Te lo aclaro

¿Existe el síndrome post vacacional?

Oficina con trabajadores.
photo_camera Oficina con trabajadores.

Agosto ha llegado a su fin y acaba de comenzar septiembre, el mes que supone la vuelta al trabajo para muchos profesionales tras un periodo de descanso. Esta vuelta puede ser algo traumática, ya que se debe recuperar un ritmo de trabajo intenso en poco tiempo, lo que puede generar estrés en el trabajador, el llamado “síndrome postvacacional”.

Para minimizar el impacto que tiene esta “vuelta al cole”, Spaces, la nueva oferta internacional de espacios de trabajo que promueve una comunidad dinámica para emprendedores y empresas, propone siete consejos a seguir:

-- Mente positiva: Lo primero es ser optimista. Pensar en los objetivos y retos que se tienen por delante permitirán volver al trabajo con ilusión. Las vacaciones han servido para recargar pilas de cara al nuevo curso, la mejor forma de enfrentarlo es con alegría y con muchas ganas. 

-- Dieta sana y deporte: La cita latina “Mens sana in corpore sano” debe ser una máxima imprescindible a la hora de volver al trabajo. Contar con una dieta equilibrada y hacer algo de deporte ayudará a tener la mente más despejada y un espíritu más optimista, lo que servirá de apoyo para enfrentar el mes de septiembre.

-- Revisar el correo empezando por el más reciente: Aunque al abrir la bandeja de entrada se hayan acumulado una cifra desorbitada de correos, no hay que alarmarse. Muchos de ellos seguro que son newsletters que se pueden borrar sin ningún problema. Además, comenzar a leer los correos por el más reciente servirá para comprobar que muchos asuntos ya se habrán solucionado y no será necesario destinar ni un segundo más de lo imprescindible en ellos.

-- Planificación: Dedica algo de tiempo a planificar los primeros días, echa un rápido vistazo a los temas más importantes y/o urgentes que encontrarás a la vuelta.

-- Trabajo flexible: Emprendedores y profesionales tienen la posibilidad de aterrizar de forma más suave en la rutina gracias al trabajo flexible. Los espacios de trabajo flexible y las nuevas tecnologías, son aliados muy importantes que pueden permitir al trabajador alargar unos días su estancia vacacional y a la vez incorporarse de nuevo a su puesto, pero trabajando desde otra ciudad. Estos espacios cuentan con todas las instalaciones y comodidades necesarias para que se pueda trabajar como si se estuviera en la oficina.

-- Estimular la creatividad: Inicia alguna actividad creativa en el tiempo libre. Además de ayudar a desconectar de la vuelta al trabajo, servirá para estimular la mente y contribuirá a recuperar el ritmo tras la relajación veraniega. La creatividad y pensar “out of the box” son aptitudes cada vez más demandadas entre los profesionales de la mayoría de los sectores.

-- El poder de la comunidad: Hay que tener en cuenta que no se está solo. La gran mayoría de los profesionales está pasando por la misma situación. Apoyarse en los compañeros y en el resto de la comunidad hará la vuelta al trabajo sea más llevadera.

Chocolate para la vuelta a la rutina

Cansancio, irritabilidad, falta de apetito, insomnio, dolencias musculares… Como cada año, la vuelta al trabajo acecha con la temida depresión posvacacional. Según la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria, “las molestias físicas y psíquicas que muchas personas experimentan al acabarse las vacaciones pueden aparecer a cualquier edad, incluida la infantil. Afecta al 5-8% de los niños y al 20% de los adultos”.

Para evitar estos síntomas tras los meses de verano, el chocolate puede ser un gran aliado. Se trata de un alimento compuesto por minerales como el magnesio, el hierro, el fósforo y el potasio que, combinado con una alimentación equilibrada, puede tener un impacto muy positivo en el estado físico y sobre todo anímico.

Eso sí, para que sea saludable debe tener un alto porcentaje de cacao y contener poco azúcar. Los expertos coinciden en que el consumo moderado de chocolate negro, si es de calidad y está libre de fertilizantes sintéticos, herbicidas y pesticidas, no solo no es perjudicial para el organismo, sino que tiene multitud de ventajas. PACARI, considerado por los International Chocolate Awards como el mejor chocolate en barra del mundo, cumple estos criterios. “Nuestros chocolates son biodinámicos y orgánicos y contienen, como mínimo, un 60% de cacao. Además de estar elaborados con una exquisita materia prima, se caracterizan por sus sabores selváticos, agrestes, autóctonos y sumamente diferentes”, señala Santiago Peralta, fundador de PACARI.

A continuación, detallamos los múltiples beneficios que aporta el chocolate al cuerpo y a la mente:

-- Estimula el cerebro y mejora la concentración. Si a uno le persigue el espectacular recuerdo de aquel fin de semana en la playa donde pudo disfrutar de un día de relax completo, pero se encuentra en el trabajo y necesita ponerse manos a la obra con las tareas diarias. En este caso, comer un poco de chocolate negro puede ayudar a estimular el celebro a través de la teobromina y la cafeína, y en seguida llenar de energía y vitalidad para mejorar la concentración.

-- Aumenta los niveles de glucosa y mejora el estado de ánimo. El chocolate contiene feniletilamina, una sustancia que afecta de manera positiva al humor aumentando el pulso y los niveles de glucosa. Si se tiene un mal día, se puede intentar arreglarlo tomando una pequeña onza de chocolate.

-- Reduce el estrés y proporciona sensación de calma y tranquilidad. Un pequeño trozo de chocolate negro contiene polifenol, un antioxidante que puede disminuir el nivel de estrés proporcionando calma y tranquilidad. El chocolate es realmente un aliado para la salud, pero debe ser consumido en dosis balanceadas, sin excesos.

-- Genera sensación de felicidad. No está científicamente comprobado que el chocolate actúe como medicina natural para erradicar uno de los problemas psíquicos más comunes de la sociedad, la depresión. Aun así, la sensación de satisfacción una vez comido un trocito de chocolate no la quita nadie.

-- Fortalece la musculatura. El cacao no sólo aporta beneficios a la mente sino también a al cuerpo. Al ser un producto rico en magnesio, su consumo ayuda a fortalecer la musculatura. Además, representa un aporte energético ideal para personas que realizan actividad física.

Por ello, una pequeña dosis de chocolate Pacari es ideal para afrontar el final del verano y la vuelta a la rutina. Se puede incluir en el desayuno, a media mañana, como postre o para merendar.

Si apetece salir de casa, hay sitios donde Pacari es el protagonista de sus recetas. En Sevilla se encuentra un establecimiento que elabora sus helados con Pacari, la heladería ‘Los Valencianos’. En Barcelona, la heladería ‘Paral·lelo Gelato’ ofrece auténticas delicias hechas con el prestigioso chocolate ecuatoriano. Por último, en Alicante ya hay tres locales donde poder degustar postres hechos con Pacari: el restaurante ‘La Renda’, de gastronomía mediterránea; el ‘XqNo’, de fusión mexicana y mediterránea; y el ‘Verdeando’, especializado en comida vegetariana, Raw (cruda) y ecológica.

El vídeo del día

Reabre el ocio nocturno en Madrid hasta las 3 horas
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?