Joe Biden. Presidente 46º de los Estados Unidos
photo_camera Joe Biden. Presidente 46º de los Estados Unidos

Tendencias

Hartos, miles de trabajadores tecnológicos indios, abandonan el sueño americano

Miles de ingenieros indios están regresando a su país por las dificultades que EE.UU. representa

Durante cinco años, Arif Durrani vivió el sueño indio americano.

Recién emigrado de la India a los EE.UU., Arif trabajó para Amazon y obtuvo una nómina mensual de seis dígitos a los 20 años

Vivía en un apartamento en el centro de Seattle, uno de los barrios más caros y exclusivos, con ventanas desde el suelo al techo que permitían disfrutar de las vistas de una preciosa ensenada que desembocaba en el Océano Pacífico. 

Los fines de semana, hacían excursiones en los innumerables bosques que rodean Seattle o se reunían con amigos en la azotea de su exclusivo rascacielos, se entretenían con juegos de mesa mientras comían y bebían en la amplia terraza que estaba equipada con grandes pantallas de televisión y chimeneas que cobraban vida pulsando la pantalla táctil.

Sin embargo, esta primavera, Arif, ingeniero de software que trabajaba para el equipo Alexa de Amazon, se despidió de su idilio estadounidense y viajó de regreso a India, haciendo una migración inversa que es cada vez más común entre los indios de su generación. 

Muchos de los que se repatrían son atraídos por miles de empresas emergentes en la India que está atrayendo un capital sin precedentes tanto de firmas de capital de riesgo como de capital privado y se ve impulsada por un mercado creciente de startups.

Pero sobre todo están desencantados con lo que perciben como el panorama de inmigración sombrío y sin esperanza de Estados Unidos, donde los tiempos de espera para obtener las tarjetas de residencia son extremadamente largos y complejos y los límites para el lanzamiento de nuevas empresas para los recién llegados son cada vez más restrictivos.

Las salidas de personas como Arif son un claro indicador de un cambio social amplio, acelerado por la pandemia de Covid-19: una gran renuncia de Inmigrantes que hace que sea cada vez más difícil para las empresas de tecnología reclutar y retener talentos nacidos en el extranjero. 

“Esta es la principal amenaza para Estados Unidos ahora”, afirman inequívocamente desde empresas de capital riesgo americano.  "Ciertamente en EE.UU no nacen odas las personas más inteligentes del mundo, pero es cierto que durante mucho tiempo las personas más inteligentes emigraban a los Estados Unidos". Perder personas técnicamente competentes, dicen, “es terrible para la competitividad estadounidense”.

 

Su temor es que EE.UU. pierda la destreza innovadora de los fundadores de nuevas empresas como el recién graduado del Instituto de Tecnología de Georgia, Angad Daryani, quien creó Praan , una empresa en la que ha invertido el fondo de Cone que busca utilizar tecnología punta para abordar la contaminación del aire.

Cone conoció a Praan la primavera pasada, cuando la compañía estaba en soporte vital. “La cuenta bancaria de la empresa estaba vacía”, dijo Daryani. “Estaba tomando prestado de mi familia” para mantener a flote a Praan.

Después de dos reuniones a través de Zoom, Social Impact Capital de Cone se comprometió a darle a Praan un millón de dólares. “Queríamos actuar rápido ya que él no merecía en absoluto que su compañía muriera”, dijo Cone.

La India: crecimiento exponencial de Unicornios

Cuarenta y tres unicornios se crearon en India en 2021 en comparación con nueve en 2020, según el proveedor de datos Refinitiv. 

Por segunda vez en los últimos seis trimestres, las inversiones totales de capital de riesgo en India superaron a las de China en el tercer trimestre de 2021, con 16.200 millones de dólares inundando el espacio de inicio indio en comparación con 12.000 millones de dólares en China, según Crunchbase. 

"La inversión de capital de riesgo podría crecer aún más" en el cuarto trimestre, predijo KPMG, particularmente en tecnología de consumo, tecnología financiera y tecnología educativa, entre otras áreas.

Perdida de negocio y migración a Canadá

La salida de los inmigrantes indios, que a menudo se concentran en sectores de TI altamente competitivos, no solo perjudica a las industrias en las que trabajan sino que también tiene un efecto dominó muy negativo en otras partes de la economía, como la atención médica y los servicios financieros

A medida que algunas de estas personas se mudan y el grupo de personas innovadoras disminuye surgen otros centros geográficos de innovación en su lugar.

El surgimiento de Vancouver, Columbia Británica en Canadá como un centro de innovación es el resultado de las estrictas políticas de inmigración de EE.UU.

El efecto del Covid-19

Para muchos inmigrantes, la pandemia de Covid-19 cambió las reglas del juego, ha alterado los patrones de trabajo y ha incrementado el sentimiento de gran distancia que los separa de sus familias y de su cultura.

En un momento, no hace mucho, el encanto de Estados Unidos y su interminable lista de oportunidades podrían haber sido suficientes para superar cualquier sentimiento de soledad y ansiedad por la separación de sus países de origen.

En las décadas posteriores al presidente Lyndon B. Johnson marcó el comienzo de la inmigración basada en habilidades con la firma de la Ley Hart-Celler de 1965, los jóvenes indios acudieron en masa a los EE. UU. para estudiar y luego se quedaron, ganando sus barras y estrellas con tarjetas verdes amén de la ciudadanía.

Entre ellos se encuentran, por ejemplo,  el capitalista de riesgo Vinod Khosla, Sundar Pichai de Alphabet, Satya Nadella de Microsoft, Arvind Krishna de IBM y, más recientemente, Parag Agrawal de Twitter.

El número de nuevas patentes a la baja

Los inmigrantes representaron el 16% de todos los inventores estadounidenses desde 1976 hasta 2012, según consta en un informe elaborado por la Universidad de Stanford. 

Pero también representaron el 23 % de la innovación total, ya que “el inmigrante promedio es sustancialmente más productivo que el inventor promedio nacido en los Estados Unidos”.

Capital de Sillicon Valley entrando en la India

La realidad es el sólido interés en India, un inversionista de riesgo, Hemant Mohapatra, socio de Lightspeed Venture Partners en India que se repatrió allí después de 15 años en los EE. UU., organizó un seminario web titulado "Come Home and Build" en el verano de 2020.

“De vez en cuando, todos los meses, me avisan: 'Quiero volver'”, dijo Mohapatra. El alcance no sorprende. “Hay mucho capital de Silicon Valley entrando a la India en este momento”.

Largas colas para obtener permisos de residencia

Pero las largas esperas para las tarjetas verdes, las famosas "green cards" han oscurecido la promesa que alguna vez ofreció Estados UnidosEste fenómeno se destacó en un informe del Instituto Cato de 2020 que señaló que los solicitantes patrocinados por empleadores indios se enfrentan en la actualidad a una espera de ocho décadas, 80 años, para obtener las tarjetas verdes. El informe calculó que casi 200.000 personas morirán antes de que teóricamente lleguen a obtener el mencionado permiso de residencia.

Las visas H-1B permiten que compañías como Amazon empleen temporalmente a trabajadores extranjeros en ciertas áreas y facilitan el camino para patrocinar tarjetas de residencia para inmigrantes. 

Alrededor del 75% de todas las visas H-1B aprobadas en el año 2020 fueron para indios, según Statista. 

Pero la cantidad de titulares de visas H-1B que tienen trabajos de alta tecnología se redujo el año pasado en el mayor porcentaje en una década, en parte debido a las restricciones de visas relacionadas con la pandemia. 

Los trabajadores extranjeros de ingeniería y matemáticas con visas H-1B cayeron un 12,6% en el año fiscal que finalizó en septiembre de 2021 en comparación con el año anterior, según fuentes del Ministerio de Trabajo de EE.UU.

Panorama sombrío en EE.UU.

Durante julio a septiembre del 2021 el PIB de Estados Unidos registró un valor de 19.465 miles de millones de dólares, lo que supuso un modesto incremento del 2% en comparación intertrimestral. Esto significó un avance inferior a las expectativas del mercado, que proyectaban al menos un 4.7% de crecimiento.

Adicionalmente, este avance también implicó un freno importante respecto del crecimiento de 6.7% que registró el trimestre previo. 

Según las fuentes consultadas en el Departamento del Tesoro de Estados Unidos su economía se mantiene presionada por la pandemia, el consumo privado y problemas en la cadena de suministro global, además las TI decrecen su PIB y es el primer trimestre desde 2000, fecha de la explosion de la burbuja tecnológica que el PIB en las TI es negativo, sin duda el efecto de la salida de conocimiento indio ha colaborado en este decrecimiento.

La economía mundial se mantiene presionada por diversos factores coyunturales, al tiempo que las proyecciones de recuperación total de la crisis Covid-19 se aplazan. Es pues un escenario sombrío que no tiene solución a corto plazo y que está influyendo negativamente a que EE.UU. deje de ser la primera potencia mundial que un día fue.

Primeras imágenes del rey emérito Juan Carlos I al llegar a España

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable