Barcelona, capital española de los escape rooms
photo_cameraBarcelona, capital española de los escape rooms

Tendencias

Barcelona, capital española de los escape rooms

La fiebre por los escape rooms sigue subiendo la temperatura en España, que se ha consolidado como uno de los países con más salas de juego. En total existen en la nación más de 600 salas registradas, lo que involucra a unas 400 empresas desde que surgió este tipo de entretenimiento hace más de 4 años.

Barcelona se ha consolidado como la capital española de los juegos de escapismo, con más de 100 salas habilitadas. Durante el mes de julio del 2017 entró en funcionamiento el mayor complejo de escape de Europa.

Se trata del Game Point Center, situado en Port Fórum, que cuenta con una superficie de 3.000 metros cuadrados y 18 habitaciones de diferentes temáticas. Sus propietarios han comentado que esperan una asistencia de unos 100.000 clientes en un período de 2 años.

Estimaciones preliminares dan cuenta de que los escape rooms ya están presentes en más de 150 ciudades españolas, lo que refleja la gran aceptación que ha tenido esta modalidad de juego en la nación.

Para abordar este tema, los especialistas de Elescape.es, un portal de referencia en el que se pueden encontrar centenares de salas de juego en Barcelona y en toda España, explican que el juego se realiza en grupos de 2 a 6 personas, que tienen 60 minutos para conseguir escapar de una sala temática.

“El equipo debe utilizar su ingenio y la lógica para poder salir de la habitación. El objetivo es interactuar con los elementos que se encuentran en la sala para poder abandonar el lugar antes de que se acabe el tiempo”, comentan los expertos del escape room, que se ha transformado en una de las actividades de ocio preferidas.

Los participantes del escape room tendrán que resolver acertijos, manejar códigos y llaves para poder ganar. Normalmente, quienes consiguen salir obtienen un premio. Existen diferentes temáticas, como de espías, casas encantadas o laboratorios secretos; el límite es la imaginación.

Nuevas modalidades                                                                 

Una modalidad que sigue ganando adeptos es la de solicitar un escape room a domicilio. Otros van más allá y piden ser secuestrados.

Desde hace algunos meses, han comenzado a surgir en toda España algunos juegos en los que se emplean diversas tecnologías, como la realidad aumentada, el Geocaching y el sistema de posicionamiento global o GPS.

La idea de los juegos de escapismo tiene su origen en los videojuegos para ordenadores que se hicieron muy populares en la década de los años 80. Se trataba de historias similares al juego de la realidad.

Un grupo de personas jugaba en el ordenador a encontrar las pistas que les permitieran resolver un crimen, por ejemplo.

En el 2006, y tras el éxito alcanzado por el videojuego Crimson Room, ingenieros de Silicon Valley, en los Estados Unidos, fabricaron el primer escape room del mundo. Se llamó Origin.

La modalidad se extendió rápidamente por Asia y Europa. A España llegó en el 2013, cuando se estableció el primer juego de escapismo por medio de la empresa húngara ParaPark, que fue la pionera de este tipo de juegos en todo el continente europeo.

Compañerismo laboral

En la página web existen diferentes alternativas para divertirse en compañía de amigos, familiares o compañeros de trabajo. Cada sala reseñada ofrece detalles de su ubicación, cantidad de jugadores que pueden participar, precio y número de pruebas a resolver.

Numerosas empresas han incentivado la práctica de este tipo de juegos entre sus empleados, ya que promueven el trabajo en equipo, el compañerismo y la resolución de problemas en conjunto. Antes de entrar, cada jugador deberá dejar afuera el móvil.

El objetivo es reforzar el sentimiento de pertenencia a la compañía, fomentar competencias profesionales, mejorar el ambiente de trabajo y el liderazgo.

El crecimiento global de la actividad ha sido tan vertiginoso que ya se habla del turismo basado en los escape rooms. Por ejemplo, los jugadores asiáticos viajan a Europa o a Estados Unidos para conocer nuevas aventuras y viceversa.

Debido a la fuerte competencia que existe entre las empresas para captar nuevos jugadores, las compañías se las han ingeniado para ofrecer nuevas experiencias, que incluyen luces o sonidos especiales que aportan realismo al juego.

Incluso ya existen franquicias de escape rooms que se extienden por diferentes países, con lo que se demuestra que su expansión está lejos de detenerse.

Quienes no lo han probado aún afirman que 60 minutos es mucho tiempo para resolver acertijos. Sin embargo, una vez que están dentro de la habitación, los “novatos” indican que les falta tiempo.

Los juegos de escapismo seguirán creciendo a un ritmo acelerado porque se trata de una experiencia innovadora que se juega en grupo. Además, la creación de nuevas temáticas y modalidades de juego incentivarán su práctica no solo en España, sino en todo el mundo.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo