Te lo aclaro

¿Es el pasaporte Covid la solución final para recuperar el turismo?

Pedro Sánchez durante la presentación del certificado digital
photo_camera Pedro Sánchez durante la presentación del certificado digital

El próximo 1 de julio entra en vigor el pasaporte covid europeo. Este documento posibilitará los viajes entre los países de la UE y del espacio Schengen para todos aquellos ciudadanos de estos países que presenten un certificado de vacunación, de haber pasado la enfermedad o una prueba de covid negativa reciente. La Unión está negociando homologar este pasaporte con terceros países como Reino Unido o Estados Unidos.

La noticia ha despertado grandes esperanzas en el sector turístico. Pablo Díaz, Profesor de los Estudios de Economía y Empresa de la Universidad Oberta de Catalunya (UOC), celebra que se vaya a implementar ya que “es una solución coyuntural positiva que genera en momentos de incertidumbre un flujo internacional de turistas”. Díaz cree que con esta medida se va a “insuflar aire en un sector muy necesitado”.

El experto coincide con la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), que tras conocerse que se iba a poner en marcha un pasaporte covid lo celebró, pero recordó que “la Unión Europea ha hecho algo que tenía que haber resuelto mucho antes.” De haber sido así se podría haber logrado un mayor flujo de turistas en meses anteriores. Díaz coincide, y afirma que la medida hace unos meses era vista como discriminatoria por algunos y ha acabado viendo la luz y siendo bienvenida.

Una cartilla ya existente

José Ramón Banegas, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública y Microbiología de la Universidad Autónoma de Madrid, señala que el requisito de vacunación ha sido la norma para viajar a países tropicales y que no es una cuestión nueva, “ya hay cartillas vacunales para niños y adultos”.

Desde el punto de vista sanitario se persigue tener la garantía de que se ha vacunado, “así la probabilidad de transmitir la enfermedad y de enfermar se reduce muchísimo”, explica Banegas, y añade que “es lógico que haya un documento que demuestre inmunidad y permita viajar”.

También este pasaporte podría tener una aplicación para el turismo nacional, incluso para acudir a eventos multitudinarios. Banegas apunta a que se podrían celebrar partidos de fútbol o conciertos con unos aforos ampliados gracias a los certificados de inmunidad.

Ramón Mas Espinalt, presidente de la patronal del ocio nocturno (España de Noche), aboga por un planteamiento similar para poder trabajar: abrir las salas de fiesta y exigir un test de antígenos o un certificado de inmunidad. Desde España de Noche piensan que así podrían relajar las medidas de aforo y permitir una mayor afluencia de clientes.

Problemas financieros

Sin embargo, Mas que reconoce que poder trabajar con un mayor aforo no va a solucionar sus problemas, que tras dos años cerrados hay una acuciante falta de dinero circulante que pone en riesgo la continuidad de muchas compañías. Díaz señala un problema de liquidez similar en el sector turístico. Se necesitan ayudas a fondo perdido, pese a la llegada de turistas gracias al pasaporte covid, que en el mejor de los caso alcanzarán el 60% de los que visitaron España en 2019.

Recuperar la cifra “va a llevar un lustro” como reconoce Díaz; ya que los turistas de zonas más distantes como Estados Unidos o Asia son más reticentes a viajes transcontinentales. El experto señala que “este fenómeno ya se vivió en Asia con la epidemia del SARS en 2001” y recuerda que sólo queda esperar a que aumente la confianza.

Un primer ladrillo para la recuperación

A pesar de sus limitaciones, Díaz reconoce que la medida ayudará a atraer viajeros de países cercanos que pueden revivir la industria turística. A medio plazo el pasaporte perdería su utilidad utilidad ya que "según se alcance la totalidad de vacunados no será necesario demostrar estar inmunizado", por ello el experto piensa que no será algo discriminatorio.

Medidas más allá del pasaporte covid serán necesarias en los próximos meses para facilitar una reapertura y combatir al virus. Banegas asume que la cartilla de vacunación no será tan restrictiva en un futuro pero que sin embargo habrá que revacunar cada año y que "la mascarilla ha llegado para quedarse como en los países asiáticos”.

El vídeo del día

Reabre el ocio nocturno en Madrid hasta las 3 horas
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?