Te lo aclaro

¿Por qué los Gobiernos se empeñan en controlar RTVE?

(De izq a dcha) Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno; Rosa María Mateo, administradora única de RTVE; y Ana Pastor, presidenta del Congreso de los Diputados.
photo_camera(De izq a dcha) Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno; Rosa María Mateo, administradora única de RTVE; y Ana Pastor, presidenta del Congreso de los Diputados.

A lo largo de la historia se ha cuestionado en múltiples ocasiones y en diversos ámbitos si la radiotelevisión española desempaña una labor de servicio público o, si por el contrario, es un instrumento utilizado por los partidos políticos en su propio beneficio.

Fue un 28 de octubre de 1956, cuando un grupo de unos cincuenta hombres y mujeres desde un chalet en el Paseo de la Habana de Madrid se disponían en poner en marcha la primera emisión de Televisión Española. Comenzó a emitir en nuestro país en un mercado sin competencias hasta que treinta años después, en 1989 el Gobierno de Felipe González concedía las tres primeras licencias –dos en abierto, Antena 3 y Telecinco, y una de pago, Canal Plus- que acabarían con el monopolio de TVE.

Desde entonces y hasta nuestros días se ha debatido en diferentes escenarios sobre las posibles injerencias del poder políticos en el ente público. Durante la democracia los partidos que han gobernado España se han empeñado por hacerse con el control de RTVE. Pero, ¿Todos los ejecutivos, independientemente del partido político al que pertenezcan, han adoptado esta posición frente a la televisión pública? O por el contrario, ¿Han sido solo aquellos que pertenecen a un grupo de una determinada ideología?  

Expertos en el sector de medios de comunicación responden a estas preguntas para Confidencial Digital.

Miguel Ángel Rodríguez (MAR), ex portavoz del Gobierno y ex Secretario de Estado de Comunicación durante el mandato de José María Aznar, responde que: “Los cambios llevados a cabo en RTVE por el actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no los ha hecho absolutamente nadie. Se ha cargado a todos los profesiones de la anterior etapa, hasta a los periodistas de Deportes”. Reitera, “eso no lo ha hecho nunca ningún otro gobierno”.

El ex secretario de Estado explica que “los gobiernos siempre buscan colocar a alguien próximo al partido en los cargos más importantes y sensibles como la dirección de Informativos. Porque para el Ejecutivo es importante que el medio público transmita fielmente la labor del Gobierno, independientemente de que haya que dar voz también a la oposición”.

Pero para Miguel Ángel Rodríguez los cambios en la RTVE dirigida por Rosa María Mateo “están convirtiendo a la televisión pública en una mezcla entre la Tuerka y La Sexta”. Y señala que el culpable es “Pedro Sánchez que se ha cargado a todos los profesionales sin ninguna vergüenza”.

Zapatero fue la excepción

Para Agustín Yanel secretario general de la Federación de Sindicatos de Periodistas: “La radio y la televisión llegan a la ciudadanía más que ningún otro medio de comunicación. Mucho más ahora que los periódicos han visto muy reducida su venta en los últimos años. La televisión es un poderoso instrumento de comunicación de masas, por eso a cualquier Gobierno le interesa controlar la radio y la televisión pública. Sin embargo un Gobierno demócrata no debe caer en esa tentación, sino que debe dejar esos medios en manos de sus profesionales y ganarse los votos por su gestión política, no manipulando la información en los medios públicos”.

Pero, ¿Realmente los gobiernos actúan de manera demócrata? El secretario general de la FeSP asegura que “en general, no rotundamente. Desde que se restauró la democracia en España el Gobierno de turno siempre ha controlado la televisión de manera más o menos escandalosa. Solamente ha habido una excepción y fue en la segunda legislatura del ex presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero. Esta fue la  época de más independencia y más profesionalidad de radiotelevisión española.”

Sobre las injerencias del actual Ejecutivo y los cambios ejecutados por Rosa María Mateo, Yanel recuerda que “la administradora única en este momento tiene atribuidas las competencias que tenía el Consejo de Administración y las está ejerciendo”.

Niega tajantemente la existencia de una purga en RTVE, pero abre el debate en otra vía y señala que “se puede criticar si se considera que son excesivos los cambios que está haciendo la administradora. Hay quien apunta que lleva setenta cambios en los dos meses que lleva al frente de la corporación y que es excesivo. Eso se puede discutir. Pero no se puede hablar de purga porque la organización del trabajo en todas las empresas públicas o privadas corresponde a la empresa, en este caso a la máxima representación que es Rosa María Mateo.”

Con Rosa María Mateo "los informativos son mejores" 

En cuanto a la gestión de la veterana periodista al frente de la corporación asegura que “nadie puede negar que en el último mes los informativos de TVE han cambiado para bien. Antes había informaciones que perjudicaban al Gobierno que no se daban o si lo hacían era tarde y mal. Existen casos concretos que han sido denunciados por el Consejo de Informativos y eso no ha vuelto a ocurrir.”

Miguel Ángel Sacaluga, ex consejero de RTVE a propuesta del PSOE, coincide en varios aspectos con Yanel y manifiesta que “no todos los gobiernos pretenden controlar la televisión pública con la misma intensidad. Si repasamos la historia se han producido avances y en los últimos años, la televisión pública ha evolucionado. Al igual que lo han hecho la sociedad, los profesionales de TVE, la democracia… etc. Esas exigencias han sido percibidas por el poder político”.  

¿Qué busca el Gobierno en RTVE?

Partiendo de la base que de una manera u otra, con mayor o menor intensidad, con más o menos injerencias, todos los partidos políticos que llegan a La Moncloa intervienen para hacerse con el control de Radio Televisión Española ¿Por qué se apoderan de un medio de comunicación público? Dicho de otra manera, ¿Qué fines persiguen?

El ex Secretario de Estado de Comunicación entre 1996 y 1998 durante el mandato de José María Aznar, Miguel Ángel Rodríguez, justifica que “no es solo una cuestión de qué sale en el telediario. Es un concepto. Es decir, si tú no retransmites en español en Cataluña o en Galicia, estás tomando una ideología, y si lo haces estás tomando otra decisión. Si utilizas el canal exterior para hablar de España, de sus virtudes como país y del turismo, defenderás una cosa, y si lo utilizas para hablar de los colectivos minoritarios es otro concepto. No es solo la información, la elección de una película es importante”.

Recuerda que durante el mandato de Felipe González, "el ex presidente y María Antonia Iglesias, directora de Informativos entre 1990 y 1996, actuaron de esa manera. La semana justo antes de las elecciones elegían todas las películas de la matanza de Atocha, sobre el Holocausto… etc. Con unos fines determinados. La programación es muy importante", apunta. 

Recalca: "No es que haya solo una televisión pública, es que la televisión pública es muy importante. Y para el Gobierno es muy importante transmitir lo que piensa, pero también dando voz a la oposición. Pero ahora lo que ha decidido -Pedro Sánchez- es que solo van a hablar los de izquierdas, y no los partidos con otra ideología. Eso no ha pasado nunca". 

"Fran Llorente está haciendo la purga"

MAR señala al recién nombrado director de Proyectos y Estrategia de RTVE, Fran Llorente, y concluye subrayando que “este es quien está haciendo toda esta purga. En mi época era director del telediario de La 2. Él ahora no me ficharía a mí para dirigir el segundo canal. Esa es la diferencia”.

El secretario general de la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) explica que: “El único control que debe existir en los medios públicos es el control parlamentario que está recogido en la Constitución, y este control lo lleva a cabo la Comisión Mixta (Congreso Senado de Control Parlamentario de RTVE y sus sociedades). Pero lamentablemente esa comisión más que cumplir esa función, es utilizada por los grupos parlamentarios como un escenario más de sus enfrentamientos políticos.

Nosotros desde la FeSP siempre hemos defendido una radio y una televisión estatal que cumplan su misión de servicio público, con financiación pública suficiente pero con total independencia respecto al Gobierno de turno. En la que el contenido informativo dependa exclusivamente de sus profesionales. Una RTVE que respete el pluralismo político, social, cultural y lingüístico que existe en España. Es la única manera en la que la radio y televisión pública sea utilizada como un servicio público en favor de la ciudadanía, sino será utilizada como instrumento político al servicio del Gobierno y del partido de turno”.

Sacalugas, ex consejero de RTVE a propuesta del PSOE, discrepa con las anteriores afirmaciones y apunta que “si un Gobierno cree hoy día que controlar la televisión pública le va a dar réditos políticos se equivoca. Primero porque el escenario no es el mismo que años atrás, segundo porque esa evolución de la sociedad hace que los ciudadanos actúen cambiando de canal si consideran que TVE no responde a unos criterios mínimos de independencia, neutralidad y pluralismo.

Si haces una televisión gubernamentalizada no vas a conseguir más votos, tendrás el seguimiento de una población que ya está convencida. Y por tanto, utilizarlo como un instrumento político es inútil porque no vas a obtener ningún beneficio.”

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?