de petróleo, a 1.750 metros de profundidad, para su posterior extracción. Son necesarios seis meses de trabajo para almacenar el gas.

Estas inyecciones de gas, realizadas a través de pozos que parten de la plataforma hasta el yacimiento, provocan microseísmos en la zona de magnitud 1 o 2, según explican los expertos. Sin embargo, en la costa de Vinarós se han llegado a registrar terremotos de hasta 4.3.

El presidente de Escal-UGS, Recaredo del Potro, compareció esta semana para reconocer que los temblores “tienen una magnitud superior a la esperada” y que ya han puesto en marcha una investigación con “los medios más avanzados” en la que también cooperan el Instituto Geográfico Nacional y varias instituciones europeas.

Tanto la empresa propietaria de la plataforma Castor como los expertos coinciden en que resulta impredecible saber si se pueden producir terremotos de mayor escala. Lo que sí alertan los geólogos es que de producirse un seísmo de magnitud 5, se produciría un pequeño tsunami.

Por el momento, el almacén de gas suma ya tres semanas de inactividad después de que fuera paralizado el pasado 16 de septiembre ante la creciente actividad sísmica. La Generalitat Valenciana activó el Plan de riesgo sísmico y no se descarta que el proyecto Castor pueda quedar inhabilitado si no se controla la situación.

Las empresas de ‘fracking’ se desmarcan

Ante la confusión producida por el origen de estos terremotos, la compañía Shale Gas España, que agrupa varias empresas dedicadas a la exploración de hidrocarburos, ha explicado que la técnica de ‘fracking’ no tiene nada que ver con lo sucedido en Levante.

Las entidades no quieren que su imagen se vea afectada por los incidentes de Vinarós, y aseguran que mientras la inyección de gas provoca una presión continua en la estructura geológica, el ‘fracking’ es un proceso que apenas dura “unas horas”.

Shale Gas España asegura que la extracción de gas a través de la fracturación hidráulica provoca menos actividad sísmica que la minería, por ejemplo.

El resto de almacenes de gas en España, sin terremotos

El almacén de gas de Castor no es el único existente en nuestro país. Existen otros tres yacimientos del mismo tipo (solo dos operativos) y ninguno de ellos ha provocado seísmos a raíz de su actividad.

El más antiguo es el de Serrablo, situado entre las localidades de Jaca y Sabiñánigo, en Huesca, y que está operativo desde 1989.

El más reciente es el de Yela, que comenzó a funcionar a finales de 2012 y está ubicado en Brihuega, Guadalajara.

El de Gaviota estuvo operativo entre 1994 y 2011 y se encuentra en frente de la costa de Bermeo, en Vizcaya.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?