Cuidar de los ancianos
photo_cameraCuidar de los ancianos

Tendencias

La importancia de tener una persona al cuidado de tus mayores

¿Por qué es tan importante tener a alguien para el cuidado a tus mayores?

Cuando llega el momento de tratar un tema tan importante como el cuidado de mayores, hay varios factores a tener en cuenta. Evidentemente, uno de los principales es pensar en quién va cuidarlos.

Aunque, según las circunstancias y la necesidad, hay alternativas como las residencias de ancianos, hay otras soluciones. Por ejemplo, recurrir a los servicios de una empleada de hogar interna, quien presta sus servicios durante 24 horas, o de un cuidador que acuda durante momentos puntuales del día o en las ocasiones en las que la familia no pueda hacerse cargo. El cuidado de ancianos no es solamente ayudarles en lo que necesiten, también es proporcionarles compañía. Aunque no haya ningún problema de salud importante, la soledad es una de las principales causas de la pérdida de movilidad y de capacidad cognitiva.

¿Por qué es tan importante tener a alguien para el cuidado a tus mayores?

Por mucho que quieras, es prácticamente imposible que estés pendiente de tus mayores en todo momento. Y no solo porque necesites tiempo para ocuparte de otros aspectos de tu vida. También es muy aconsejable que los familiares cuenten con momentos para despejarse.

En lugares como las residencias de ancianos, los horarios están muy establecidos y la flexibilidad es prácticamente nula. Esto afecta al contacto de los familiares con sus seres queridos, pues, debido a la incompatibilidad de horarios, es posible que incluso haya muchos días en que ni siquiera pudierais ir a verlo. Y no solo eso, para las personas mayores también significa un cambio muy brusco no tener la libertad de disponer del tiempo a su manera.

No tener que abandonar su entorno y el hogar donde vive es algo que influye muy positivamente en el ánimo de las personas mayores.  

Y no solo los horarios, el presupuesto también puede gestionarse mucho mejor contando con un cuidador. Puedes elegir contar con sus servicios solamente durante un determinado número de horas o momentos puntuales si es más conveniente para tu economía.

Todas las necesidades de tus mayores cubiertas

Con una cuidadora interna, además, se genera una relación de confianza y amistad con el anciano al que atiende. La atención también es mucho más personalizada. En una residencia de ancianos, como es lógico, son muchas las personas que deben ser atendidas y el tiempo dedicado no puede ser el mismo.

Además de acompañar a los mayores y atender sus necesidades, los cuidadores están capacitados para ocuparse de más cosas. Estas son algunas de las principales:

Pueden preparar la comida, utilizando los alimentos recomendados; elaborar el menú y dárselo si lo precisan.

Se encargan de solicitar las citas médicas, les acompañan a estas y van a por los medicamentos que se receten a la farmacia.

Están capacitados para ocuparse del aseo personal de la persona que es cuidada, con total profesionalidad y respeto. Pueden ducharlos o llevarlos al baño si se precisa.

Tienen un total control de las necesidades básicas como ocuparse de que beban el agua recomendada o de que tomen la medicación a las horas y en las dosis indicadas.

De ser necesario, pueden ocuparse de la limpieza y las tareas de la casa.

Contar con los servicios de un auxiliar puede ser una gran ayuda y puede evitar, en muchos casos, el tener que plantearse otras alternativas como el ingreso de los mayores en una residencia de ancianos.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?