Atún rojo
photo_cameraAtún rojo

Tendencias

¿Cómo se realiza la levantá de atún rojo en la era post COVID?

Medidas de seguridad en la era post COVID

La vuelta a la normalidad está bastante cerca y prueba de ello, son la gran cantidad de sectores que están retomando la actividad. A pesar de que las empresas se encuentran abriendo de nuevo, es un hecho que la situación ha cambiado. Empresas como la Almadraba de Barbate, en la que participa Ricardo Fuentes, se encuentran tomando medidas de seguridad para cuidar el buen estado de sus trabajadores. En este artículo, vamos a conocer un poco mejor todas estas medidas de seguridad que se encuentra tomando la empresa de Ricardo Fuentes dedicada a la levantá del atún rojo, cuyo buen hacer ha hecho merecedor a Ricardo Fuentes de una gran fama internacional.

Medidas de seguridad en la era post COVID

Para garantizar la seguridad de los trabajadores, además de todo el instrumental con el que cuentan cómo vamos a ver más adelante, también hace falta adoptar medidas que dependen exclusivamente los trabajadores, como es mantener la distancia de seguridad. Manteniendo una distancia de dos metros entre pescador y pescador, resultará mucho más complicado contagiarse, ya que el contacto es prácticamente nulo y también es mayor la distancia que la saliva tendría que recorrer a través del aire.

Por otro lado, la empresa cuenta también con el uso obligatorio de mascarilla. El uso de esta mascarilla está orientado tanto a evitar contagios, como también a provocarlos. Uno de los principales problemas que está presentando el COVID, es que muchas veces se desconoce que una persona lo tiene hasta que muestra síntomas de ello. En este caso, pueden pasar hasta 10 días hasta que se muestren síntomas, si es que se llegan a mostrar, pero sin embargo la persona contagiada puede contagiar al resto de compañeros. Cuando todo el mundo utiliza una mascarilla dentro de la empresa, la posibilidad de contagios se reduce a la mínima expresión, ya que con estas mascarillas especiales se puede mantener el virus a raya.

Por otro lado, y como última medida de seguridad, se llevará a cabo quince días de cuarentena excepcionales para todos aquellos trabajadores del barco que procedan de Japón. Con los viajes al exterior, la posibilidad de contraer el virus aumenta, debido a que se está más en contacto con otras personas y por supuesto se interactúa con más elementos. Para prevenir un posible brote dentro del centro de trabajo, todas aquellas personas que hayan vuelto de Japón deberán de pasar en su casa quince días, sin poder ir al trabajo ni relacionarse con nadie. Evidentemente, esta es una medida que afecta a los compañeros de trabajo, ya que les permite desarrollar la actividad de forma mucho más segura, pero también al trabajador para no contagiar a otras personas de su entorno como pudiera ser su familia.

En definitiva, estas medidas excepcionales tendrán vigor hasta que la crisis del COVID haya sido superada y de momento, suponen una garantía de seguridad extra para todos aquellos que quieran desarrollar su actividad, sin tener miedo a quedar contagiados.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?