Higiene de los colchones
photo_cameraHigiene de los colchones

Tendencias

Higiene de los colchones en tiempos de COVID-19

Mantener los colchones limpios

El virus SARS-COV-2 ha conmocionado al mundo por las consecuencias que ha traído la enfermedad que produce: COVID-19. Es tan fácil contagiarse de este virus, que cada vez hay que ser más rigurosos con las medidas higiénicas. Por ejemplo, es de suma importancia mantener una adecuada higiene de los colchones, para evitar la propagación de este virus.

Mantener los colchones limpios

Los muebles, sofás y colchones que están hechos en material textil son un entorno predilecto de los ácaros. De ahí que limpiarlos con asiduidad sea recomendable. No obstante, hay un peligro que acecha en la actualidad y del cual hay que cuidarse aún más de este: la COVID-19.

Para lograr eliminar el agente que causa esta enfermedad es importante limpiar y desinfectar las superficies de manera continua. Ambos procedimientos son necesarios para remover y eliminar estos microorganismos. Por eso, hay que limpiar colchón y luego desinfectarlos si es posible. Esto es aún más importante si hay un enfermo de COVID-19 que esté siendo atendido en casa.

Limpieza de la cama de un enfermo con COVID-19

En la cama se acumulan muchos fluidos del cuerpo, mucho más si la persona está enferma. Por eso, antes de comenzar a limpiar la habitación es necesario quitar toda la lencería de cama. Lo más adecuado es que se envuelva en el centro, así se evita el esparcir partículas en forma de aerosol. Esta ropa debe meterse en una bolsa plástica, para ser llevada hasta el lugar donde se lavará.

La cama se podrá desinfectar con una dilución de cloro y agua en relación 1:100; es decir, 99 % de agua y 1 % de cloro. Ahora bien, si hay restos de fluidos corporales en la cama, será necesario desinfectar de manera más minuciosa. Para esto, quizás sea adecuado usar hipoclorito de sodio en 15 partes más 100 % de agua. Se friega el forro del colchón con esta solución y se deja por espacio de 10 minutos.

Por otro lado, la ropa de la cama debe ser lavada con el detergente común, preferiblemente con agua en temperaturas alrededor de 60 o 90 grados ⁰C. Es importante que la persona que realice la limpieza se proteja de manera adecuada, con guantes, mascarillas y de ser posible, lentes de seguridad.

Formas caseras para limpiar un colchón

Por supuesto, estas medidas no deberían hacerse únicamente por causa de la enfermedad. Los colchones pueden convertirse en hábitat de miles de microorganismos que pueden causar desde enfermedades respiratorios hasta dermatológicas. Por eso, conviene saber cómo limpiarlos con productos que tengas a mano en casa.

Los expertos hacen la recomendación que el colchón se cambie después de una década de uso. Sin embargo, muchos duran más tiempo si se realiza el mantenimiento adecuado. El mantenimiento implica limpiarlos una vez durante el mes, por ambos lados. Si surge una mancha, eliminarla inmediatamente. Además, darle vuelta al colchón periódicamente, quizás cada 3 meses.

También es recomendable airear la habitación todos los días, por lo menos dos horas. Cada semana es apropiado cambiar la lencería de cama y mensualmente implementar la limpieza de la cama. Por eso, a continuación se muestran algunas formas caseras de mantener la higiene de tu colchón:

Detergente común líquido

Aunque parezca obvio, una de las mejores opciones para limpiar los colchones es usar el detergente común, preferiblemente líquido. Con un paño húmedo y rociado con esta solución detergente, puedes dejar casi como nuevo tu colchón.

Mezcla con bicarbonato

Nadie puede negar el efecto limpiador del bicarbonato para diversas superficies, y el colchón no es la excepción. Con este producto se puede acabar con las zonas de humedad en la cama, quitar malos olores o eliminar bacterias y ácaros. Una de las ventajas es que este polvo resulta económico y sus resultados son bastante exitosos.

Vinagre

El vinagre común de cocina puede ser efectivo para hacer una limpieza adecuada y constante del colchón. Quita manchas y olores, y no hay que preocuparse por que el fuerte olor de este producto se impregne. En pocas horas tu colchón quedará como nuevo.

Agua con limón

Para acabar con manchas de sudor, orina o vómito, una solución de agua con limón puede sacarte de apuro. Tanto su preparación como su aplicación son simples, y seguramente tienes a mano los ingredientes.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?