Método bumping
photo_cameraMétodo bumping

Tendencias

¿Cómo poner frente a los asaltos de vivienda con el método bumping?

El bumping y otros métodos son técnicas sofisticadas que permiten a los delincuentes acceder a un domicilio

Los asaltos y robos a viviendas por métodos tradicionales, como las ganzúas y otros instrumentos poco agresivos, han existido siempre. Pero en los últimos años han aparecido técnicas más peligrosas, como el “bumping” o el “impresioning”, que han tomado un protagonismo creciente y que resultan realmente peligrosas para los hogares.

Desde Cerrajeros Barna 24 horas en Avinguda Portal del Ángel 24, 08002 Barcelona, así como otros actores del sector de la cerrajería y la seguridad, alertan de la necesidad de tomar medidas frente a estas técnicas de asalto.

El bumping y otros métodos son técnicas sofisticadas que permiten a los delincuentes acceder al domicilio de un particular sin causar daños apreciables en la cerradura, de manera casi silenciosa. Esto les facilita cometer delitos pasando prácticamente inadvertidos.

El bumping, la técnica más común, se utiliza principalmente en edificios en altura con un número elevado de viviendas y en los que el anonimato es un elemento que posibilita la actuación de los cacos.

¿Cómo actuar ante el bumping?

El bumping es una técnica de asalto que consiste en la introducción de una llave manipulada en el cilindro de la cerradura de las puertas para que, una vez introducida, esta pueda ser golpeada de forma suave hasta hacer titubear los pistones del cilindro.

Los pistones saltan así de manera simultánea y la llave gira, lo que hace abrir la puerta. La técnica está muy perfeccionada y evita echar mano de instrumentos más voluminosos y que llaman más la atención de los vecinos.

Con el método del bumping, los ladrones, y también los okupas, pueden entrar en pocos segundos en la vivienda, sin necesidad de hacer ruido y generando la sensación de total normalidad entre los vecinos.

La técnica bumping se conoce también como ramping y los delincuentes más experimentados pueden llevarla a cabo en cuestión de segundos, menos de unos minutos. Como decimos, es una técnica muy inteligente porque, al no dañar el cierre de la puerta, de un primer vistazo no es apreciable el intento de asalto.

Para acceder a propiedades utilizando este método se usa una llave bump, que tiene como aspecto diferencial el hecho de no tratarse de una llave común, sino una llave que encaja en la mayoría de las cerraduras, en concreto 7 de cada 10 viviendas en España son susceptibles de ser invadidas con el método bumping.

¿Cómo protegerse ante el bumping?

El mejor modo de hacer frente a estos intentos de asalto es tomar algunas medidas de seguridad y la primera de ellas debe ser instalar un bombín antibumping o un sistema de seguridad. Con estos sistemas, la llave bump es incapaz de abrir la puerta en la mayoría de los casos.

No obstante, las cerraduras antibumping lo que consiguen es dificultar en gran medida los intentos de asalto, pero la seguridad completa no es posible. El delincuente, en caso de querer acceder a la vivienda mediante este método, tardaría mucho tiempo y dedicaría muchos esfuerzos a conseguirlo, lo que alertaría a posibles vecinos.

En el mercado podemos encontrar fabricantes especializados en cilindros antibumping que tiene como objeto mejorar el nivel de seguridad de las puertas. Más allá de eso, los expertos recomiendan instalar puertas acorazadas que incluyen sistemas de seguridad más avanzados.

Pero más allá de estas medidas, una práctica que no incurre a las empresas de cerrajería pero sí a las de seguridad y videovigilancia es la instalación en la vivienda de una alarma de seguridad, para espantar a los posibles ladrones.

Estos sistemas, incluso cuando no están activados, aleja la posibilidad de que la vivienda sufra intentos de robo. Es cierto que suponen un desembolso económico en algunos casos muy alto, pero la seguridad de la vivienda y vivir tranquilos sin someterse a esos riesgos amortiza sobradamente ese gasto.

La conjunción de todas estas medidas, sumadas a un comportamiento responsable en los usos en la vivienda, ayuda a reducir las posibilidades de sufrir un intento de asalto de este tipo. Así, en comunidades de vecinos es aconsejable no abrir la puerta del portal a personas que no estén identificadas. En caso de viajar de vacaciones y abandonar la casa por unos días, no difundir esta noticia y hacerlo saber únicamente a personas de máxima confianza.

Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable