Una persona a punto de pisar una cucaracha.
photo_camera Una persona a punto de pisar una cucaracha.

Tendencias

Los problemas que causan las plagas de cucarachas y termitas

La plagas suponen un problema para la salud, ya que animales como las ratas pueden transmitir enfermedades

Los veranos cada vez más calurosos favorecen la aparición de plagas en malaga, un auténtico problema tanto para la habitabilidad de una vivienda como para la imagen de cara al público de un negocio. Muchos hosteleros han de sufrir el problema de las cucarachas, que al cobijo del calor de las máquinas y motores de los frigoríficos en invierno, en verano, se extienden por todo el mobiliario aprovechando las altas temperatruras propiciandose una rápida reproducción, siendo muy complicado eliminar cucarachas de una forma efectiva. Lo más habitual es utilizar productos de uso común que solucionan de manera temporal el problema, cualquier insecticida en spray o trampas que no atajan la problemática. En un negocio de cara al público, es un inconveniente de primer orden.

Algo parecido ocurre con otro tipo de insectos muy habituales, las termitas. Estos xilófagos atacan cualquier elemento de madera, destruyendo por completo su estructura si no se ataja el problema. Las termitas pueden destruir un inmueble en cuestión de meses. Y a la pregunta de como eliminar las termitas hay que responder con la misma respuesta que con las cucarachas, con fumigadores profesionales.

El grave daño que causan las plagas

Las plagas suponen un inconveniente en cualquier circunstancia. En primer lugar, porque se trata de animales molestos y que causan repulsión. Segundo, porque pueden poner nuestro negocio en riesgo. ¿Quién desea entrar a un establecimiento en el que hay cucarachas? Tercero, suponen un problema para la salud, ya que animales como las ratas pueden transmitir enfermedades. Y en último lugar, porque pueden destruir nuestro patrimonio. Las termitas acaban con la madera si no se les ponen freno, y tienen especial predilección por aquellas maderas que tienen un cierto grado de humedad.  

Las ratas son uno de los enemigos con los que nos encontramos, generalmente en casas de campo o en la red de alcantarillado como es habitual en ciudades. Una desratizacion en malaga puede conseguir que los roedores desaparezcan y que sea mucho más difícil que vuelvan. Animales como las ratas destruyen el cableado eléctrico, ya que su potente dentadura es capaz de acabar con plásticos y abrirse camino allá donde haga falta. Además, son animales prolíficos y que se extienden con rapidez, generando camadas sucesivas que crecen con más celeridad de la que podamos imaginar. Son un enemigo que debemos combatir con profesionalidad, evitando soluciones que no den el resultado esperado.

De una empresa profesional de control de plagas pueden esperarse varias cosas. Una de ellas es la efectividad, es decir, que cuente con los medios humanos y técnicos para solucionar el problema con el que se encuentra el cliente. seguidamente, se espera que los productos que se emplean en la erradicación de plagas tengan un impacto bajo sobre las personas, otros animales y el medio ambiente. Los biocidas han de encontrarse autorizados por el organismo competente, en este caso, la Junta de Andalucía.

Independientemente de que se trate de un particular, una gran empresa o un ayuntamiento, los Técnicos de control de plagas ponen sus esfuerzos en erradicar la problemática causada por animales como las cucarachas, ratas, pulgas, termitas o chinches. Conseguir un entorno saludable en el que no haya indeseables que puedan causar enfermedades o dar una mala imagen, es el objetivo de la empresa encargada de realizar el exterminio. Se trata de una inversión bien realizada, muchísimo más efectiva que cualquier otra que podamos emplear y sin riesgos para la salud.

Si eres propietario de un negocio o de una nave industrial, piensa en los inconvenientes que pueden llegar a causar las plagas. Desde una mala imagen, hasta la destrucción del género que podamos almacenar. Por ejemplo, los roedores contaminan a través de la orina y excrementos mucho mas de lo que destruyen. 

Pero si hay un lugar en el que es inadmisible encontrarse con infestaciones de parásitos o de roedores son los que tienen orientación hacia la salud. Una clínica dental, una consulta o un laboratorio no pueden tener cucarachas o ratones. Desgraciadamente, y aunque se tratase de un hecho puntual, la mala imagen que se proporciona es máxima, además del evidente riesgo para la salud. Si a eso le sumamos el riesgo de la mala publicidad por el boca a boca, tenemos la ecuación perfecta para que ese negocio sufra pérdidas económicas.

No conviene perder el tiempo y, además de atajar el problema cuando aparezca, realizar una tarea de mantenimiento o preventiva siempre es la mejor de las medidas para evitar estos inconvenientes. No conviene tampoco relajarse con la llegada del otoño y la bajada de temperaturas, estos animales siempre pueden estar ahí y esperar cualquier oportunidad para volver a reproducirse. No permitas que tu negocio se ponga en riesgo y pon la solución antes de que aparezca el problema. La tranquilidad de tu hogar, tienda o industria está por encima de todo.

 

Tom Holland y Mark Wahlberg protagonizan Uncharted

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?