Te lo aclaro

Las verdaderas quejas de los pilotos de Iberia contra la compañía

‘¿Por qué, si estamos haciendo cosas tan terribles, la empresa todavía busca negociar con nosotros?’ Aun con parte de la opinión pública en contra, los pilotos de Iberia siguen insistiendo en sus demandas. Léalas aquí.

-          Para hacerse cargo de los problemas que afectan a Iberia, hay que tener en cuenta que sus dificultades no son sólo de conflictividad laboral. El coeficiente de ocupación de plazas de aviones ha descendido un 5% de 2007 a 2008, situándose en el 79,3%.

-          Las plazas vacías afectan ante todo a las clases preferente y business. El práctico monopolio que tiene Iberia de la cobertura aérea con algunas capitales americanas sigue asegurando aviones llenos pero los vuelos trasatlánticos con origen en Madrid o Barcelona también se resienten, ya que la mitad del pasaje se nutre de viajeros europeos que hacen escala.

-          En consecuencia, Iberia ha reaccionado a la bajada de la demanda –un 6,4% menos que en 2007- recortando más de un 10% el número de plazas ofertadas y disminuyendo el tráfico en torno al 13%.

-          Con todo, es la conflictividad laboral con los pilotos el principal mal que afecta a la compañía. Es un mal cuyo principio ya es remoto. Hoy por hoy, en la renegociación del convenio colectivo, causa primera del problema, Iberia sostiene que los pilotos están realizando una huelga de celo (huelga encubierta y premeditada) y presiona en unas negociaciones que llevan pendientes de conclusión desde 2000, con un periodo de paz hasta 2004 tras la mediación de un laudo arbitral. Las negociaciones Iberia-Sepla (Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas) se han estancado desde entonces.

-          Y no sólo se han estancado sino que han recrudecido su tono. Tras la cancelación de más de cien vuelos y continuadas faltas de puntualidad, Iberia ha expedientado a catorce pilotos. Los pilotos argumentan que faltan 300 pilotos de cara al periodo navideño. Los pilotos, asimismo, se quejan de la culpabilización a que son sometidos ante la opinión pública por parte de la compañía.

-          Así resume la situación un piloto que pide guardar anonimato: “Llevamos mucho tiempo, mucho, años…cumpliendo de manera ejemplar con nuestro trabajo, colaborando más allá de nuestras obligaciones, saliéndonos del marco que regula nuestras relaciones laborales, nuestro convenio, para que aquello que se nos encomienda salga adelante. Mucho tiempo ahorrando a Iberia cifras millonarias en combustible, poniendo todo de nuestra parte en momentos puntuales complicados, acortando los tiempos de vuelo para que no se pierdan conexiones, tratando de solucionar con nuestro mejor afán situaciones de las que no somos culpables, tapando errores del sistema, realizando nuestra labor con toda la profesionalidad de la que somos capaces”.

-          La queja principal de los pilotos consiste en que Iberia se está convirtiendo en “una agencia de viajes sin pilotos ni aviones”, es decir, que Iberia vende billetes a pasajeros como si fueran a viajar con Iberia y luego viajan con compañías como Clickair, Privilege, Hola Airways, etc.

-          Y mientras que Iberia lleva desde 2004 sin ofertar una plaza de comandantes y segundos, los pilotos de estas líneas aéreas, algunas de bajo coste, no tienen ninguna relación contractual con dichas aerolíneas sino que acuden a una bolsa de trabajo a nivel global donde pueden optar a plazas singulares. Al mismo tiempo, para poder optar a volar, con harta frecuencia deben acudir a las propias aerolíneas para que financien su formación, quitándoles después las empresas la parte correspondiente en sus devengos. Téngase en cuenta que en España hay más de 3500 pilotos de avión en paro.

-          Así, al no ofertar plazas, Iberia reduce el escalafón de los pilotos y ahorra sueldos. La cuestión de los sueldos es también espinosa para los pilotos: estos han visto cómo sus sueldos han permanecido congelados cerca de diez años, y sin actualizaciones de IPC desde 2004, en tanto que los directivos se han subido el sueldo un 22% en 2007 y un 28% en 2008.

-          La reducción de personal de vuelo en Iberia, como fuere, es constatable: de 2100 pilotos en 2006 a los menos de 1700 de hoy. El principal blanco del enfado de los pilotos es Enrique Donaire, director general de la compañía y, curiosamente, antiguo liberado sindical de UGT ascendido a la cúpula directiva.

-          Hay casos que para los pilotos resultan especialmente lacerantes como representativos del presunto trato negativo de la compañía: el caso del comandante Miguel Ángel Gordillo, despedido en 2006 por negarse a despegar un avión con avería, o el caso más reciente del piloto sancionado ‘por ir a comprar tabaco’ ante la ausencia de la firma necesaria de un mecánico ausente.

-          Otra queja de los pilotos es la falta de calidad de los servicios que, teóricamente, les quitan de su desempeño: los pilotos de Clickair –que consiguen el vuelo tras aceptar esa oferta de vuelo único y pueden ser de cualquier nacionalidad- tienen una fama especialmente mala entre los mecánicos de tierra, y se critica asimismo el empleo de aviones rechazados por otras compañías e incluso la reutilización de aeronaves de las que Iberia en su día se deshizo.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?