Placas solares fotovoltaicas para empresas
photo_cameraPlacas solares fotovoltaicas para empresas

Tendencias

Placas solares fotovoltaicas para empresas

El uso de placas solares permite ahorrar hasta un 40% en la factura de la luz de una empresa

La sociedad está tendiendo hacia las energías renovables y su principal motor económico, las empresas, no pueden eludir esta realidad. La instalación de nuevos sistemas sostenibles como placas solares fotovoltaicas es una demanda creciente entre el mundo empresarial, que ven aquí grandes beneficios económicos y medioambientales, así como una decisión para adaptarse a los cánones que marcan los ciudadanos. 

El uso de placas solares permite ahorrar hasta un 40% en la factura de la luz de una empresa, por lo que la inversión inicial se amortiza en cuestión de meses. El consumo de energía es mucho mayor en el ámbito laboral, independientemente del tipo de trabajo, ya que el uso de luz es ininterrumpido durante un periodo de hasta doce horas. Por ello es recomendable buscar fórmulas alternativas y la instalación de placas fotovoltaicas puede ser una buena decisión. Son renovables y consumen mucho menos que los sistemas tradicionales, de manera que el ahorro en la factura se percibe desde el primer día.

Los sectores que pueden obtener grandes beneficios de este cambio son diversos. En el mundo agrícola se utiliza mucha maquinaría y requiere de una importante infraestructura, por lo que las ventajas se visibilizan inmediatamente y la inversión puede rentabilizarse en un corto espacio de tiempo. A nivel industrial también se obtienen beneficios rápidamente. Hay fábricas que funcionan las 24 horas del día y tienen un consumo muy elevado. La instalación de placas solares reduce notablemente este consumo y por tanto disminuye los niveles de gasto económico.

Otro de los valores que aportan la instalación de energías renovables en el lugar de trabajo es el social. El interés por un consumo sostenible es cada vez mayor entre la sociedad europea. Los ciudadanos se interesan por el medio ambiente y tratan, dentro de sus posibilidades, de buscar fórmulas para reducir la contaminación y, si es posible, ahorrar gastos mensuales. Las empresas que apuestan por las energías renovables son muy bien vistas por los ciudadanos, que tienden a consumir aquellos productos sostenibles o en ciertos establecimientos que han invertido en sostenibilidad. Para una empresa, realizar esta apuesta puede significar también una gran campaña de publicidad positiva que refuerce la imagen de marca y atraiga a nuevos clientes.  

Una transición hacia un sistema de energía solar también revaloriza la empresa. La tendencia hacia sistemas renovables es imparable. Los gobiernos buscan incentivos mediante ayudas fiscales para animar a los ciudadanos a decantarse por estos sistemas a la vez que se penaliza la contaminación. Dentro de unos años, muchas de las herramientas que utilizamos diariamente como el transporte o los electrodomésticos funcionarán con energías renovables. Una inversión ahora puede suponer grandes beneficios en el futuro para el empresario, mientras siga funcionando su empresa con un notable ahorro en la factura de la luz, así como cuando llegue el momento de querer traspasarla. La inversión en placas fotovoltaicas ya estará hecha, por lo que el futuro comprador se evitará este gasto. Ello repercutirá en un mayor valor de la empresa, que valdrá más dinero en el mercado.

Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes