Te lo aclaro

¿Los actuales líderes políticos están menos cualificados que los anteriores?

De izquierda a derecha: Pablo Casado, Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Iglesias.
photo_cameraDe izquierda a derecha: Pablo Casado, Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Iglesias.

Han pasado 44 años desde la transición, un periodo político convulso en el que España vio cómo los líderes políticos llegaban a diferentes acuerdos para dejar atrás la etapa de la dictadura y dar un impulso al país que lo llevara hasta la democracia.

Este momento, idealizado según algunos politólogos, se quedó en la historia como un ejemplo de profesionalidad y de cómo ponerse de acuerdo en momentos difíciles.

Posteriormente, vino el bipartidismo, un "sistema" que duró décadas y en el que dos grandes formaciones se repartían el pastel del Congreso. Esta situación "facilitaba" las cosas a los líderes de entonces: quien tenía mayoría de votos pasaba a formar Gobierno.

Sin embargo, hace unos años la situación cambió y, tras las últimas elecciones, son cuatro partidos (cinco si contamos con Vox) los que se dividen el hemiciclo. Esta división ha llevado a que sea necesario ponerse de acuerdo para formar un gobierno. Algo que, como se ha podido ver, no es tan fácil.

¿Pero tiene algo que ver la formación de los políticos?

Hay diversos factores que pueden influir a la hora de pensar que los actuales políticos están menos preparados que los anteriores.

El primero es el momento político. El politólogo y editor de Debate 21, Eduardo Bayón, señala que en general se tiene la visión de que cualquier época pasada fue mejor, lo que nos puede llevar a "idealizar" etapas como la transición o el bipartidismo.

El segundo es el hastío presente en la población española al ver que sus líderes políticos son "incapaces" de llegar a acuerdos para formar un ejecutivo. Se puede llegar a pensar que es por falta de experiencia política o de formación.

Líderes con mejores currículos

A pesar de lo que se pueda pensar, los políticos de ahora son los más formados en cuanto a estudios de la historia de la democracia: Pedro Sánchez es doctor en economía y empresa; Pablo Casado es abogado colegiado; Albert Rivera también es licenciado en derecho y estuvo varios años trabajando en La Caixa; Pablo Iglesias es doctor en ciencias políticas.

Xavier Coller, catedrático de sociología, ha hecho numerosos análisis sobre la formación de los diputados y diputadas del país, destaca que, en la primera legislatura, un 9% solo tenían estudios primarios, una cifra que ha bajado ahora al 2%.

Por contra, los políticos universitarios han aumentado notablemente: se ha pasado de una proporción de universitarios del 91% en la primera legislatura al 96% en la novena.

Coller señala que no hace falta tener estudios para dedicarse a la política, pues es de las pocas profesiones que no requieren capacitación especial y no hay controles sobre los estudios de las personas elegidas.

Ahora bien, plantea si un alto nivel educativo es una garantía de mejor preparación para ocupar un cargo político y señala que uno no implica lo otro. Sin embargo, el título universitario es un bien preciado porque, según el sociólogo "facilita la movilidad social ascendente".

En este punto, Coller coincide Bayón en que sería un error achacar a la falta de formación las dificultades políticas del momento.

Coller señala que, el hecho de que no existan requisitos de entrada "no quiere decir que se precisen ciertas habilidades". Según el CIS, son necesarias: pasión por la política y vocación de servicio, perseverancia y esfuerzo, integridad y ciertas habilidades sociales.

Mentiras con los másteres

Como hemos visto, a diferencia de muchas otras ocupaciones, la política representativa no tiene ningún tipo de requisito de entrada; "no es necesario que nuestros parlamentarios sepan hacer algo en especial, ni si quiera que tengan estudios de ningún tipo", señala Coller.

Sin embargo, nos hemos topado con casos como el de Cristina Cifuentes, desatado en 2018, en el que se descubrió que la ex presidenta de la Comunidad de Madrid no tenía el máster en Derecho Autonómico que aparecía en su currículum.

Después de destaparse este caso, los expedientes y la formación de los políticos fueron revisados. En un caso parecido se vio implicado el líder del PP, Pablo Casado, quien fue investigado por las dudas que había en que hubiese cursado el mismo máster que Cristina Cifuentes. Finalmente se archivó el caso.

También pasó a mejor vida la investigación sobre el máster en Estudios Interdisciplinares de Género de la ex ministra Carmen Montón. El caso se archivó pero no evitó la dimisión de la ministra.

Xavier Coller señala en este punto que este tipo de engaños "tiene consecuencias, porque puede llevar a que la población, al ver que sus políticos engañan, consideren ¿por qué no van a hacerlo los demás?". Coller considera que "es básico considerar que no hay nada deshonroso en dedicarse a la política y no tener título universitario.

No tan jóvenes

Por último encontramos la edad, ya que el surgimiento de formaciones nuevas como Ciudadanos o Podemos ha llevado a que personas más jóvenes lleguen a la política. Se trata de grupos que carecen de una larga trayectoria, a diferencia de PP, PSOE o Esquerra Republicana.

Sin embargo, el político que ha sido presidente de España más joven fue Felipe González, quien con 40 años se puso al frente del Gobierno. Pedro Sánchez tenía 46 años cuando se llevó a cabo la moción de censura que lo convirtió en presidente.

En el caso del resto de partidos, le sigue Pablo Iglesias, que actualmente tiene 40; Albert Rivera tiene 39 y el más joven es Pablo Casado, con 38.

Como se puede observar, la edad de los actuales líderes no se aleja mucho de las que tenían los políticos de hace unos años.

La falta de experiencia

Eduardo Bayón señala que no se puede achacar la actual situación política a la falta de experiencia de los líderes políticos actuales. Pedro Sánchez lleva en política desde 2003, cuando se presentó como concejal al Ayuntamiento de Madrid. Es decir, posee 15 años de trayectoria política.

En cuanto a los líderes más recientes, Zapatero llevaba 18 años en política cuando se convirtió en presidente. Mariano Rajoy fue líder del ejecutivo después de 30 años en política.

Pablo Casado se presentó en 2007 como candidato a la Asamblea de Madrid. Albert Rivera, por su parte, fue nombrado secretario general de Ciudadanos en el primer congreso del partido en 2006, año en el que entró como diputado al Parlament de Cataluña.

Pablo Iglesias es el que menos tiempo lleva en la política, pues fundó Podemos junto a sus compañeros en el año 2013 y saltó a las instituciones en 2014 al obtener cinco escaños en el Parlamento Europeo.

Sin embargo, si comparamos a estos políticos con lo de la transición, no podemos decir que tengan menos experiencia ya que la mayoría de los líderes de aquella época apenas habían gestionado ningún tipo de institución ni gobierno.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?