placas solares, fotovoltaicas, instaladas en una vivienda particular
photo_camera placas solares, fotovoltaicas, instaladas en una vivienda particular

Tendencias

¿Qué es el autoconsumo solar y para qué sirve?

El autoconsumo solar es una manera de producir energía eléctrica tanto para el consumo personal en la vivienda, tanto individual como compartido. También aplica para el consumo empresarial. En el caso del autoabastecimiento fotovoltaico solar, autoconsumo solar, la energía se genera mediante placas solares.

Aprovechar la energía solar es una opción cada vez más común, ya que la tendencia es migrar hacia una energía verde, sin la necesidad de explotar los recursos naturales no renovables como el carbón o petróleo.

La solución es muy popular en España, puesto que en nuestro país contamos con aproximadamente 300 días de sol de 365, lo que significa una producción de energía casi ininterrumpida a lo largo del año. Es cada vez más frecuente encontrar placas solares para casas en todo el territorio español. 

Los paneles solares convierten la energía inagotable del sol en energía eléctrica que abastece las necesidades eléctricas propias tanto a nivel residencial como industrial. Incluso se puede almacenar la energía que no se consume consiguiendo una notable rebaja en la factura eléctrica.

Además, España tiene una irradiación solar alta, lo que significa que la capacidad de producción es superior comparado con otras zonas de Europa, por ejemplo Alemania o Holanda, donde el autoconsumo residencial tiene mucha mayor penetración que en España, a pesar de tener muchas menos horas de sol.

Tipos de autoconsumo solar

Existen varios tipos de autoconsumo solar, dependiendo de la ubicación donde está instalado el sistema o de si está conectado a la red eléctrica o no.

Residencial conectado o aislado

El autoconsumo residencial se divide en autoconsumo conectado a la red o desconectado (también conocido como aislado).

También podemos hablar de autoconsumo con o sin excedentes vertidos a la red.

En el caso del autoconsumo conectado a la red, la instalación dispone de dos conexiones: una al sistema eléctrico de la vivienda y otra a la red de distribución, propiedad de una compañía eléctrica.

El autoconsumo aislado, por otro lado, supone la desconexión total de la red de distribución. Esta segunda opción implica que, de no contar con baterías o almacenamiento de energía, la vivienda no tendrá energía eléctrica.

Con frecuencia  las baterías no son suficientes y en estos casos se deberá contar con un generador eléctrico. Todo esto supone mayor inversión para el cliente y mayor riesgo para el cliente de quedarse sin electricidad, frente a quedarse conectado a la red.

¿Y qué pasa con el excedente de energía producido en estas dos situaciones?

En el caso del autoconsumo conectado la energía se puede verter a la red, obteniendo una compensación por los excedentes. Si la instalación es aislada, la energía se puede almacenar en baterías y el dueño de la misma puede disponer de ella en cualquier momento.

Dependiendo de las necesidades y qué busca cada propietario de vivienda, se puede optar por una u otra.

Eso sí, hay que tener en cuenta que en periodos de baja producción fotovoltaica, la energía almacenada puede no ser suficiente para el abastecimiento de la casa. Es por ello que recomendamos mantener la vivienda conectada a la red eléctrica.

También se puede optar por una instalación conectada sin compensación de excedentes, no obstante esta opción no ayuda a maximizar la rentabilidad del sistema.

Autoconsumo individual o compartido

Si hablamos de tipos de instalaciones de autoabastecimiento también cabe mencionar que estas pueden ser para uso individual o para uso compartido.

El autoconsumo compartido, como indica también su nombre, es cuando a la misma instalación están conectadas varias viviendas o una comunidad de vecinos.

Este tipo de instalaciones son menos comunes puesto que la medición del consumo de cada vivienda resulta complicada.

En las comunidades de vecinos donde hay un sistema instalado, se suele usar para zonas comunes como los pasillos del edificio, garajes o motores para la piscina.Por otro lado, el autoconsumo individual es el que abastece las viviendas unifamiliares.

Industrial o para empresas

Esta forma de generación de energía no se limita solo a residencias. El autoconsumo industrial es una opción que consideran más y más empresas. El funcionamiento de las mismas no varía y, al igual que en el caso del residencial, las empresas se benefician de ahorros en las facturas.

Las instalaciones fotovoltaicas para empresas se diferencian de las residenciales principalmente por:

  • El tamaño que suele ser mucho superior
  • El consumo energético
  • Las horas en las cuales se consume energía, que suele ser en horarios de día, a diferencia de una residencia donde se crean patrones del consumo de energía a lo largo del día.

¿Qué permisos necesito para instalar placas solares?

El total de permisos que una persona física o jurídica debe solicitar para realizar una instalación de autoconsumo solar depende del tipo de instalación.

Por ejemplo, las instalaciones sin excedentes no requieren de permisos de acceso y conexión, mientras las que vierten las electricidad a la red sí lo necesitan.

¿Quién me puede ayudar en un proyecto de autoconsumo?

Una de las empresas pioneras en este tipo de proyectos es Univergy Solar. Es un grupo empresarial líder en el sector de las Energías Renovables. Ofrecen servicio de Autoconsumo residencial e industrial a toda España y aplican su amplia experiencia internacional al mercado local del autoconsumo.

La empresa fue fundada por Ignacio Blanco, que siempre estuvo vinculado al sector de las energías renovables y que siempre pensó en la Energía Solar y Eólica como la energía del futuro. Emigró a Japón para poder desarrollara su negocio hasta que el mercado español estuviera preparado para este tipo de energías.

La compañía comenzó su actividad en 2012, estableciendo sus sedes principales en Tokio y Madrid. Desde su creación, ha experimentado un crecimiento muy significativo y se ha posicionado como desarrollador global de proyectos sostenibles, estableciendo oficinas en países de todo el mundo, con presencia comercial en prácticamente todos los continentes.

En la actualidad, el grupo cuenta con actividad empresarial en Alemania, India, Indonesia, Bangladesh, Vietnam, Filipinas, Taiwán, Sri Lanka, Colombia, México, Panamá, Argentina, España, Corea, Australia, Estados Unidos, Países Bajos, Francia y Egipto, países en los que desarrolla una cartera de proyectos de más de 10,9 GW en total.

Están especialmente orientados hacia el desarrollo y construcción de grandes plantas de Energía Solar y Eólica, además, emplean sus amplios conocimientos del sector en la realización de instalaciones de placas de energía solar fotovoltaica para autoconsumo solar tanto residencial como industrial.

Han extendido su modelo de negocio añadiendo la nueva división de Hidrógeno Verde que permite sustituir el uso de combustibles fósiles por una fuente de energía renovable.

Santiago Abascal: “Cada día que pasa este Gobierno merece ser censurado con más rotundidad”

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable