Te lo aclaro

¿Por qué el juicio de los ERE está pasando desapercibido?

Parte de los acusados en el caso ERE.
photo_cameraParte de los acusados en el caso ERE.

El juicio del caso ERE, en el que se defraudaron más de 700 millones de euros de las arcas públicas de Andalucía, encara la recta final este otoño y se prevé que la sentencia se haga pública a principios de 2019. 

Pese al volumen de dinero perdido y a que los principales imputados son ex miembros del Gobierno andaluz, para la mayoría de los españoles se trata de un asunto casi desconocido.

Fuentes judiciales conocedoras del procedimiento explican a Confidencial Digital que no existe un motivo claro, sino que la causa se ha desarrollado con una serie de circunstancias que han podido hacerla desconocida.

En primer lugar, apuntan a la fase de instrucción, que se alargó durante casi cinco años, desde 2010 hasta finales de 2017. La primera titular fue la juez Mercedes Alaya, titular del juzgado número seis de Sevilla. Líderes socialistas andaluces e incluso alguno nacional, como José Antonio Hernando, cuestionaron cómo estaba dirigiendo la investigación.

La juez Alaya

Se referían a que la magistrada hacía coincidir decisiones polémicas de la instrucción con fechas electorales "clave" que afectaban al electorado andaluz. Por su parte, la juez, cuando era preguntada por los medios por estas acusaciones, alegaba que independencia judicial le hacía actuar al margen de intereses o cálculos políticos.

Otras fuentes explican a ECD que la magistrada aprovechó sus funciones para convertirse en una "juez estrella", algo posible por los cargos de los principales imputados: el ex presidente de la Junta, Manuel Chaves, el entonces líder andaluz José Griñán, el ex vicepresidente, Gaspar Zarrías; o la ex consejera de Hacienda y ministra de Fomento, Magdalena Álvarez.

Cabe recordar que Alaya fue apartada del caso en 2016, cuando fue ascendida a la Audiencia Provincial de Sevilla. Su sustituta, María Núñez Bolaños, ha archivado varias piezas separadas del procedimiento y ha llegado a cuestionar en público la labor de su predecesora.

Por su parte,Alaya ha concedido algunas entrevistas y declaraciones públicas acusando a los partidos de "silenciar" el caso.

Influencia del socialismo

El caso ERE es uno de los más extensos, ya que cuenta con numerosas aristas. La investigación incluye desde la concesión de ayudas irregulares a parados a cursos de formación 'fantasma', pasando por la inclusión de falsos trabajadores en empresas públicas y privadas para camuflar las subvenciones fraudulentas.

Fuentes cercanas al procedimiento aseguran a este confidencial que el caso no ha trascendido a la política nacional por "el influjo del socialismo en Andalucía". Hablan de redes clientelares tejidas por el partido en "innumerables municipios" de la región que han llegado a conformar "una manera de pensar".

Ésta consiste, afirman, en "pensar bien del PSOE", achacando a errores o incluso a conspiraciones los escándalos de corrupción, como el de los ERE. 

Las redes antes aludidas consisten, explican las mismas fuentes, a la maquinaria de subvenciones, becas y ayudas que concede la Junta bajo sospecha de "amiguismo". Como botones de muestra, citan los centenares de miles de euros que tenía uno de los imputados en el caso, el miembro de UGT Juan Lanzas, y que repartía en efectivo a particulares "para hacer favores". Los billetes provenían de los fondos para el desempleo de la Junta.

En segundo lugar, citan las arengas de inspectores de trabajo a profesores de cursos de formación a parados, instándoles a llevar a sus alumnos a mítines del PSOE para "rellenar". Esas horas se las convalidaban como clases recibidas.

La complicidad de los andaluces vendría de "la cultura del socialismo", según la cual, "es preferible que nos gobierne un socialista corrupto a que lo haga la derecha".

Los medios

También aluden a los medios de comunicación, que "han cubierto detalladamente el caso Gürtel, la trama Púnica, Lezo... pero en cambio no lo han hecho con el caso ERE".

Estas fuentes señalan que puede haber existido cierta "complicidad" por ser el andaluz el caso de corrupción en los que hay más socialistas involucrados. "Puede ser más jugoso para los medios informar sobre la deshonestidad de la derecha que de la izquierda", señalan.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo