Mascarillas
photo_cameraMascarillas

Tendencias

Grünenthal muestra su ‘cara más humana’ para frenar la pandemia

La Compañía y sus empleados se unen para colaborar en la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud

La pandemia mundial provocada por el virus SARS-CoV2 ha provocado una crisis sanitaria sin precedentes y ha hecho tambalear los sistemas de salud de todo el planeta. En España, las cifras de contagios y fallecimientos han sido muy elevadas y las medidas de contención establecidas por las autoridades sanitarias para frenar la expansión del virus han cambiado nuestra vida por completo.

Sin embargo, dentro de esta vorágine, la sociedad española también ha podido comprobar su capacidad solidaria en general y la de algunas compañías del sector sanitario en particular. Este es el caso de Grünenthal España, que ha apostado por contribuir de manera directa a la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud, tan frágil en estos momentos, a través de diferentes iniciativas coordinadas en el proyecto: “La cara más humana de Grünenthal”.Mascasrillas Grünenthal

Este proyecto ha sido posible, según su directora de Recursos Humanos y Comunicación Corporativa, Rosa Moreno, gracias a la colaboración de todos y cada uno de los empleados de la compañía: “Siempre hemos estado orgullosos del talento y la humanidad de nuestros empleados, pero la forma en que todos se han volcado para dar lo mejor de cada uno, en su área de conocimiento, ha sido abrumadora. Nos sentimos muy orgullosos de tener un equipo con tan alta capacidad solidaria y enorme sentido de la responsabilidad”.

Bajo el paraguas de esta iniciativa, se han puesto en marcha ayudas tan valiosas como la bonificación del cien por cien de la compra de medicamento hospitalario de Grünenthal desde el pasado mes de abril y durante cuatro meses, en función de su consumo histórico, una medida que supone una aportación total al Sistema Nacional de Salud estimada en 500.000€.

Asimismo, en los momentos más críticos de esta pandemia, Grünenthal donó 4.000 mascarillas FFP2 a los servicios de anestesiología y dolor de 20 hospitales de las zonas más afectadas de todo el territorio nacional (200 por hospital).image2

Por su parte, los empleados de Grünenthal quisieron formar parte también de la solución de esta pandemia y han donado de manera individual alrededor de 5.000€ a proyectos relacionados con mejoras sanitarias de Cruz Roja, así como con la Federación de Bancos de Alimentos de España.

Pero esto no ha sido todo, y algunos empleados han emprendido acciones también solidarias y totalmente espontáneas; como una exposición de fotografía para recaudar fondos para comprar mascarillas, la confección de cintas de pelo y gorros de quirófano con botones donde poder sujetar las mascarillas, evitando así las molestias que sufren nuestros profesionales detrás de las orejas por llevarlas durante un largo periodo de tiempo, así como la confección de mascarillas para donar a los residentes de los geriátricos de Navarra. “Son pequeños gestos pero que demuestran el gran corazón y la enorme sensibilidad de nuestros profesionales y sus familias, que también aportan su granito de arena contra la pandemia. Es un verdadero orgullo contar con un equipo humano tan solidario”, ha destacado Rosa Moreno.

Más recientemente, y acercándonos poco a poco a una "nueva normalidad", Grünenthal ha colaborado con la Sociedad Española del Dolor para entregar un termómetro digital y un pulsioxímetro a las unidades de dolor de nuestro país, tanto públicas como privadas. Unos elementos que les son imprescindibles para la actual gestión sanitaria y de los que la mayoría no dispone en este momento.

Pero su contribución no ha sido solo económica, los empleados han puesto a disposición del SNS también su tiempo y sus recursos, ofreciendo un servicio a profesionales de la salud con el que les ayuda a acceder a la información científica sobre COVID-19 que necesiten en cada momento.

El espíritu de Grünenthal también se ha reflejado en un apoyo incondicional a los profesionales sanitarios de nuestro país que están demostrado su entrega y profesionalidad, y que son los verdaderos héroes de esta pandemia. Por ello, Grünenthal lanzó su campaña #JuntosDueleMenos a la que le ha seguido una nueva ola,Uni2 en el manejo del dolor crónico”, “con la que queremos mostrar nuestra empatía, cercanía y solidaridad con los profesionales sanitarios, aportándoles contenidos de valor”, ha señalado Rosa Moreno. Por este motivo, Grünenthal incluye encuentros para compartir experiencias clínicas, contenidos científicos de valor añadido y herramientas clínicas útiles para abordar necesidades de médicos y pacientes.Rosa Moreno

En cuanto a actividades dirigidas a pacientes, Grünenthal ha sido también consciente y sensible a las especiales dificultades de las personas que sufren dolor, por lo que ha organizado una serie de webinars con psicólogos especialistas en dolor, para ayudarles a conseguir una adecuada gestión del mismo en periodo de confinamiento.

Garantizar la normalidad

Desde el inicio de la pandemia, salvaguardar la salud y el bienestar de nuestros empleados y de la sociedad en general ha sido una de nuestras prioridades. Por eso, desde el pasado 13 de marzo  todas las personas que trabajan en Grünenthal lo hacen desde sus casas, siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias, pero la separación física no ha hecho mella en la unión del equipo, según su directora de RR.HH.: “Es curioso cómo en este momento nos sentimos más cerca unos de otros, compartiendo con nuestros compañeros nuestras vivencias y sentimientos. La tecnología nos ha ayudado a apoyarnos en momentos difíciles y nos ha permitido mantener reuniones de Compañía con las que hemos informado con transparencia las decisiones que hemos ido tomando en cada momento”.

Sin embargo, la situación no ha sido fácil y algunas personas que trabajan en Grünenthal lo han pasado mal. Por ello, “habilitamos una servicio gratuito de atención psicológica online para nuestros trabajadores y trabajadoras, que me consta ha supuesto un gran apoyo para quienes, por sus particulares circunstancia, estaban sufriendo de manera especial en el confinamiento”, señala Rosa Moreno.

Conscientes también de que la situación personal de cada empleado es diferente, hemos planteado ya un retorno al trabajo en oficina totalmente voluntario, alterno y escalonado, y que cumple con las recomendaciones realizadas por nuestra central, Farmaindustria y las autoridades sanitarias nacionales y regionales.

Por otro lado, la compañía ha centrado sus esfuerzos durante esta crisis en garantizar la cadena de suministros para los pacientes. Para Rosa Moreno la garantía de suministros a los pacientes es una muestra más de la capacidad del equipo de profesionales que forman parte de Grünenthal,  que es capaz de anticiparse a los problemas. Moreno concluye: “esta situación de excepcionalidad obligó a tomar medidas excepcionales que en nuestro caso fueron posibles debido a un equipo humano que supo estar a la altura desde el primer momento, demostrando su gran capacidad y esfuerzo para ir más allá de sus responsabilidades”.

Compañías como Grünenthal han facilitado, a través de numerosas iniciativas solidarias, el mantenimiento de la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud en un momento crucial y han demostrado su gran capacidad de trabajo en equipo, un lema que Grünenthal defiende con firmeza.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable