Halloween en España
photo_cameraHalloween en España

Tendencias

Halloween, una fiesta cada vez más integrada en toda España

Cada año, cuando llega el final del mes de octubre observamos que mucha gente alza la voz para hablar mal de las tradiciones importadas. Especialmente en las redes sociales, ese espacio que se ha convertido en un lugar donde soltar improperios casi sin consecuencias, y donde a diario se falta al respeto a miles de usuarios, Halloween es demonizado, por tratarse de una celebración no local.

La pregunta es, ¿por qué ese sentimiento de desprecio hacia una celebración que, en cierto modo, comparte mucho con las tradiciones más locales de los Días de los Difuntos y todos los Santos?

Las protestas legítimas y las que no lo son tanto

No obstante, hay quien puede considerar que este desplazamiento que está suponiendo celebrar Halloween del modo más anglosajón, más americanizado, está provocando que se pierdan ciertas tradiciones más localistas.

España sigue siendo un país muy católico y es costumbre que en estos días, los cementerios de todos los pueblos y ciudades se engalanen. Hacer una visita a las tumbas de los seres queridos, llevar flores y recordarlos es una muestra más de que no caen en el olvido, y eso sigue siendo muy bonito.

Los que cada año atacan las celebraciones de Halloween achacan que esta "americanización" de estos días va a conseguir hacer desaparecer estas tradiciones que se conservan desde hace siglos en España.

En cualquier caso, no es menos cierto que ambas formas de celebración pueden convivir, la tradición más sobria y más asociada a la religión católica, y la más festiva y alegre como es el Halloween anglosajón.

Quizás, en un punto medio se sitúan en México, donde la muerte es casi un sentimiento de devoción, la cultura por la muerte es un sentimiento muy profundo y cuando llegan estos días viven intensos momentos de fiesta y algarabía.

Halloween para los más pequeños

Ante esta situación, la cuestión resultante es, ¿hay que apoyar las celebraciones de Halloween? ¿debemos luchar por conservar nuestras tradiciones? Ambas preguntas tienen por respuesta contundente un sí.

No debe haber nada de reprochable en participar en estas actividades relacionadas con Halloween. Para los niños, estos días son cada vez más esperados, pues es una forma de disrutar, divertirse y celebrar.

Además, es una forma de acercarse a mundos tan ocultos como la muerte y la oscuridad de un modo divertido. Los niños comen gominolas, se disfrazan, hacen dulces caseros, ¿qué más pueden pedir?

El disfraz halloween es, quizás, el elemento más característico de esta celebración. A diferencia de la creencia más local, en los lugares de origen de estas fiestas, no todos los disfraces guardan relación con la oscuridad, el terror o la muerte, sino que cada participante puede comprar el atuendo que más le plazca.

A poco más de un mes de que llegue esta celebración, si aún no has pensado qué disfraz es el más apropiado, en la web tiendas.com puedes comparar precios y visualizar diferentes ofertas sobre productos de Halloween y otras categorías.

El origen de los disfraces en Halloween

Pero, ¿por qué nos disfrazamos en Halloween? La costumbre de disfrazarse en Halloween, la víspera de la noche de Todos los Santos, tiene raíces celtas y anglosajonas. Hace cientos de años, las noches de invierno representaban una amenaza par mucha gente.

La oscuridad provocaba mucho miedo y la creencia era que los muertos cobraban vida esta noche, convirtiéndose en fantasmas, momias, brujas (la película Coco trata sobre este tema y el modo de celebrar la Noche de Muertos en México). Así, las personas que no podían quedarse encerrados en casa toda la noche utilizaban máscaras, capuchas y disfraces para despistar a los fantasmas.

Con el paso de los siglos, Halloween es ya un evento festivo y un momento único en el año para dejar volar la imaginación a través de los disfraces.

Halloween y el carnaval

Algo que sí genera malestar en los defensores de otras fiestas es la capacidad de penetración de estas tradiciones, digamos, importadas. Si al final Halloween no va a ser más que un modo de celebrar con amigos y familiares y donde el principal protagonista es el disfraz para burlarse de la muerte y los malos augurios, ¿por qué no disfrazarnos igualmente en carnavales?

En España centenares de pueblos y ciudades cuentan con carnavales muy asentados, que son de interés turístico importante, hasta el punto de convertirse en la gran fiesta de estos territorios. Pero están también otros pueblos en los que un grupo de aficionados a esta fiesta intentan potenciar el carnaval, no siempre logrando el éxito que desearían.

Es cuando se preguntan, ¿por qué la gente se disfraza para Halloween y no lo hace durante carnavales, cuando el carnaval es una celebración más "patria"?

Parece difícil luchar contra Halloween, y un poco inútil, pues es una fiesta cada vez más integrada en nuestro país. El camino podría ser el de hacer convivir esta fiesta importada con las tradiciones más populares y luchar porque no se pierda ninguna forma de celebración tradicional pues, al fin y al cabo, es una muestra más de cultura popular.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable