Formatear Windows 10
photo_cameraFormatear Windows 10

Tendencias

Métodos para formatear Windows 10 y recuperar tu SO

Aprende a formatear USB para garantizar su limpieza y funcionamiento

Vamos a descubrir todos los métodos posibles a la hora de formatear Windows 10, consiguiendo así recuperar el sistema operativo y devolver el dispositivo a un estado que podríamos denominar como de fábrica, garantizando que está libre de virus y con un funcionamiento completamente optimizado. Además, también aprenderemos a formatear tu USB para que saques partido a este dispositivo durante el proceso.

Todas las alternativas para formatear Windows 10

Windows 10 es, a día de hoy, el sistema operativo más utilizado en todo el mundo debido a que se encuentra instalado en la mayoría de ordenadores, de ahí que nos centremos en Formatear windows 10 en lugar de otros sistemas operativos.

Esto se debe a su sencillez y polivalencia, pero con el uso y el paso del tiempo, es habitual que vayamos observando fallos, errores o incluso un funcionamiento más lento de nuestro ordenador, de manera que la forma más rápida y efectiva de conseguir que vuelva de nuevo a garantizar la máxima velocidad y un funcionamiento óptimo es a través del formateo.

Básicamente lo que vamos a hacer es restaurar por completo el sistema operativo Windows 10, y para ello existen diferentes procesos que vais a poder seguir a través del tutorial que os hemos enlazado un poco más arriba, pero antes de decantaros por cada uno de ellos, vamos a hacer un breve resumen para que conozcáis mejor sus ventajas e inconvenientes.

Todas las formas de formatear Windows 10:

Restablecer el sistema operativo: esta sería la primera opción y la más rápida de todas ellas, ya que básicamente lo que vamos a hacer es reinstalar por completo el sistema operativo desde cero, pero conservando los archivos. Es decir, cuando vuelvas a iniciar el equipo, seguirás teniendo tus programas instalados así como los archivos que hayas guardado en el disco duro.

Formatear Windows 10 desde el SO: este proceso sería similar al anterior pero en esta ocasión se eliminaría absolutamente todo, incluyendo los programas que tuvieses instalados y por supuesto también todos los archivos, por lo que el ordenador quedaría como si lo acabases de comprar.

Formatear Windows 10 desde un dispositivo externo: se trataría del mismo proceso que en el caso anterior, es decir, vamos a restaurar a su estado original el equipo, como si nadie lo hubiese utilizado antes, pero esta alternativa está especialmente pensada para cuando se ha producido algún error que nos impide utilizar la anterior o incluso directamente no podemos iniciar el sistema operativo.

Recuerda que, independientemente de la alternativa que hayas elegido para formatear el sistema operativo Windows 10, antes de nada deberás realizar una copia de seguridad de toda la información que tengas en tu equipo, ya que incluso aunque solo reestablezcamos el sistema operativo y conservemos los archivos, cualquier pequeño error nos puede llevar a perder algo que queríamos conservar.

Por esa razón, siempre antes de realizar cualquier tipo de proceso como formatear el sistema operativo, es importante una copia de seguridad completa.

Aprende a formatear USB para garantizar su limpieza y funcionamiento

También es muy importante aprender a Formatear USB, ya que estamos hablando de un tipo de dispositivo que es muy útil tanto para llevar archivos con nosotros como para intercambiarlos entre diferentes dispositivos, y por supuesto también para formatear Windows 10 cuando no podemos iniciar sesión.

El problema es que, con el paso del tiempo, vamos añadiendo y eliminando archivos de su interior, de manera que tarde o temprano esto hará que su funcionamiento no sea todo lo óptimo que debería, o incluso albergue algún tipo de virus, el cual puede ser silencioso y lo estaríamos extendiendo a todos los ordenadores y dispositivos en los que conectásemos este lápiz de memoria.

Por ello, os dejamos este enlace donde os explicamos paso por paso cómo vais a poder formatear un lápiz de memoria, eligiendo el formato más adecuado en función de su uso y garantizando que lo devolveréis al estado original de fábrica.

Tal y como podéis observar, formatear Windows 10 es un proceso muy sencillo, ya que tenemos varias alternativas entre las que elegir, y todas ellas siguen un patrón muy básico y, cumpliendo con los pasos, nos permitirán resolver cualquier tipo de problema a nivel de software que tengamos con nuestro equipo.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?