Te lo aclaro

¿Va a conquistar Amazon todo el comercio en España?

Almacén de Amazon.
photo_cameraAlmacén de Amazon.

Que Amazon amenaza la supervivencia del pequeño comercio ya no es ni un secreto ni una previsión de futuro, sino una realidad. Cualquier comerciante de prácticamente cualquier sector coincidirá en señalar al gigante norteamericano del e-commerce como una de las causas del descenso de ventas y de la pérdida de competitividad del tejido comercial en muchos barrios de España.

De momento, el fenómeno parece no tener techo. Todos los años, con la llegada de una de esas fechas marcadas en el calendario del consumo mundial como el Black Friday o el Ciber Monday, Amazon vuelve a batir sus propios records de ventas. A nivel mundial y a nivel España. El 7,5% de todas las ventas online en España se realiza a través de Amazon.

Sin embargo, no solo al pequeño comercio le resulta complejo competir contra Amazon. También le ocurre a grandes firmas con mucho arraigo social en España. El ejemplo más claro es el de El Corte Inglés, que desde hace unos años se ha lanzado a una guerra sin cuartel por dominar el mercado de las compras online.

Pero, ¿puede Amazon convertirse en un monopolio del comercio en España? La respuesta dependerá de la capacidad de adaptación de su competencia, pero hay varias características de su negocio que indican que parte con mucha ventaja con respecto a otros grandes comercios.

Logística sin rival

La venta ‘retail’, es decir ‘al por menor’, es lo que ha llevado a Amazon a desarrollar una cadena logística extremadamente eficiente y copiada por muchas otras firmas. De hecho, muchos expertos coinciden en señalar que la logística es una de las claves fundamentales del fenómeno Amazon.

El modelo logístico de Amazon requiere ingentes cantidades de inversión, ya que la centralización de sus servicios implica la construcción y puesta en funcionamiento de grandes superficies.

La primera de estas mega superficies en abrir sus puertas, en 2012, fue la de San Fernando de Henares. Ahora, doblando su tamaño inicial, se puede considerar el ‘corazón’ de Amazon en España. Tiene 77.000 metros cuadrados y opera con alta tecnología y robótica.

Le siguieron Getafe, Madrid capital, Barcelona, el Prat, Martorelles, Sevilla o Paterna. Se espera próximamente la apertura del centro de Illescas, que con 100.000 metros cuadrados será el más grande de toda España y servirá de conducto logístico para la firma en Europa. Ninguna otra firma de distribución retail en España tiene almacenes tan grandes y con procesos automatizados como Amazon -lo que reduce considerablemente los costes-.

Marcar las reglas del mercado

Amazon ha conseguido tomar la delantera a sus competidores en España y en parte lo ha logrado obligándoles a competir bajo sus reglas. Por ejemplo, en cuanto a envíos.

Hasta hace unos años, muchas de las grandes empresas que comercializaban sus productos a través de internet, como puede ser El Corte Inglés o Fnac, tenían una política de envíos que fijaba en plazos de tres días la llegada del paquete al cliente.

Sin embargo, la irrupción de Amazon y sus envíos en un día -incluso en unas horas- obligó a sus competidores a adoptar una nueva estrategia. El Corte Inglés por ejemplo inició sus ‘entregas express’ de dos horas para buscar la competencia con Amazon Prime -que funciona solo en grandes ciudades de momento-.

Así, Amazon está obligando a sus competidores a realizar grandes inversiones para reestructurar su negocio. Y en bastantes casos, por una cuestión financiera y de falta de recursos, muchos no han logrado adaptarse a este nuevo modelo.

Diversificar el negocio

Otra de las claves del éxito de Amazon es la diversificación del negocio a la que la firma se ha sometido en los últimos años en un intento por competir con otros gigantes del sector internet.

Por ejemplo con su Amazon Prime Vídeo, con el que intenta arrebatar cuota de mercado al de momento todopoderoso Neflix. O con su incipiente Amazon Music, que busca rivalizar con Spotify. Arrancando está también su servicio de ‘biblioteca’, que permite leer cualquier libro de un extenso catalogo por diez euros al mes de cuota, o el almacenamiento en la nube.

Casi todos estos servicios van incluidos en la cuota de ‘socio’ que cada cliente paga anualmente, y que en un año ha subido de unos 20 euros a 36.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable