Te lo aclaro

¿Sabemos veranear los españoles?

Los mejores destinos de EEUU para visitar este verano
photo_camera Los mejores destinos de EEUU para visitar este verano

El mes de agosto es sinónimo de vacaciones de verano, o por lo menos para un 60% de los españoles. 22 días hábiles en la mayoría de los casos para desconectar del trabajo y la rutina y recuperar energías. Días en los que la ley permite no coger las llamadas del trabajo sin ser despedido y disfrutar verdaderamente del tiempo libre. La época estival es para cambiar el traje por el bañador y la mesa de la oficina por la playa.

De hecho, es un mes tan esperado por los españoles, que la gran mayoría no escatima en gastos para disfrutarlo. Según un estudio realizado a nivel europeo por Ferratum Group, las familias españolas son las que más ingresos dedican de su economía anual a las vacaciones de verano: 1.130 euros por familia.

Es más, el verano probablemente sea lo único que los españoles planeamos con tiempo. Más de la mitad de la población planifica sus vacaciones con dos meses de antelación. Entre los destinos favoritos, destacan los nacionales: Tenerife, la Costa Blanca, Gran Canaria, Mallorca y la Costa del Sol. Es decir, destinos de playa que resultan idóneos para descansar y disfrutar de la comida y el ambiente mediterráneo.

Los españoles esperamos con ansia e intentamos planear hasta el último detalle las vacaciones de verano, pero ¿sabemos aprovecharlas?

“Las tres D”

Patricia Ramírez, licenciada en psicología y colaboradora en varios medios de comunicación como El País Semanal o TVE, explica en el blog “PlenaMente”, que en vacaciones lo aconsejable desde el punto de vista psicológico es practicar “las tres D”, es decir: “desconectar, descansar y disfrutar”.

Desconectar significa interrumpir algo. En el caso de las vacaciones de verano, se rompe con el estrés, con la presión, con el agobio, con la rutina. Incluso se interrumpen relaciones con amigos, con compañeros de trabajo, con la pareja. Sin embargo, esta desconexión no es real sino es realmente reparadora. Por ejemplo, no sirve de nada intentar desconectar del móvil si constantemente se está pendiente de las nuevas notificaciones. Es cierto que no siempre se puede desconectar al 100%, pero por lo menos es aconsejable elegir un momento concreto del día en el que sí puedas estar completamente "fuera de línea".

Por otro lado, Ramírez aconseja descansar. A lo largo del año se somete al cuerpo a unas rutinas exhaustivas y unas obligaciones que acaban desgastando el organismo. El estrés, las prisas, la costumbre de comer rápido y otras muchas cosas comprendidas en la rutina diaria van mermando el cuerpo poco a poco. Pero de repente llega el verano. Y se cambia el ruido y la contaminación por la brisa marina y el oleaje de la playa. Descansar es tan imprescindible para el ser humano como comer. El sueño es reparador y necesario para conseguir un funcionamiento correcto de nuestro organismo. “No descansar de forma correcta altera los procesos físicos y cognitivos”, impidiendo que la toxicidad que hemos ingerido durante todo el año desaparezca por completo. Cabe citar, que descansar no significa únicamente dormir, significa disfrutar del placer de no tener que hacer nada.

Y en último lugar, la psicóloga recomienda disfrutar. Las vacaciones no son para soportar. Ni a gente, ni situaciones que no apetezcan, ni para matarte a trabajar para que otros se encuentren la comida en la mesa cuando suban de la playa. Las vacaciones son imprescindibles para todos, y por ende, para que cada cual invierta el tiempo en lo que realmente se quiere hacer. Durante estos días de relajación hay que intentar elegir bien el dónde, el cómo y con quién. Es cierto que a veces hay compromisos “ineludibles”, pero en la medida que se pueda hay que intentar “controlar” tus días de vacaciones. No se debe confundir priorizar tus intereses con el egoísmo. “No se trata de lo que te place hacer a ti, sino de tener un equilibrio con la gente que te acompaña y disfrutar”.

¿Cómo pasamos el verano los españoles?

Preparar las maletas, echarse una buena siesta y salir a tomar algo, son las tres cosas que hacen los españoles en vacaciones, según un estudio llamado “Hábitos vacacionales de los españoles” realizado por Cerveceros de España y Madison Market Research hace un par de años.

 

Otro estudio realizado por Adglow apunta que los españoles utilizan de forma abusiva las tecnologías durante la época estival. Se publican en las diferentes redes sociales el doble de fotos y vídeos en verano que durante el resto del año. Por ello, la actividad en redes sociales aumenta un 21% en verano entre los españoles, cifra que aumenta hasta un 30% en la población joven.

En la Península Ibérica los viajes de playa son los más frecuentes y protagonistas en todos los rangos de edad. En segundo lugar, se encuentran los destinos culturales con un 21%. En tercer lugar, los viajes denominados de “relax” con un 18%, seguido de viajes familiares (29%), y por último viajes con amigos (22%), según un informe de ObervaTUR.

Los resultados de estos informes clarifican que los españoles preferimos destinos de playa, en los que poder descansar y desconectar de la rutina, que destinos que conlleven esfuerzos físicos o intelectuales. Además, la buena comida y la compañía están por encima de cualquier otro requisito para elegir un destino y otro. Las tecnologías han calado tanto en la rutina, que la mayoría ni siquiera se imagina bajar a la playa sin su smartphone. "Yo prefiero dejarme el cepillo de dientes que la batería del móvil", declara a ECD un joven de 17 años. Este uso abusivo no permite desconectar al 100%, tal y como apunta Patricia Ramírez, pero todo el mundo sabe qué estás haciendo y dónde, lo que parece preocupar mucho al segmento nacional. 

Primeras imágenes del rey emérito Juan Carlos I al llegar a España

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes