Fornite
photo_cameraFornite

Tendencias

Fortnite sigue afianzándose como el gran titán de la industria del videojuego

Un juego en constante evolución

Llegó casi sin hacer ruido, pero, en el mismo momento en el que se lanzó al género "Battle Royale", se convirtió en una bestia imparable. Fortnite, creado por la compañía estadounidense Epic Games, es el líder indiscutible de la industria del videojuego. Con más de 250 millones de jugadores registrados, más del doble que el archipopular Minecraft, este juego gratuito de disparos y construcción se ha convertido en todo un fenómeno de masas que, a día de hoy, no deja de crecer y de crecer.

Un título que nació con unas previsiones muy poco halagüeñas, pero que se revitalizó en el mismo instante en el que incorporó esta modalidad tan competitiva. Lo cierto es que la fórmula de Fortnite es la mar de sencilla: 100 jugadores en un mismo campo de batalla que va reduciendo su tamaño hasta que solo puede quedar uno. Un concepto tan simple como competitivo y adictivo, aunque en esto último entran en juego aspectos como la personalización de los avatares del jugador, las mecánicas de construcción y hasta esos bailes que tanto vemos hacer a los más pequeños de casa.

Son muchos los factores que han llevado a este título a colocarse en la cima, pero seguramente uno de los más importantes ha sido el hecho de que sea totalmente gratuito. No hay que comprarlo para poder disfrutarlo en tu PC, en tu consola, en tu móvil o en tu tablet, ya que se acoge al modelo "Free to Play"; pero sí que incluye una forma de dinero virtual que se puede adquirir con dinero real. Los Pavos son la moneda que alimenta al gigante para hacerlo millonariamente rentable y, aunque existen formas de ganar pavos gratis, el público no duda en invertir parte de sus ahorros en ellos.

Un juego en constante evolución

El hecho de que sea gratuito y se encuentre disponible en una tonelada de plataformas diferentes es posiblemente uno de sus mayores alicientes. Eso, sumado a sus mecánicas tan simples y fáciles de entender termina de construir un círculo retroactivo que acaba envolviendo por completo al jugador y alimentando sus ganas de seguir disputando partidas en la isla de batalla a la que se tira desde un autobús volador (virtualmente).

Pero la auténtica fórmula del éxito de Fortnite no está ahí, sino en dos factores que son la auténtica clave: su capacidad para renovarse cada poco tiempo y sus continuos desafíos, estos sí, escondidos tras un muro de pago llamado Pase de Batalla.

¿Qué hace el Pase de Batalla?

El Pase de Batalla es un complemento que se obtiene tras canjear una cantidad determinada de PaVos, la moneda virtual que se compra con dinero real. A través de él, los usuarios pueden acceder a una serie de retos a superar dentro del juego, repartidos en un total de entre 9 y 10 semanas. Gracias a esto, las partidas adquieren un toque diferente, ya que no solo tienen que encargarse de eliminar a sus rivales y de sobrevivir hasta que el cerco se estrecha al máximo, sino que también deben explorar el terreno para tratar de superar las metas que se les imponen.

Gracias a eso, adquieren nuevas apariencias para sus personajes, consiguiendo así un grado de personalización mucho mayor que el habitual, disponible para los jugadores que no quieren pasar por caja. Además, también se obtienen objetos especiales, bonificaciones e incluso gestos como bailes o burlas para poder realizarlos en cualquier momento de la partida.

Su precio no suele superar los 10 euros, siendo bastante asequible para prácticamente cualquier tipo de jugador. Además, una vez superados los retos y conseguidas todas las recompensas, se ofrece como extra un total de PaVos suficiente para poder comprar otro Pase de Batalla sin tener que pagar con dinero real. Un mecanismo de lo más interesante y, en gran parte, el artífice de la popularidad de este juego y del acercamiento de millones de personas a su concepto.

Por supuesto, gana mucho más interés para los jugadores cuando descubren las formas de obtener esa moneda "in-game" sin tener que pagar nada.

Temporadas, el medio para cambiar el mundo de juego sin cambiar la esencia

El otro pilar principal de Fortnite es el concepto de las temporadas. Su duración, en un alarde de precisión milimétrica para generar ingresos, es la misma que la de los pases de batalla. En cuanto a su concepto, es sencillo: cada nueva temporada implica un cambio de temática y una alteración importante del mundo en el que se juega, modificando el paisaje y detonando incluso eventos que suceden al mismo tiempo en todo el planeta, reuniendo a millones de jugadores que hacen un alto el fuego solo para ver qué sucede.

De este modo, el videojuego va cambiando constantemente, ya que también introduce pequeñas modificaciones de forma semanal, e incluso colaboraciones con otras franquicias para atraer el interés de usuarios ajenos. A lo largo de los últimos meses se han podido ver guiños incluso a series como "Stranger Things", otro fenómeno de masas nacido del streaming de series.

Fortnite reúne unos ingredientes bastante habituales en la industria del videojuego, pero son su constancia y su maestría para dosificar el contenido gratuito y de pago lo que ha hecho que consiga calar en casi 300 millones de personas. Es un monstruo imparable, que amenaza con seguir creciendo durante muchos y muchos años.

Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?