Te lo aclaro

¿Es el Gobierno el culpable de la subida del precio de la luz?

Factura de la luz.
photo_camera Factura de la luz.

En nueve meses, la luz ha pasado a costar 135,6 euros por kilovatio hora (a 7 de septiembre), frente a los 40,37 que hubo de media en 2020, y parece que no hay un culpable claro. Algunos expertos achacan la escalada a la actuación en materia energética de los sucesivos Gobiernos que  ha tenido España y a las prácticas monopolísticas de las grandes multinacionales; mientras que otros señalan que la escalada del kilovatio se debe al precio en el mercado internacional de las materias primas que intervienen en el proceso de la generación de energía.

Rafael Barrera, director general de Asociación Nacional de Productores de Energía Fotovoltaica (ANPIER) piensa que la subida de la factura de la luz es consecuencia del alto precio que han alcanzado el gas natural y los derechos de emisión de CO2 en los mercados internacionales. 

El gas natural está marcando precios de 4,62 dólares frente a los 2,4 de hace un año. Por su parte, la emisión a la atmósfera de una tonelada de CO2 supone un coste de 44,35 euros. Todo ello ha hecho que se encarezca el precio de la energía. Y no es algo que ocurra solo en España, Barrera apunta a que "los precios en el resto de Europa también están altos".

El sistema marginalista de fijación de precios tiene la culpa de que toda la energía se encarezca cuando los costes de un tipo de generación suben. El precio del total se marca con el kilovatio generado más caro. Si la energía solar se vende en la subasta por 20 euros y el ciclo combinado por 90, será el precio de esta última energía el que marque lo que se cobrará al consumidor final.

Mercado marginalista

Gonzalo Bernardos, doctor en ciencias económicas y empresariales, denuncia que "el sistema de fijación de precios es muy revelador de cómo las empresas generen unos beneficios extraordinarios". El doctor explica que los precios altos no se deben al coste del gas y de las emisiones en los mercados, ya que "en el mes de junio, la energía ofertada más cara fue la hidroeléctrica" y revela que las empresas "sabe las horas de demanda y se aprovechan para ganar beneficios estratosféricos".

"Con un precio promedio de 92 euros, la energía hidroeléctrica determinó el precio del 62% de las horas en junio", se lamenta Bernardo.

El doctor cree que la solución es cambiar el sistema de precios "haciendo que este funcione por tecnologías, con máximos". Con todo, Europa cree que el marginalista es un mercado eficiente. Por ello, Ribera ha optado en sus reformas por que parte de la energía se subaste en el marginalista y que la otra se venda en un nuevo mercado. Bernardos cree que así el Gobierno trata de puentear a Europa, sin embargo denuncia que hay un trato de favor de la clase política española con las eléctricas y sus beneficios.

"El PP ha propuesto 4 medidas y ninguna afecta a los beneficios de las eléctricas", explica el profesor, y recuerda que estas empresas "han interactuado con PP y PSOE, y estos partidos entre defender sus intereses o los de consumidores, han optado por las eléctricas".

Medidas fiscales

"Nos están tomando el pelo desde hace mucho tiempo, pero como los precios no habían llegado a los niveles actuales no levantaban alarma social", sentencia Bernardos, y explica que "a las eléctricas se les ha ido de las manos".

Barrera por su parte cree que "el Gobierno ha tomado las medidas necesarias", y estas "van por el buen camino" porque van dirigidas a bajar la fiscalidad; que es la única forma de reducir el coste de la factura de una forma rápida. El Ejecutivo "ha bajado el IVA 11 puntos y ha quitado el impuestos a la generación que es de un 7%".

"No podemos decir que es un Gobierno que se ha cruzado de brazos con el tema de la energía", explica el experto, y apunta que las medidas en el ámbito de la generación eléctrica no tienen resultados con carácter inmediato, "se ven a varios años vista". Barrera pone el ejemplo de la incorporación de grupos de generación renovable, que desde que se licitan en subasta a que se conecta la instalación a la red "puede que tarden dos años".

Los mercados de futuros, como explica el director general de ANPIER, auguran que España, debido al auge de las renovables, tendrá un precio de la electricidad más bajo que el del norte de Europa a medio plazo.

Medidas de futuro

El profesor Bernardos reconoce que en un futuro el precio será muy inferior al actual debido al boom de la energía verde; siempre y cuando haya una competencia entre las empresas y no actúen como un monopolio. A día de hoy, cinco firmas generan el 70% de la energía en España.

"Lo normal es que el gobierno dijera a Endesa e Iberdrola que vendieran una parte de sus centrales para que hubiera más competencia en el mercado", explica el experto.

Una eléctrica pública, como pide Podemos, no ayudaría a bajar el precio de la luz en el corto plazo. Sin embargo, Bernardos explica que sí que lograría que los beneficios públicos continuaran siendo de todos, y denuncia que "las empresas energéticas se han quedado por muy poco dinero concesiones muy rentables" en las que "pueden hacer lo que quieran".

La forma de hacer una empresa de energía pública, para Barrera, sería ir recuperando las concesiones por parte del Estado según venzan.

Otegi pide perdón a las víctimas de ETA

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?