TFG y TFM
photo_camera TFG y TFM

Tendencias

Problemas sobre los TFG y TFM: consejos para solucionarlos

El plagio y la dispersión, enemigos de los estudiantes

El Trabajo de Fin de Grado (TFG) y el Trabajo de Fin de Máster (TFM) representan dos de los requisitos ineludibles de los estudiantes que quieren obtener, precisamente, las titulaciones correspondientes. Realizado en el último tramo de una carrera muy larga, para muchos estudiantes representa también el primer trabajo de investigación profunda que realizarán y, con ello, surgen los problemas.

El plagio y la dispersión, enemigos de los estudiantes

Sin duda alguna, el plagio representa el principal vicio que se puede cometer cuando se realizan trabajos de investigación de esta envergadura y, sobre todo, de la trascendencia que tiene, ya que son necesarios para poder obtener la titulación, sin excepciones.

Plagiar un Trabajo de Fin de Grado o de Fin de Máster, significa que se han utilizado recursos o contenidos de otros trabajos de investigación, de terceras personas, sin establecer citas y colocando ese material como información propia. Y aunque pueda parecer un aspecto aislado, se estima que hasta un 33% de los estudiantes universitarios han cometido este error en los trabajos de investigación que afrontan en sus años de carrera, por lo que se evidencia un problema grave, que requiere por ello, soluciones drásticas.

Pero no sólo el plagio es el camino elegido por los estudiantes, que todo sea dicho, no entienden todavía por dónde deben comenzar con el TFG o TFM, ya que se trata de un requisito que se ha incluido recientemente, y para el que no existe tampoco mucha asesoría de los tutores asignados dentro de la universidad -a menos que se obtenga a través de academias de pago-, lo que lleva a hacer proyectos de fin de grado de mala calidad, dispersos, sin la profundidad necesaria, o sencillamente, a abandonar la tarea de presentar y defender la tesis ante un tribunal universitario para obtener la titulación correspondiente.

¿Qué se puede hacer?

Consejos sobre el Trabajo de Fin de Grado

El Trabajo de Fin de Grado se presenta en el último tramo de la carrera universitaria, sin importar cuál sea la misma. Es una obligación, y de él dependerá que la persona pueda obtener o no la titulación, necesaria desde luego, para conseguir mejores puestos de trabajo y todo lo que con ello se asocia.

La falta de tiempo, de preparación previa, ya que muy pocos estudiantes conocen la metodología de investigación de cada universidad, las normas de presentación de estos proyectos, y prácticamente ninguno de ellos habrá realizado un trabajo de investigación antes de éste; y la falta de tiempo de los tutores, crea las condiciones perfectas para que los trabajos tengan muy mala calidad o sencillamente no se realicen.

No en vano muchos optan por comprar TFG en academias que se encargan, más que nada, del acompañamiento de los estudiantes, que ante la falta de tiempo, de preparación y de acompañamiento por parte de los tutores de sus universidades, deciden presentar un Trabajo de Fin de Grado con la calidad suficiente para calificar ante el jurado evaluador.

Más allá de eso, que vendría a ser el camino corto, existen muchos consejos para que el Trabajo de Fin de Grado no se convierta en una carga pesada y en un sufrimiento para su correcta realización:

Enfoque en un tema concreto: hay muchos temas sobre los que se podría hablar en un TFG, pero es necesario enfocarse en uno concreto. Y si es sencillo, mucho mejor, puesto que facilitará su realización posterior, la búsqueda de fuentes, la inserción de información tras las correcciones que realizarán los tutores, y la aprobación es posible que sea más sencilla -sobre todo si los tutores asignados por la propia universidad también son especialistas del tema elegido-. Cuanto más sencillo y claro sea el tema, para no favorecer a la dispersión y a la parálisis por análisis, mejor para el estudiante.

La rueda ya está inventada: ser vanguardista e innovador no va de la mano con ser feliz realizando este tipo de proyectos. De hecho, es angustiante para la mayoría de los estudiantes, porque se enfrentan a la escasez de información útil y a la falta de acompañamiento de tutores que tengan los conocimientos para ello. La rueda ya ha sido inventada, y eso no significa que se deba cometer plagio en algún momento.

Originalidad, el primer requisito: de hecho, figurará en las normas para la publicación y calificación de un Trabajo de Fin de Grado. Siempre que se trate de ser original y responsable con el uso de las fuentes de información de terceros -en proporciones saludables-, las posibilidades de éxito serán buenas.

Consejos sobre el TFM, o Trabajo de Fin de Máster

Y si en el caso del Trabajo de Fin de Grado algunos estudiantes -no por falta de capacidades, sino por falta de tiempo y preparación para un abordaje correcto- delegan parcialmente esa función en profesionales que puedan ayudarles con las tareas más críticas, en el caso de los másters, el hecho de comprar TFM puede estar incluso más justificado, porque se tratan de trabajos de investigación que tienen un nivel de exigencia mucho mayor al que tienen los trabajos de una carrera universitaria normal.

La razón está en el estatus de la titulación buscada, todos los estudios de postgrado tienen exigencias muy elevadas y el trabajo final es la confirmación con creces de esa regla. Aunque ya la mayoría de los estudiantes habrá pasado por un trabajo de grado anterior, la carga laboral y familiar que suelen tener -es meritorio recordar que los alumnos de un máster, por lo general, ya tienen un trabajo y responsabilidades personales y familiares que demandan mucho tiempo- les hace ser conscientes de que para tener éxito en la prueba final, sin tener que acarrear más gastos y sobre todo más tiempo en la realización del Trabajo de Fin de Máster, la decisión más habitual es buscar la ayuda de un servicio que realmente se enfoca en ayudar de forma individual y con una dedicación absoluta en cada uno de los pasos para la realización de esta clase de trabajos, tanto TFG como TFM, que pueden ir desde la misma presentación del borrador y la elección del tema, hasta la ayuda con las correcciones y las modificaciones, para que el tema del trabajo y el trabajo mismo se adapten a lo que desea la universidad en la que se presentará.

El vídeo del día

El PIB sube un 2,8% en el segundo trimestre
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?