Juegos.
photo_camera Juegos.

Tendencias

Juguear nos explica los beneficios de los juguetes educativos

Las habilidades de los pequeños se desarrollan y perfeccionan al tiempo que ellos crecen

Durante la infancia, los juguetes tienen un papel clave en el desarrollo de las habilidades físicas y mentales de nuestros pequeños. La amplia variedad de juegos que podemos encontrar en la actualidad abarca cualesquiera que sean las aptitudes que queremos potenciar y desarrollar en los bebés y en los niños.

Las habilidades de los pequeños se desarrollan y perfeccionan al tiempo que ellos crecen. Por lo que es muy importante que los juguetes se ajusten a la edad de los niños para que, tal desarrollo, sea efectivo y se complemente de manera divertida.

En el caso de los juguetes educativos, los niños aprenden divirtiéndose al tiempo que desarrollan sus capacidades mentales y adquieren conocimientos de forma efectiva. Constituyen todo un estímulo con el que poner a pruebas sus habilidades y los animarán a interesarse por temas como el conocimiento del entorno e, incluso, en edades más avanzadas, a interesarse por las materias que impartirán en la escuela, allanándoles el camino de cara a su etapa escolar.

En ocasiones, tendemos a pensar que los juguetes únicamente cumplen una función lúdica y de entretenimiento, sin embargo y, tal y como hemos adelantado, no solo les brindarán diversión sino, también, mucho conocimiento y desarrollo tanto cognitivo como motriz. Por su importancia, hemos redactado este post en el que os detallamos los beneficios de los juguetes educativos a la hora de desarrollar ciertas habilidades.

Habilidades cognitivas

Las cognitivas son todas aquellas habilidades relacionadas con el procesamiento de la información, la memoria, la atención, la percepción e incluso la creatividad y el pensamiento abstracto.

Como vemos, se trata de aptitudes cuyo desarrollo es vital de cara al futuro del pequeñoy que, por ello, su estimulación ha de comenzar cuanto antes en la vida de tu bebé. En Juguear encontrarás juguetes educativos destinados a potenciar tales habilidades, desde los 0 años en adelante, y que fomentarán el desarrollo intelectual, la capacidad de observación y de concentración, así como la imaginación y las capacidades creativas y emotivas.

Habilidades sociales

La adquisición de habilidades sociales ayudará a tu hijo a hacer nuevos amigos, relacionarse de manera efectiva con su entorno, aprender de los demás, así como desarrollar nuevos intereses y aficiones.

Además, como nos recuerdan desde Juguear, estos juguetes favorecen la capacidad de expresar las emocionesnecesidades y comportarse de forma asertiva, una de las formas de comportamiento que, en la adultez, es de las más necesarias y, también, de las que más escasean. Enseñar a nuestros pequeños a través de los juguetes a expresar sus propias opiniones de manera sincera, amable, abierta y adecuada es una de las mejores aptitudes que pueden adquirir y que le servirá enormemente para desenvolverse en todas las etapas de su vida.

Habilidades motoras

Las habilidades motoras son aquellas relacionadas con las extremidades. Podemos distinguir entre la motricidad fina, vinculada a las manos, y la motricidad gruesa, aquella que se corresponde al funcionamiento y uso de las piernas.

 

La motricidad fina es una de las primeras en potenciarse. Juguetes encajables, marionetas, sonajeros o cualquier otro juego para el que necesite usar las manos le ayudarán enormemente en el perfeccionamiento de la motricidad fina.

La estimulación y desarrollo de la motricidad gruesa se concentra en juguetes de edades más avanzadas, cuando los niños pueden montar en triciclo o bicicleta. El movimiento de las extremidades y músculos del cuerpo del niño le ayudarán a controlarlos y a coordinarlos de forma adecuada.

Habilidades sensoriales

Las habilidades sensoriales se constituyen como canales de información que llegan a nuestro cerebro a través de los sentidos. La vista, el olfato, el tacto y el gusto, aportan información del mundo que nos rodea y que nosotros hemos de interpretar de forma correcta.

Desde la más tierna infancia de los pequeños es importante que comiencen a reconocer su entorno. Familiarizarse con formas, colores, texturas y todo tipo de objetos que capten su atención y supongan un estímulo visual, serán vitales en su desarrollo de las habilidades sensoriales.

La estimulación sensorial provoca una reacción cerebral, en la que estimulamos ambos hemisferios del cerebro. Por lo que no solo potenciaremos los sentidos antes mencionados si no, también, se afinarán el sentido común y el sentido de la intuición, así como otras herramientas sensoriales de gran importancia para garantizar un futuro mejor para nuestros pequeños.

Desarrollo de la creatividad

La creatividad es una de las formas de pensamiento que menos se estimulan una vez los niños comienzan su etapa escolar. Los juguetes que desarrollan la creatividad de los pequeños resultan de vital importancia, pues les ayudan a expresar sus ideas y sentimientos.

Además, tal y como nos recuerdan desde Juguear, la creatividad se encuentra vinculada a la autoestima, pues es concebida como una forma de expresión totalmente libre de su personalidad, de sus gustos y de sus emociones.

Todos aquellos juguetes en los que los pequeños tengan que crear, inventar o imaginar situaciones, serán ideales para estimular al máximo su creatividad.

Autoestima

La idoneidad entre el juguete y la edad de los pequeños cobra pleno significado a la hora de potenciar la autoestima de los niños. Los retos alcanzables que presentan los juguetes, una vez superados por los pequeños, suponen un gran refuerzo de su autoestima y confianza en sí mismos.

Por ello, es de vital importancia que los niños se sientan capaces de cumplir los objetivos para contribuir a su bienestar y autoestima. Por otro lado, sentir que consigue superar pruebas y retos, le estimulará para continuar aprendiendo y resolviendo pruebas o enigmas acerca de temas vinculados con la historia, las matemáticas…

“Es importante que los padres se encuentren presentes en la consecución de logros de los pequeños y que, dichos logros, sean reforzados y aplaudidos por estos, fortaleciendo, todavía más, la confianza de los niños”, afirman desde Juguear.

El juego es una parte inherente del ser humano y se encuentra repleto de posibilidades educativas y pedagógicas de vital importancia para el desarrollo y el bienestar de los pequeños. El hecho de jugar, para un niño, supone toda una explosión sus sentidos, favoreciendo un desarrollo integral de sus capacidades mentales y físicas.

Además, aspectos menos tratados durante la etapa escolar, pero de vital importancia en el bienestar y felicidad de los niños, como las emociones, la creatividad o la empatía pueden desarrollarse y potenciarse de la mano de estos juguetes pedagógicos.

Gobierno y oposición difieren en su postura sobre la visita del emérito

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?