Microinjerto
photo_camera Microinjerto

Tendencias

Aumento de injertos capilares en España

Los injertos capilares, una técnica en auge en España

Si estás pensando en hacerte un injerto capilar en España te damos una serie de claves que te permitan ver que no es preciso irte fuera de nuestras fronteras para someterte a una intervención así.

¿A qué llamamos injerto capilar?

Antes de nada vamos a aclarar qué se entiende por injerto capilar y en qué consisten. Pues bien, los injertos capilares se dan mediante un proceso que requiere anestesia local y que dura entre 6 y 10 horas. La duración variará en función de la técnica que se emplee y de la cantidad de unidades foliculares que se deben implantar. A la hora de hacer dicho injerto también influyen otros factores como la calidad y la cantidad del cabello y la zona en la que está ubicado.

Los injertos capilares, una técnica en auge en España

Cada vez son mas las personas que deciden quedarse a España para someterse a este tipo de  intervenciones y, en la actualidad, ya puede hablar de un verdadero auge en este tipo de intervenciones. Se calcula que alrededor de 10.000 personas viajan cada año hasta Turquía para realizarse un tratamiento de estas características, una cifra que va a la baja en los últimos meses gracias al despegue de las clínicas españolas especializadas en estos tratamientos y la competitividad que muestran ofreciendo precios muy similares a los de Turquía.

Por ello, según datos ofrecidos por los propios especialistas, en España se ha logrado duplicar en los últimos doce meses el número de clientes que decide ir hasta un centro español a hacerse un injerto de este tipo, ya que el precio de este tipo de interveciones en nuestro país ya ni siquiera llega a los 2.000 euros. 

La equiparación de precios, una realidad

Con estas tarifas queda claro que la equiparación de precios respecto a los centros de injertos capilares de Turquía es toda una realidad. Si se hace una comparación del coste medio que tiene una intervención así en la actualidad con el que tenía hacerlo en España hace unos años se puede entender que los viajes a Turquía de los españoles para someterse a estas operaciones esté disminuyendo de manera drástica. Y es que si hace unos años, estos injertos aquí tenían un coste medio cercano a los 9.000 euros, frente a los 3.000 que costaba en Turquía lo cierto es que ahora el precio sí es competitivo, algo que ha sido posible gracias a la especialización evidente de los profesionales y al desarrollo de técnicas verdaderamente eficaces.

Ganar en comodidad

Una de las ventajas más evidentes de someterse a estas intervenciones sin salir de España es la comodidad que ello supone al no tener que realizar el viaje, con el esfuerzo y el tiempo que ello conlleva. Además, tras someterse al implante surge la necesidad de hacer, por parte del especialista, un cierto seguimiento y esto se vuelve sumamente difícil si uno se marcha hasta Turquía a hacerse el injerto de pelo. Si tienes cualquier duda o surge algún contratiempo y has sido sometido al injerto en tu ciudad o un trasplante capilar en Madrid solo tienes que llamar o desplazarte hasta la clínica pero esto se hace sumamente difícil si tienes que ir a Turquía a revistar cómo va el proceso.

En España está la mejor tecnología

Más allá de los precios competitivos que España ya es capaz de ofrecer, además también cuenta ya con la mejor tecnología para hacer este tipo de injertos capilares. Las clínicas en nuestro país han hecho un verdadero esfuerzo a modo de inversión para poder así aplicar las técnicas más sofisticadas y ser competitivos en todos los sentidos: pudiendo disfrutar ya de las técnicas más sencillas de hacer y que ofrecen mejores resultados.

En la actualidad la técnica que cuenta con un mayor porcentaje de éxito es la conocida bajo las siglas de FUE, Follicular Unit Extraction, y es una técnica que se da mediante injertos capilares en los que se extraen unidades foliculares de una zona para insertarlas en la zona que se desee del propio donante. De este modo, todos los injertos se hacen de manera individual, multiplicando las opciones de éxito de la propia técnica en sí misma. Y todo ello sin dejar prácticamente cicatriz o marca alguna tras la intervención. La recuperación se da en cuestión de horas. Esto es posible gracia la mejor medicina capilar.

El vídeo del día

Arrimadas valora la armonización fiscal propuesta por ERC.
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable