Plagas
photo_cameraPlagas

Tendencias

Las plagas, los peligros que acecha la sobrepoblación descontrolada de animales

¿Qué peligros conllevan las plagas y qué problemas de salud se pueden derivar de estos fenómenos?

La lucha contra las plagas es algo que ha vivido el ser humano desde tiempos inmemoriales. Ya en la Biblia se habla de las 10 plagas de Egipto, sucesos que carecen de fundamento científico pero que tras de sí, y con el conocimiento científico de la actualidad, se podrían explicar atendiendo a fenómenos naturales.

En cualquier caso, la sola aparición de estos sucesos en un documento escrito tan relevante como la Biblia ya muestra la preocupación que ha manifestado el ser humano siempre por estos fenómenos. Incluso hoy en día, con todos los avances científicos, tecnológicos y de la medicina, siguen sin poderse evitar al 100% determinadas plagas. Algunas de ellas, de hecho, no dejan de extenderse más y más sobre espacios urbanos y rurales que habitamos.

¿Qué peligros conllevan las plagas y qué problemas de salud se pueden derivar de estos fenómenos?

Los problemas más graves asociados a la presencia de plagas derivan de los patógenos que transportan, que son microorganismos como bacterias y hongos causantes de enfermedades y alergias que van a tener como consecuencia la afección de la salud, tanto a nivel humano como a nivel ambiental: flora y fauna.

Por otra parte, las plagas generan también daños materiales en las estructuras de los edificios, en el mobiliario urbano, en los campos de cultivo. Estos peligros acaban afectando a la integridad física y a la solvencia económica, porque algunas plagas pueden tener como consecuencia la ruina económica, especialmente en el ámbito rural.

Existen numerosas plagas a nivel urbano y rural que son problemáticas para la salud e higiene ambiental del ser humano. No todas ellas son causantes o portadoras de enfermedades de manera directa, pero siempre existe cierta relación que se manifiesta tarde o temprano.

Es importante señalar que la presencia de un solo individuo de una de las especies que provocan plagas, que no es más que el crecimiento incontrolado de esa especie, no es indicativo de una plaga. Para que la población de determinadas especies sea considerada como plaga deben ocurrir algunos hitos: la presencia masificada de individuos de la especie en cuestión, avistamiento masivo de estas especies, daños materiales, empeoramiento de las condiciones de higiene, etc.

Existen muchos ejemplos de plagas que pueden causar daños materiales y a la salud. En el ámbito urbano público las palomas, los roedores e insectos como las cucarachas, las chinches o las avispas son buenos ejemplos de ello. En el ámbito doméstico o público pero que afecta a la salud de los edificios es importante controlar la presencia de carcomas y termitas, entre otras muchas especies.

¿Cómo poner freno a una situación de este tipo?

El mejor modo de enfrentarse a una plaga es evitar la colonización de la vivienda, el campo de cultivo, el edificio público en cuestión o la zona de trabajo. Para ello existen pautas básicas que son muy efectivas para casi todas las plagas: restricción de alimento, restricción de agua y tapar las vías de acceso.

Para evitar que animales indeseados entren en la vivienda o la zona de trabajo es importante no dejar zonas sucias con restos de alimentos o basuras sin tapar. El agua y la humedad son factores por los que se establecen las plagas en los hogares, de modo que es fundamental que no haya rincones húmedos ni poco accesibles para evitar las acumulaciones de agua.

Otro consejo es usar ventanas y puertas mosquiteras, faldones protectores en las puertas y revisar de manera periódica los puntos de agua, de luz y otros posibles accesos desde el exterior, que estén siempre tapados y sellados. Por último, es recomendable que las cajas que vengan de otros lugares sean revisadas meticulosamente antes de introducirlas en la vivienda o el lugar de trabajo.

Si habiéndose llevado a cabo todas estas medidas siguen existiendo plagas en el hogar, lo más aconsejable es contactar con una empresa de control de plagas especializada y autorizada que realice una diagnosis correcta y ponga en marcha los procedimientos y protocolos adecuados para eliminar la plaga.

Un ejemplo es A Tu Salud Ambiental, empresa especializada en estos temas tanto a nivel doméstico como industrial y que tiene como objetivo mantener el control de plagas en Albacete y alrededores.

Aunque en todos los sectores, garantizar la salubridad es imprescindible, en algunos de ellos como el sanitario, la industria alimentaria, la hostelería o el sector público, el control se hace incluso más importante. Esta empresa de control de plagas está capacitada y autorizada para realizar tomas de muestras para el análisis de agua, alimentos y superficies para el control y la prevención de Legionella y otros muchos servicios.

En el ámbito rural, aunque es menos sencillo controlar la superpoblación de animales y la presencia de plagas, existen también métodos que ayudan a reducir las consecuencias derivadas de estos fenómenos. En los cultivos son comunes las plagas de procesionaria, topilllos o ratas.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?