Te lo aclaro

¿Es posible un conflicto armado entre España y Reino Unido por Gibraltar?

La escalada de tensión diplomática originada entre España y el Reino Unido entorno al peñón de Gibraltar ha hecho crecer las especulaciones sobre un posible conflicto militar. El envío de varios buques de la armada británica ha hecho saltar las alarmas y ha planteado la pregunta de si podría llegar a estallar una guerra.

A finales del mes de julio, la calma tensa que se vive siempre en las aguas que rodean al peñón de Gibraltar se convirtió en enfrentamiento diplomático. Las autoridades gibraltareñas lanzaron al mar decenas de bloques de hormigón ante la impotencia de los pescadores españoles que faenan en esas aguas.

El Gobierno español reaccionó reforzando los controles en la verja para controlar el contrabando y denunciando el lanzamiento de los bloques a la Fiscalía de Medio Ambiente.

El cruce de acusaciones entre dirigentes políticos y medios de comunicación de ambos países y las llamadas a consultas de los embajadores fueron aumentando la temperatura del conflicto diplomático, que se tornó más grave cuando se anunció el envío de varios navíos de la armada británica a la zona del estrecho para hacer maniobras.

El Confidencial Digital ha recabado la opinión de varios expertos acerca de la posibilidad de que este conflicto por Gibraltar acabe provocando el estallido de una guerra entre España y Reino Unido.

Los países aliados no permitirían un conflicto militar

Un experto en asuntos militares, que prefiere mantener el anonimato, afirma que, en caso de confrontación bélica, “los daños para ambos países serían brutales”. Además, destaca que “al principal aliado de ambos, Estados Unidos, no le interesa un conflicto y no lo permitiría”.

Áñade que, en el improbable caso de llegar a enfrentarse militarmente, ni España y Reino Unido acabarían ganando esa guerra, que sólo provocaría “una infinidad de cadáveres”.

El profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Complutense de Madrid, Felipe Sahagún, también descarta rotundamente la posibilidad de un choque militar. En su opinión, un contencioso de tres siglos como el del Peñón de Gibraltar “no se va a resolver por la vía de la fuerza”.

Estrechas relaciones hispano-británicas

Ambos expertos coinciden en destacar que las relaciones entre España y Reino Unido son de tanta profundidad que a ninguno de los dos les conviene que este episodio desemboque en un enfrentamiento total.

“Todos los intereses van en contra de ese conflicto”, apunta el primer especialista, mientras que Felipe Sahagún señala otros motivos. A Reino Unido le interesa poder utilizar las bases navales de la costa española para mantener su posición estratégica en el Mediterráneo, según explica el profesor de la Complutense.

Por otro lado, ambos países son importantes socios comerciales: España era en 2011 el octavo “clientes” de las exportaciones británicas y el décimo proveedor internacional de Reino Unido.

El turismo y la inmigración son otros factores que ligan estrechamente a estos dos países. Los turistas británicos volvieron a liderar en 2012 el ranking de turistas que visitaron España, mientras que los británicos ya son la tercera nacionalidad entre los extranjeros que residen en nuestro país (con casi 400.000 personas), sólo por detrás de rumanos y marroquíes.

Soluciones políticas y jurídicas

Tanto Felipe Sahagún como el experto en temática militar se muestran convencidos de que la escalada de tensión en torno a Gibraltar se quedará en meras “escaramuzas” diplomáticas, como ha ocurrido hasta ahora. Las soluciones pasan por tomar medidas jurídicas y políticas.

Sahagún asegura que España tiene argumentos jurídicos para reclamar la soberanía del Peñón en base al derecho internacional. Sin embargo, la población gibraltareña (como ya expresó en referéndum hace años) desea abrumadoramente continuar bajo soberanía británica.

“Nosotros no ofrecemos a los gibraltareños nada mejor” para que deseen unirse a España, lamenta el profesor de Relaciones Internacionales, que critica la política de bandazos seguida por los sucesivos gobiernos de nuestro país.

Este nuevo episodio de tensión diplomática parece ser otro capítulo, que no es probable que acabe en un conflicto militar, en los tres siglos de disputa entre España y Reino Unido sobre la posesión de menos de siete kilómetros cuadrados en el extremo sur de la Península Ibérica.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes