Te lo aclaro

¿Resolverá el VAR los problemas en el fútbol?

El VAR se estrenó en la Supercopa de España entre el Sevilla y el Barcelona.
photo_cameraEl VAR se estrenó en la Supercopa de España entre el Sevilla y el Barcelona.

La implantación del sistema de videoarbitraje en el fútbol, más conocido como el VAR por su siglas en inglés (Video Assistant Referee), es ya una realidad en España, después de haberse implantado en otras ligas -como la alemana y la portuguesa- y en el último Mundial disputado en Rusia. No obstante, y pese al avance que supone para la toma de decisiones arbitrales, su utilidad se ha puesto en entredicho en las primeras jornadas de la Liga.

Las dudas en España respecto al VAR, de hecho, comenzaron incluso antes del inicio de la competición doméstica. La eliminación de la Selección en octavos de final ante Rusia, después de que el árbitro revisara un empujón en el área a Sergio Ramos que no consideró penalti, empezó a generar un debate que ha ido creciendo en los últimos meses.

En la Liga, el videoarbitraje ya ha sido protagonista de algunas decisiones polémicas, incluida su no utilización en todas las posibles manos dentro del área. Una cuestión que llevó al Atlético de Madrid, tras el derby contra el Real Madrid, a pedir explicaciones al Comité Técnico de Árbitros hace unas semanas.

Las quejas del equipo colchonero han sido las más elevadas, aunque otros equipos, e incluso entrenadores como José Luis Mendilibar, técnico del Eibar, y jugadores como Luka Modric han ido más allá, afirmando que son contrarios al VAR. Unas declaraciones que no han hecho más que poner todavía más en duda este nuevo sistema.

Una solución “mejorable”

En el mundo del periodismo deportivo, las opiniones son similares a las de los profesionales del fútbol respecto al VAR. La conclusión más extendida es que el videoarbitraje es, en su base, una “buena idea” y una “posible solución” para acabar, de forma progresiva, con las polémicas arbitrales. No obstante, la gran mayoría reconoce que el sistema es claramente “mejorable”.

En esos términos se expresa Josep Pedrerol, presentador de ‘El Chiringuito de Jugones’, programa en el que se desvelaron errores de cálculo del VAR, de más de diez centímetros, a la hora de señalar la existencia, o no, del fuera de Juego,

El periodista ha manifestado que el actual sistema de videoarbitraje, tal y como funciona a día de hoy, “puede alterar la competición” al tomar decisiones erróneas. Y, por tanto, “hay que hacer algo ya” para mejorar los errores existentes. Pese a ello, ha afirmado que el VAR, pese a ser una “chapuza”, es una “chapuza necesaria”.

José Ramón de la Morena, por su parte, señala a los árbitros como los principales responsables de que el VAR esté generando dudas en España: “El VAR es una idea muy buena, hace el fútbol mejor porque lo hace más justo, lo que no hace mejor es a los árbitros, que los malos siguen siendo igual de malos”.

El director de ‘El Transistor’ de Onda Cero también afirmó en su programa que “si pones a los árbitros a cargo del vídeo que revisa la jugadas, pues siguen tomando decisiones erróneas. Pero eso no significa que el VAR no sirva, no sirven los árbitros malos, y convendría ir descubriéndolos para que dejasen de perjudicar a nadie. Y convendría, que de una vez por todas, se pusieran o los pusieran a todos de acuerdo en qué es y cuándo es mano. Y que nos lo dejen claro a todos. Porque cada semana es una adivinanza”.

Las “líneas” y las “interpretaciones”

Lo que tienen claro tanto futbolistas como periodistas es que el VAR, si se mejoran las deficiencias de cálculo actuales, fundamentamente en los fueras de juego, será una herramienta que acabe con las polémicas relacionadas con los llamados “goles fantasma” y los “offside”, ya que determinará con precisión si el balón ha sobrepasado totalmente la línea de gol o el autor del mismo estaba, o no, adelantado a la defensa.

Esas jugadas, coinciden profesionales e informadores, serán juzgadas, a partir de ahora, con un cien por cien de justicia, dejándose de conceder goles ilegales, o dando por válidos tantos que el árbitro, por un error de apreciación, había anulado, tal y como pasó hace algunas jornadas con un tanto de Marco Asensio que el árbitro no concedió, en primera instancia, por un fuera de juego inexistente.

No obstante, el videoarbitraje no terminará con otras jugadas polémicas, como los posibles penaltis por mano o por empujones en el área: “Esas acciones están sujetas a la interpretación personal del árbitro, y ahí no hay una ciencia exacta”. Al ser una decisión del trencilla, “seguirá habiendo gente que esté de acuerdo, y otros que no”.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo