Ultra modern kitchen with stainless steel island
photo_cameraUltra modern kitchen with stainless steel island

Tendencias

Cómo diseñar una cocina de lujo. ¿En qué debemos fijarnos?

Analiza bien las posibilidades del espacio

Antes de embarcarte en un proceso de reforma tan grande y complejo como el diseño de tu cocina, piensa bien cuáles son sus fallos y reflexiona sobre si habría alguna forma de hacer el espacio más funcional con algunos pequeños retoques más estéticos que técnicos. Muchas veces las cosas que no nos gustan de una cocina pueden solucionarse con gestos sencillos que requerirán de muy poco esfuerzo y de muy poca inversión por nuestra parte.

Si aún reflexionando consideras que ha llegado el momento de hacer obras en casa para mejorar la cocina y darle un aire más nuevo y más próximo a la idea de la cocina de tus sueños, no te olvides de repasar los siguientes consejos que aporta Docrys & DC Studio para saber de qué cosas no deberías olvidarte.

Analiza bien las posibilidades del espacio

En este punto son varias las cosas que deberemos tener en cuenta para no equivocarnos. La primera es las dimensiones de la cocina y la forma en que está distribuida, es decir, si tiene forma cuadrada, rectangular, si hay alguna columna que obstruya el paso, si nos cabrá una mesa para comer o no…etc. La segunda, que seamos capaces de optimizar el espacio dando utilidad al mismo con una buena capacidad de almacenaje o una buena organización que nos permita tener todo aquello que vayamos necesitando en el día a día al alcance de la mano.Luxurious kitchen with stainless steel appliances in Australian mansion

Elige los colores según la luz y los metros disponibles

Acertar con los colores de la cocina es fundamental para muchas cosas, no solo para acercarnos o alejarnos del estilo que más se ajuste a nuestros gustos y a nuestra personalidad, sino que del color también dependerán cosas tan importantes como la luminosidad. Decimos que algo tiene “vida” cuando se impregna de una buena dosis de luz natural o consigue alegrarnos con sus colores. Elegir el color adecuado dependerá de nuestros gustos, eso está claro, pero tonalidades muy oscuras no serán muy adecuadas si queremos que la cocina de nuestros sueños tenga vida.

Esto no significa que tengas que renunciar al negro si es tu color favorito (que además es un tono muy elegante también para una cocina), sino que deberás en caso de decidirte por él, introducir el color de forma inteligente de manera que solo ocupe el frontal de una pared o que se combine adecuadamente con muebles en tonos blancos para contrarrestar. Decídete por el negro, por ejemplo, si te apasionan las líneas y tendencias modernistas y vanguardistas, y si no nunca olvides que el blanco puede ser el mejor aliado casi para cualquier estilo y combinación: tonos pasteles, vibrantes, empapelados… ¡Imaginación (y estilo) al poder!

Elige paredes y suelos en función del estilo

Cuando pensamos en una cocina nos viene a la mente esa idea tradicional de paredes y suelos embaldosados, pero lo cierto es que el diseño y la decoración han introducido ya nuevos patrones que, aunque puedan resultar a algunos algo desconcertantes, aportan ese estilo que una cocina debe tener para estar acorde con el resto de una casa y también con el espíritu de sus moradores. Por eso ya es muy habitual encontrar cocinas con suelos de madera o con falsos linóleos que imitan bastante bien este material noble. Del mismo modo es habitual en cocinas actuales ver paredes libres de baldosas, incluso empapeladas, cuyo problema de posibles manchas y salpicaduras se solventa utilizando planchas de gresite en la zona de cocinado.

Busca encimeras de materiales resistentes

La encimera es, casi con toda probabilidad, una de las partes más importantes de una cocina. Del hecho de elegirla correctamente dependerá el que una nueva reforma sea algo muy lejano en el tiempo, o que debamos dedicar un porcentaje mucho menor de nuestro tiempo a limpiar y desinfectar. A la hora de elegir la que más se adecúe a tus gustos, no te olvides de consultar con el proveedor aspectos tan importantes como la limpieza, la durabilidad, la resistencia a los impactos y a los cortes, la tolerancia a niveles altos de humedad o a las temperaturas extremas. Podemos encontrar encimeras de granito, de mármol, de cuarzo, de acero inoxidable, laminadas…Si buscamos una buena relación calidad-precio puede que las últimas sean las más recomendables, pero a nivel estético nada como el granito o el cuarzo, ya que el antaño elegido como rey de la elegancia y del estilo, el mármol, es un material demasiado frágil y delicado para la forma en que se viven las cocinas en nuestra actualidad. En cualquier caso ningún material es 100% perfecto, por lo que cada uno deberá pensar qué tipo de garantías le ofrecerá cada material conforme a sus rutinas de vida.Kitchen in luxury home

Inclínate por fregaderos amplios y ergonómicos

No todo el mundo dispone o se inclina por la instalación de un lavavajillas en su cocina, bien por falta de espacio, de presupuesto o de preferencias personales. En cualquier caso, se disponga de lavavajillas o no, es importante pensar bien en cómo querremos que sea la zona de fregadero, ya que ahí se suelen ir acumulando los elementos de la vajilla sucia y aquellos utensilios que nos sirven para cocinar y que es preciso retirar de la zona de trabajo cuando ya no se necesitan. El fregadero no solo sirve en consecuencia para limpiar, sino también para mantener un cierto orden y poder movernos a gusto mientras cocinamos o nos hacemos un café sobre la encimera.

Por tanto, siempre que haya espacio, se recomienda dedicar una buena zona al fregadero en una pieza de dos senos o de uno bien amplia. Los materiales más habituales son el acero inoxidable y la porcelana generalmente blanca, lo que deberemos decidir no solo por su resistencia sino por el nivel de usabilidad que le demos a esta zona de lavado, así como por el estilo del resto de materiales que se vayan a poner en la cocina.

No te olvides del extractor, sea como sea tu cocina

El nivel de salida de humos que tenga una cocina es muy importante, porque no solo puede afectar a la salud, sino también a la estética y a la mejor o peor conservación de los muebles y demás elementos que tengamos en una cocina. Una mala extracción del aire acumulará vapores, manchas y capas de grasa en las paredes y en los muebles, pues al no poder salir el humo a la hora de cocinar termina adhiriéndose a las superficies más cercanas que encuentre. Por eso no pensar ni dedicar el espacio pertinente a un extractor sería un error bastante grave de diseño, que propagaría también olores a veces poco agradables por el resto de estancias de la casa.

Afortunadamente las campanas de extracción ya han evolucionado mucho y pueden camuflarse muy bien en muebles que no rompan la estética del diseño elegido, o enmarcarse orgullosas en el conjunto gracias a figuras modernas y elegantes dignas de la cocina de cualquier chef.

Pon muebles y armarios que maximicen el espacio

Acertar con el diseño es otorgar a cada rincón que tengamos el espacio y los objetos adecuados para nuestro ritmo de vida y para el nivel de uso que hagamos de la cocina. Por eso la elección del mobiliario es tan importante, aunque parezca una de las partes más sencillas de la reforma o construcción de una cocina, porque de ello depende lo cómodos que vayamos a estar cada día y que el hecho de cocinar se convierta en un placer o más bien en una pesadilla.  

Apostar por el aprovechamiento del espacio con muebles altos, una buena zona para colocar la placa de cocinado, una zona de comida y desayuno si se dispone de un espacio amplio y, sobre todo, una buena zona de almacenaje…serán puntos de acierto para dar con la cocina más efectiva y perfecta.

Establece puntos de luz natural y artificial sin miedo

Como ya comentábamos en el tema de los colores, la iluminación y la luminosidad de la cual disponga una cocina puede ser la clave para que sea agradable y resulte bonita a la vista, al margen de sus muebles, de sus adornos y de la calidad de sus electrodomésticos. Sin luz no hay vida, y por eso es muy importante que una buena cocina disponga de algún punto de luz y ventilación natural. Cada vez las cocinas se viven más, y para que esto pueda ser así es imprescindible el encontrarse a gusto y cómodo.

No obstaculices las ventanas con muebles o cortinas oscuras. Apuesta por los visillos o los estores claros e ilumina bien también con puntos de luz artificial la zona central de la cocina, así como algunas adicionales, como la zona en la que se vaya a cocinar o el office dedicado a la mesa o a la barra de desayuno. Y si esto te parece poco o quieres un toque más moderno y chic, no te olvides de incorporar tiras de LED bajo los muebles de la pared o en el interior de las vitrinas. Este tipo de detalles son los que te revelarán como un auténtico “diseñador/a” capaz de hacer las delicias de cualquier visita…

Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?