Residencias del Grupo Villamor
photo_cameraResidencias del Grupo Villamor

Tendencias

¿Cómo se adelantaron a las indicaciones del Gobierno las residencias del Grupo Villamor?

Cuando la proactividad es la mayor virtud

Desde el inicio de la pandemia del coronavirus, las residencias de ancianos se convirtieron en uno de los principales focos a los que convenía prestar una especial atención en materia de sanidad y seguridad. Especialmente como consecuencia de la incidencia demostrada por el virus en los sectores poblaciones de mayor edad.

Tal fue la situación vivida en estos centros, que el 25 de marzo fue el propio Gobierno de España el organismo que autorizó la contratación de personal no especializado en los mismos. Con el objetivo de poder aumentar los recursos existentes a la hora de hacer frente a las consecuencias de la enfermedad en estos espacios. Además de llevar a dictar una serie de recomendaciones a la hora de proteger a los más mayores. 

Cuando la proactividad es la mayor virtud

No obstante, en España fueron varios los casos de residencias de ancianos que demostraron una gran rapacidad de reacción a la hora de atajar los posibles problemas que el virus podía tener en sus centros. Es el caso de las residencias de ancianos Grupo Villamor, convertidas en uno de los referentes como consecuencia de su gran proactividad a la hora de buscar nuevas y mejores soluciones. A través de éstas, se consiguió garantizar en todo momento la máxima calidad de vida de todos sus residentes.

Tanto es así que en cuatro de sus centros no se llegó a tener ningún caso de coronavirus. Gracias especialmente a las medidas tomadas por los profesionales de los respectivos centros con el objetivo de poder cuidar de sus ancianos al máximo.

Diego Villamor, responsable del Grupo Villamor, explica que desde el primer momento en el que sus residencias comenzaron a notar una mayor incidencia de personas con sintomatología relacionada con el COVID 19, comenzaron a activar los protocolos propios de la residencia ante todo tipo de sintomatología. Como es el caso de las llamadas al 112, al centro de salud pertinente o, incluso, la evacuación de enfermos a hospitales.

En los centros que se encuentran en Madrid y en Humanes de Guadalajara, una de las medidas preventivas que se llevó a cabo fue el refuerzo de sus plantillas. En ambos centros, se redobló la plantilla de médicos, enfermeros y limpiadores. Conscientes de que la limpieza era un factor clave a la hora de proteger a los ancianos de cualquier posible amenaza vírica. Se ordenó la compra, además, de geles y lejías adecuadas que permitieses lidiar contra la presencia del virus.

Acopio de material durante el mes de febrero

Para todos sus empleados, mucho antes del comienzo de la crisis, durante el 27 y 28 de febrero, Grupo Villamor inició un acopio de material sanitario. Con el objetivo de estar preparados ante una situación que ya se estaba produciendo en países como en Italia, por ejemplo. De esta manera, se pudo proporcionar a todo personal de todos sus centros trajes EPIS, guantes y mascarillas. Esta iniciativa les permitió que todos sus trabajadores estuvieran completamente protegidos desde los momentos previos a la pandemia. Cuidando así de la salud de todas las personas que se encontraban dentro de sus centros. 

Desde ese mismo momento, la junta directiva creó un protocolo de actuación propio que permitiese asegurar la calidad de vida de todos los miembros de sus residencias. En un primer momento se restringió, para a posteriori suprimir, las visitas de los familiares a las residencias.

Por otro lado, también se comenzó con la toma de temperatura diaria a todos los trabajadores y residentes que entraban en la residencia. Tanto por la mañana como por la tarde. En el momento en el que existía algún indicio de coronavirus, se procedía de manera automática al aislamiento.

La prevención, fundamental

Con el objetivo de poder dar un tratamiento uniforme en todas sus residencias, desde Grupo Villamor se ha creado la posición del coordinador médico. Que permite gestionar todos los protocolos y métodos de actuación que convienen llevar a cabo en sus centros. De manera uniforme. De este modo, se puede llevar a cabo un control sanitario con una eficiencia mucho mayor a la que se podía alcanzar hasta este momento. 

Actualmente, se continúa trabajando para llevar a cabo una gran inversión en seguridad, generando la máxima presencia de espacios seguros. Siguiendo el protocolo de residencia segura, que permite proteger a todos los miembros de los centros residenciales al máximo ante cualquier amenaza vírica que pueda surgir o, en el caso del coronavirus, rebrotar. 

Grupo Villamor se ha consolidado durante los meses de pandemia como una de las organizaciones con mayor capacidad para poder garantizar al máximo la calidad de vida y seguridad de todos sus miembros. A través de la implantación de diferentes protocolos de actuación y una gran visión en materia de prevención, ha sido posible proteger al máximo a las personas residentes en sus centros frente a la pandemia a la que nos hemos tenido que enfrentar.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?