Te lo aclaro

¿Tiene sentido el boicot a los productos catalanes?

Boicot productos catalanes
photo_cameraBoicot productos catalanes

Desde que el presidente de Cataluña, Artur Mas, iniciase su campaña independentista, en el resto de España ha crecido la animadversión hacia la compra de productos fabricados en Cataluña. Basta con poner Google la palabra “boicot” para encontrar numerosas listas de productos y alternativas de compra con la que boicotear a la comunidad autónoma. Pero, ¿tiene sentido que el resto de España deje de comprar los productos Catalanes como rechazo a su desafío soberanista?

El negocio del cava se resintió con la llegada de la crisis y, aún más, tras la victoria del actual gobierno de CiU en Cataluña con el apoyo de ERC que han propiciado la caída en picado de las ventas. Desde entonces, en España se venden 13,8 botellas menos de cava, según cifras del diario El Mundo.

Y es que todos los españoles tienen a su alcance conocer los nombres y marcas de los productos que se fabrican en Cataluña. Sin embargo, se trata de una situación muy complicada, en la que confluyen muchas sensibilidades, y los empresarios prefieren no posicionarse.

Además, como ya publicó El Confidencial Digital, los empresarios catalanes han realizado un “pacto de silencio” para ocultar el boicot: “Cuanto menos se hable de boicot a los productos catalanes, mejor”. Es el consenso entre pequeños y grandes empresarios de Cataluña.

La campaña de Navidad está a la vuelta de la esquina y se muestran convencidos de que darle propaganda al asunto solo conduce a que las campañas de rechazo se magnifiquen en esta época del año.

Los empresarios son conscientes, por tanto, de los riesgos que existen en el actual escenario secesionista. Algunas encuestas internas realizadas en los últimos meses por patronales catalanas, como la de Cecot que agrupa a más de 7.000 empresas, revelan esa máxima preocupación. Concretamente, según este sondeo, un tercio de los directivos en Cataluña está convencido de que en este contexto de enfrentamiento entre la Generalitat y el Estado habrá un boicot comercial a sus productos en el resto del Estado.

Sin embargo, a principios de noviembre, el presidente del Foro de Marcas Renombradas Españolas y de Freixenet, Josep Lluís Bonet, reconocía en su conferencia de ‘España Internacional’ que existía un boicot en el conjunto de Cataluña hacia su marca por el hecho de no ser separatista. Además, aclaraba que lo que venden en España supone solo el 20% del total. “Un boicot nos afectaría, nos haría un pequeño daño material pero un gran daño moral”, concluía.

Más tarde, El Mundo publicaba que altos cargos de la política catalana que ya han declarado en público que no comprarán el cava de Freixenet. "El cava de mi casa no es Freixenet, sino un buen cava catalán que acepta ser catalán", afirmó el secretario de inmigración de CiU.

El Confidencial Digital ha consultado a un catedrático catalán, experto en marketing y marcas, que prefiere mantener su anonimato sobre qué sentido y repercusiones tiene el boicot a Cataluña. Esta es su conclusión:

-- “Se nota muchísimo y hace mucho daño. Ese es el sentido que tiene el boicot: que se note y que haga daño”, opina el profesor.

-- Sin embargo, el boicot está teniendo el efecto contrario: “Tú no puedes intentar coaccionar a una población mediante un boicot, que es una medida populista y gamberra. Así, lo único que consigues es el efecto contrario. Al final, al ir en contra de la libertad consigues lo que no querías”.

-- En opinión del experto el boicot a los productos está provocando que los catalanes sean mas independientes de España y con ello más independentista. “Claro, al notarse tanto el boicot la gente busca soluciones. Ahora Cataluña es la segunda Comunidad que más exporta. ¿Por qué? Porque la gente se busca la vida como puede e intenta colocar sus productos, como el cava, fuera. Pero la población tampoco olvida. Todos sabemos que el único boicot que ha habido en España ha sido y es contra Cataluña”.

El Cava, el producto más perjudicado

-- “Hay productos que se nota más y en otros que se nota menos”, cuenta a ECD el especialista en marketing y marcas.

-- “El cava, por ejemplo, tiene muchos problemas para venderse fuera de Cataluña, la gente no lo quiere. Sin embargo, otros productos que no son tan significativos o distintivos de Cataluña pero que sí se hacen aquí, no tiene problemas para venderse en el resto de España, es normal”.

Las bodegas de fuera de Cataluña se benefician

El Confidencial Autonómico se puso en contacto con distintas bodegas de fuera de Cataluña en las que reconocían que se iban a beneficiar del boicot. “Como cavistas no nos gusta que haya boicot, pero desgraciadamente sí nos beneficia”, reconocían desde una bodega de Extremadura.

El portavoz de una bodega de Navarra explicaba que “en algún caso los clientes que llaman para hacer pedidos comentan que no quieren comprar cava de Cataluña”, algo que también afirmaron en explotaciones vinícolas de La Rioja.

El portavoz de una bodega de la provincia de Burgos lo explicó: “Desde que Carod-Rovira dijo eso sobre Madrid 2012, desde entonces ha crecido la tendencia de gente que pide cava que no sea catalán”.

Crisis España-Cataluña

“Al final, el boicot lo único que consigue es el efecto contrario. En vez de hacer ver a los catalanes que necesitan de España, provoca un efecto contrario. Ahora exportamos más y no necesitamos tanto el mercado español. En ese sentido, ahora hay una distancia mucho más grande entre España y Cataluña por culpa de la agresividad del boicot”, concluye el catedrático.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?